Menú

Cuando no está Susana, el ruido lo aporta García Page

El barón manchego, cuestionado por su reunión con Podemos, defiende la "unidad crítica" con la dirección del PSOE.

0
El barón manchego, cuestionado por su reunión con Podemos, defiende la "unidad crítica" con la dirección del PSOE.
El alcalde de Toledo, Emiliano García-Page | Efe

Este era el fin de semana en que se iba a escenificar el mensaje de la unidad. Tras dos meses sin coincidir, el 16 de noviembre en el Consejo Federal de Zaragoza, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y la presidenta andaluza, Susana Díaz, enterrarían el hacha de guerra tras semanas de ruido interno y tensiones entre el líder del partido y quien le aupó hasta la dirección de Ferraz.

Y la foto de unidad, se produjo -como querían ambos, a modo de tregua hasta después de las elecciones municipales y autonómicas del 24 de mayo-, pero sin la presencia de quien aporta valor a esa unidad: Susana Díaz. Su ausencia en la Conferencia Autonómica del PSOE en Valencia, por una gripe que le mantiene en cama por prescripción médica le hizo cancelar su agenda desde el viernes y durante todo el fin de semana.

Y se notó. Por primera vez desde hace meses en un cónclave del PSOE, no hubo ruido interno, ni voces, ni rumores, ni críticas que encerraran el oscuro objetivo de menoscabar el liderazgo de Pedro Sánchez. O casi.

La voz que volvió a romper el molde fue el secretario general de los socialistas manchegos, Emiliano García-Page. Cuestionado por su participación en el encuentro entre Zapatero, Bono y Pablo Iglesias, del que dijo este sábado no arrepentirse, a última hora de la tarde del sábado el barón manchego volvía a dar el aldabonazo al defender la unidad "crítica" contra la dirección del PSOE que, a su juicio, "no es un ejército".

"Lo que pasa es que nuestra unidad es una unidad crítica. Nosotros no estamos en un ejército, estamos en un partido que opina, que debate y que, a veces, contrapone unos candidatos con otros". Referencia de Page a los candidatos que también hacía horas antes al asegurar que en las primarias del mes de julio "cualquiera podrá presentarse", decía tras haber "deseado que Susana Díaz estuviera aquí" y tras señalar que "está presente en espíritu". Pero su "unidad crítica" no fue un desliz. Hasta dos veces defendió esa crítica: "Hay unidad sin ningún tipo de duda, lo que pasa es que es una unidad crítica".

Fue el único que lo hizo e incluso fue desmentido por el líder de los socialistas madrileños, Tomás Gómez: "No, no. Unidad es unidad. Yo nada más que veo unidad en torno al secretario general y a sus candidatos". De la misma forma defendieron esa unidad real, y no crítica, el resto de los candidatos socialistas en los distintos territorios, desde Patricia Hernández, de Canarias, quien negó "el ruido" que "yo no escucho en ninguna parte", hasta el aragonés, Javier Lambán; el castellano-leonés, Javier Tudanca, la balear, Francina Armengol, y el extremeño, Guillermo Fernández Vara.

No hubo llamada

Polémica también hubo por la falta de comunicación entre Díaz y Sánchez tras conocerse el viernes que no asistiría a Valencia a la Conferencia Autonómica. Según fuentes socialistas, Susana Díaz no llamó a Pedro Sánchez para comunicárselo. "Se mensajearon" vía wattsup, pero ninguno de los dos descolgó el teléfono. Algo que sí hizo Díaz con la presidenta del PSOE, Micaela Navarro, con quien ayer mantuvo una conversación telefónica para comunicarle que se caía del cartel al causar baja por enfermedad.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD