Menú

El PP vota a favor de reconocer la "realidad nacional" del Valle de Arán

La Ley del Arán aprobada este miércoles por el Parlamento catalán reconoce el "derecho a decidir" del Valle de Arán.

LD/Agencias
173

El Parlamento autonómico catalán ha aprobado este miércoles con el voto a favor de CiU, ERC, PSC, PP, ICV y CUP y la abstención de Ciudadanos la Ley del Arán, que reconoce el territorio como "realidad nacional occitana", así como su derecho a decidir su futuro.

Al ser una ley de desarrollo del Estatuto catalán, los grupos han tenido que hacer una votación final sobre el conjunto del texto en la que el PP ha votado a favor y Ciudadanos se ha abstenido, pero ambos grupos han remarcado durante el debate que no comparten el derecho a decidir del Arán ni su reconocimiento como "realidad nacional". De hecho, en la primera votación por partes de la norma -antes del aval definitivo al conjunto de la ley-, ambos grupos han votado en contra de los artículos que incorporaban estos reconocimentos.

La norma establece un régimen especial propio del Arán para proteger su "carácter singular, los derechos históricos y la identidad", recoge la división territorial en seis 'terçons', establece las competencias del "Conselh Generau", crea una comisión bilateral con la Generalidad y fija el aranés como lengua oficial en Arán y en Cataluña, junto con el catalán y el castellano. A la votación han acudido, desde la tribuna de invitados, el "síndic d'Aran", Carlos Barrera, y el presidente de la Diputación de Lérida, Joan Reñé.

El alcalde de Vielha e Mijaran y diputado de CiU, Àlex Moga, ha reivindicado que la norma "no será de unos pocos sino que será de todos y para todos", y ha aplaudido que se potencien los elementos identitarios del Aran, se reconozcan sus derechos históricos y se fortalezcan sus instituciones propias.

Josep Cosconera (ERC) ha defendido que la ley "reafirma la identidad del pueblo aranés" ensancha y mejora sus herramientas de autogobierno, y ha destacado el reconocimiento que se hace del derecho a decidir de los araneses, aunque confía en que su decisión sea seguir formando parte de Cataluña muchos años.

Desde el PSC, Òscar Ordeig ha subrayado que todavía faltan aspectos por definir como el modelo de financiación y la ley electoral, y ha defendido que hubiera sido conveniente dejar que el preámbulo de la norma se escribiera desde el Arán y no desde el Parlamento autonómico: "a veces da la sensación de que hacemos con el Arán lo que Madrid hace con Cataluña".

También la diputada del PP Dolors López ha lamentado que este lunes se apruebe una "ley inacabada", y ha explicado que su partido vota a favor de la ley para que sea útil para los araneses aunque no cree que el Aran sea una realidad nacional.

Sara Vilà (ICV) ha criticado también que la prisa excesiva para aprobar esta ley -ha dicho que tuvo sensación de caos en algún momento- haya impedido acuerdos más amplios, pero ha celebrado el paso que supone la norma.

La portavoz de Ciudadanos, Carina Mejías, ha argumentado que "la ley no está madura para ser votada", y ha deplorado que los ponentes se hayan movido más por intereses políticos que por la defensa de los intereses de los araneses, como demuestra, a su juicio, la inclusión del derecho a decidir.

Isabel Vallet (CUP) ha destacado que el Parlamento autonómico ha actuado con "coherencia" al reconocer el derecho a decidir del Arán en un momento en que se reclama que los catalanes puedan decidir su futuro.

Las negociaciones se han mantenido hasta el último instante, como demuestra el hecho de que todavía este miércoles se hayan firmado algunas transacciones entre los grupos, como la que fija que la Ley sea sometida a una consulta no vinculante en el Arán en seis meses.

También se ha incluido en el último suspiro una nueva disposición transitoria para que, cuando se apruebe una ley electoral catalana -o en el plazo de dos años si no existe esta norma-, se presentará una nueva propuesta de sistema electoral para el Aran.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios