Menú

Bermúdez de Castro ejerce ya de portavoz por petición de Moncloa

Los diputados esperan que Rajoy tome una decisión lo antes posible, pero de momento no hay elegido. Bermúdez de Castro ejerce ya de portavoz.

1
Los diputados esperan que Rajoy tome una decisión lo antes posible, pero de momento no hay elegido. Bermúdez de Castro ejerce ya de portavoz.
Alonso y Sáenz de Santamaría, en una imagen de archivo.

Las imágenes hablaban por si solas. De un lado, el secretario general del grupo parlamentario popular, José Antonio Bermúdez de Castro, ejerciendo ya de portavoz ante las cámaras de televisión por orden expresa de Moncloa; de otro, el secretario de estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón, evitando las declaraciones en la firma de un convenio en el Congreso, junto al presidente Jesús Posada. A los dos nombres en la terna para ocupar la portavocía del PP, se les suma un tercero, menos probable aunque se ve con posibilidades, el actual portavoz adjunto del GPP, Rafael Hernando.

"La situación ha cambiado", dicen a LD fuentes parlamentarias. Si esta misma mañana Ayllón parecía ser el elegido del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para suceder a Alfonso Alonso en la dirección parlamentaria del PP, los acontecimientos parecen haber inclinado la balanza en favor del perfil negociador e institucional de Bermúdez de Castro, que cuenta en su haber con acuerdos tan fructíferos como el pacto de la Ley Electoral y la Ley de Partidos con el PSOE de Alfredo Pérez Rubalcaba en 2010, o el recorte de los privilegios parlamentarios como las llamadas pensiones de oro de los diputados en el mismo año, o el acuerdo sobre los viajes parlamentarios en el curso presente.

Cuando este jueves, tras el registro de Pedro Sánchez de su iniciativa de creación de una ponencia parlamentaria para reformar la Constitución, el PP anunciaba la comparecencia de Bermúdez ante las cámaras para responder a Sánchez de forma improvisada, había dos novedades en un gesto pensado de cara a la galería. Primero, la necesidad de responder a un líder del PSOE a quien nunca da replica el grupo popular en sus peticiones de reforma constitucional. Y segundo, en la convocatoria de última hora de quien ya ejercía de portavoz parlamentario, tanto en el fondo, como en la forma.

En la intrahistoria, una llamada del Palacio de La Moncloa solicitándole al protagonista realizar esas declaraciones en las que no pidió nada porque dos del PP en el Congreso nunca ha aspirado a tal cargo. "Es un grupo parlamentario que cuenta con magníficos diputados, muchos de los cuales pueden asumir perfectamente la portavocía. Es algo que debe de proponer el presidente del grupo, Mariano Rajoy, que nos conoce a todos, y estoy convencido de que acertará. Lo tiempos los sabrá medir convenientemente y acertará".

"¿A usted le gustarí­a?", le preguntaba este diario. "Yo estoy desempeñando una labor muy importante, de la que me siento muy honrado. Para mí es un honor ser secretario general del grupo y espero estar realizando satisfactoriamente". Sobre si le han ofrecido el puesto y lo ha rechazado, esbozó un tímido "no" con el que dice la verdad. A Bermúdez de Castro no se lo ha propuesto el presidente del Gobierno… todavía.

Frente a lo evidente de su nuevo halo de portavoz, el que hasta ahora lideraba el ránking de las quinielas, el 'sorayo' por excelencia, José Luis Ayllón, quien ya en su día ocupó el actual puesto de Bermúdez junto a la ex portavoz y actual vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría. Tras la firma de un convenio en las Cortes junto al presidente de la Cámara ni siquiera quiso hacer declaraciones ante los medios. Al término del acto, dos corrillos. Posada y cinco miembros del PP rodeando a Bermúdez; Ayllón, a un lado conversando con una asesora del grupo. Y al tercer candidatable, Rafael Hernando, no se le vio siquiera por el Congreso. Tres imágenes que valen más que mil palabras.

Los tiempos de Rajoy

En la Moncloa, mientras tanto, restan importancia a la demora y aseguran que Rajoy tomará la decisión cuando lo estime oportuno. Si bien, ante el mutismo reinante en Moncloa, diputados y altos cargos del partido siguen haciendo cábalas y si el martes el más nombrado era Ayllón ahora viran hacia Bermúdez de Castro, de quién decían que no sería "porque él no quiere".

"Alonso era un buen parlamentario y será alguien de su nivel", es lo más que deslizan desde el entorno del presidente. Eso y que la vicepresidenta seguirá teniendo influencia. "Ella es quien mantiene buena parte de las relaciones entre el Gobierno y el grupo", destacan las citadas fuentes. Y todos cargos que se están relacionando la portavocía son próximos a Sáenz de Santamaría.

Cabe recordar que el próximo portavoz será también miembro de la dirección nacional -esto es, que despachará semanalmente con María Dolores de Cospedal en Génova- por lo que en la sede nacional también se mantienen a la expectativa. "Evidentemente", reconocen al más alto nivel, "dependiendo de que sea la relación será más o menos fructífera". Y deslizan que con Bermúdez “se llevarían bien”. Aunque ponen una pega: “tal vez sea de un perfil demasiado bajo”.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation