Menú

Barones del PP: "Si Aguirre tiene más opciones, no debería haber dudas"

Las encuestas están cocinadas y el PP espera a la decisión de Rajoy: "Decir que 'no' a la expresidenta de la CAM provocaría una nueva tormenta".

92
Las encuestas están cocinadas y el PP espera a la decisión de Rajoy: "Decir que 'no' a la expresidenta de la CAM provocaría una nueva tormenta".
Esperanza Aguirre, esta semana, durante la rueda de prensa que ofreció en la sede del PP | EFE

La tesis más extendida internamente es que Mariano Rajoy no se decantaría por Esperanza Aguirre si tuviera otra salida factible para el Ayuntamiento de Marid. Pero a un mes de la convención nacional y con la estructura madrileña en tensión por la falta de candidatos, la pregunta que se hacen es si "realmente" y "a estas alturas" existe otra opción con la que plantear la batalla electoral.

La inquietud no sólo se vive en el PP de Madrid. Barones autonómicos y locales consultados por este diario consideran que "si con Aguirre se tienen más opciones de ganar", el presidente no debería albergar dudas. "No podemos permitirnos otro incendio político con las elecciones a la vuelta de la esquina", en voz de un histórico líder regional. Según su punto de vista, prescindir de Aguirre removería al votante tradicional -ya de por sí descontento por la marcha atrás en la reforma de la ley del aborto o la política contra ETA- y afectaría más allá de Madrid. "No nos equivoquemos: decir que 'no' a Aguirre provocaría una nueva tormenta interna".

Los últimos meses han sido de enorme tensión en las filas del PP de Madrid. "La incertidumbre no es buena", ha avisado en no pocas ocasiones Ignacio González, también pendiente de designación. En septiembre, el presidente de la comunidad acudió a La Moncloa y le dijo a Rajoy que quería ser candidato. Él escuchó pero no le informó de su decisión. Según desveló Aguirre, ella también ha hablado con el presidente en varias ocasiones y sabe de su deseo de aspirar al consistorio.

"No me quiero hacer de rogar para nada, si quienes tienen que decidir piensan que yo puedo ser un activo para el PP, en cualquiera de los puestos que piensen que pueda ser de utilidad, por supuesto yo estoy a disposición", declaró Aguirre esta misma semana. Todo un pulso a Rajoy a ojos de la dirección nacional, que censuró su atrevimiento. "No es algo que esté encima de la mesa en estos momentos ni es una ocupación de la Presidencia. No procede entrar en nada", le respondió el propio Rajoy este mismo viernes, en su balance del año.

Al presidente, su núcleo duro le ha advierto de los riesgos del tándem Aguirre-González. "Esperanza tendría todo el poder en Madrid", traducen desde la dirección nacional. Cabe recordar que González es hoy presidente de la comunidad porque le puso Aguirre tras su renuncia. En todo caso, el líder autonómico ha deslizado que actuaría con autonomía en caso de ser elegido.

Según varios interlocutores, las encuestas internas ya obran en poder de Rajoy, que utilizará estas fechas para tratar de diseñar el mapa de las candidaturas: la proclamación oficial será a finales de febrero, pero los seleccionados por Madrid previsiblemente estarán designados antes de la convención nacional -esto es, en enero-. "Elegiré a alguien que gane", es lo más que ha dicho el presidente preguntado reiteradamente en la tradicional copa de Navidad de hace unos días.

El PP de Madrid pidió que se anunciaran los candidatos tras las vacaciones de verano. Una vez Ana Botella dio un paso atrás, instó a Rajoy a que no se demorara más allá de Navidad. Pero el presidente se muestra impertérrito pese a los miedos internos, y no sólo en Madrid. "Lo que sucede en la capital nos afecta a todos", coinciden varios barones en conversación informal. E insisten: "si Aguirre es la que más opciones tiene, no debería haber discusión".

Los nombres siguen siendo los mismos: Cristina Cifuentes -que aceptaría el encargo- y Soraya Sáenz de Santamaría -que deja entrever que no quiere- están en la terna junto a Aguirre. En Moncloa, algunas voces insisten en Lucía Figar: "Relevo generacional y buena gestión", afirman sobre ella. Pero Figar siempre se ha situado al lado de Aguirre.

A la espera de que suenen los teléfonos, nadie en el PP descarta que el presidente se pueda decantar por su eterna rival interna. Incluso en la dirección se admite que no contar con ella provocaría "jaleo" interno y mediático. "Ella seguiría siendo la presidenta del partido, la que tendría que movilizar, pero no la candidata", se acepta. González también se vería afectado, toda vez que se ha decantado públicamente por Aguirre.

Las encuestas siguen sin dar al PP como ganador por mayoría absoluta en Madrid, pero la cosa cambia dependiendo del candidato. Según las fuentes consultadas, con Aguirre quedaría atado el votante tradicional, el más alejado de Rajoy en estos momentos. Algunos cargos locales interpretan que partidos como Ciudadanos y UPyD no les arañarían tantos votos con ella enarbolando "la bandera de los principios y lo valores". Si bien, al terminar sus análisis, todos los cargos matizan: el presidente será el que decida y, tras su veredicto, el partido acatará su decisión.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation