Menú

Rajoy no aclara los candidatos y Botella se despide exigiéndole "determinación"

El presidente da las "gracias" a Aguirre y González, que elogiaron su política económica. "Tened la absoluta certeza de que nos irá bien", asegura.

16
El presidente da las "gracias" a Aguirre y González, que elogiaron su política económica. "Tened la absoluta certeza de que nos irá bien", asegura.
Cena de Navidad del PP de Madrid | Tarek

El Partido Popular de Madrid ofreció a Mariano Rajoy una doble cara. Por un lado, Esperanza Aguirre e Ignacio González -posibles candidatos, pero aún no confirmados- elogiaron al Gobierno porque "la luz se empieza a ver al final del túnel". Por otro, Ana Botella -para quién era en la práctica su despedida política- articuló un duro discurso contra el presidente: "decisión y determinación, seamos fieles a nuestros principios y coherentes con nuestro programa", le exigió en presencia de todo el poder local y autonómico que tiene la formación.

Así, tras constatar que el presidente no desvelaría el secreto de los candidatos, el adiós de Botella se convirtió en la verdadera noticia por lo que dejaba entrever de enfado hacia el líder nacional. "Nuestros militantes deben identificar nuestro partido con unos valores", arrancó su intervención. Y aún aclaró de qué estaba hablando: "creemos en la unidad de España, en la dignidad del ser humano, en que los terroristas tienen que cumplir íntegramente sus condenas y que las víctimas, y los españoles en general, merecen que hayan vencedores y vencidos".

Botella y Rajoy no se veían -y tampoco hablaban- desde que ésta le anunció que no concurriría a las elecciones. Y la todavía alcaldesa parece haberse quitado ahora el corsé político. "Somos un partido que ha luchado y tiene que demostrar que sigue luchando por la vida", reclamó, toda vez no se ha reformado la ley del aborto socialista.

La regidora, que en más de una ocasión ha puesto en valor que una de las cosas más importantes que hizo José María Aznar -su marido- fue reforzar la unidad interna del partido, alertó sobre el desmembramiento: "la unidad del PP es un activo imprescindible y ponerla en entredicho es atacar su historia y conlleva muchos riesgos". Ya en su día lamentó la marcha de José Antonio Ortega Lara, por poner un ejemplo. "No podemos llamar a la unidad de España y dar la imagen o la sensación de que estamos divididos. Los españoles no lo entenderían".

González pide acabar con la incertidumbre

Fue, más allá de la dureza de Botella, una cena de Navidad de nervios a la espera del dedo divino. "Hay que despejar cuanto antes las incertidumbres y salir a la calle", en palabras de González, que ya lo ha dicho en más de una ocasión: no tener candidato afecta negativamente a las estructuras del partido. Mientras, Aguirre volvió a mostrar músculo político al convocar a cerca de 1.000 cargos y simpatizantes en Alcobendas, a 25 euros por cubierto. Pero la líder madrileña evitó cualquier crítica hacia Rajoy.

Los dos, González y Aguirre, ejercen desde hace días de candidatos a la comunidad y el ayuntamiento pese a no tener el aval presidencial. Este mismo lunes, la dirección nacional rehusó confirmarles aunque se desliza que los nombres se conocerán antes de la convención nacional, que se celebrará en Madrid a finales de enero. En el caso de González, prácticamente todo el mundo le da por designado.

Rajoy se hizo la foto con ellos -en la mesa presidencial también estaba Cristina Cifuentes, en la terna de posibles opciones- y les dio la "enhorabuena" por su trabajo, pero no aportó más pistas. "Os doy las gracias, que se extiende a todos sin excepción y de manera muy especial a Esperanza, Nacho y Ana", destacó el presidente. Si bien, pareció que el elogio era más efusivo para aquellos con responsabilidades de gobierno: "han gestionado con el mayor rigor en los tiempos de mayor dificultad", precisó.

"Hay gente que da la cara, que está a la altura de las circunstancias y que les trae sin cuidado lo que digan de ellos. Esos son los buenos", proclamó en relación a los cargos anteriormente citados. El tono de Rajoy ya fue claramente electoral. Tras el parón navideño, la precampaña habrá comenzado. El presidente, pese a las encuestas, se mostró muy optimista: "tened la absoluta certeza de que nos irá bien". A su juicio, "cuando los políticos hacen las cosas bien, los ciudadanos se lo reconocen" y -prometió aunque sin dar por desterrada la crisis- "llegaremos a buen puerto". Cree que volverá a ganar gracias "a la mayoría moderada".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation