Menú

Así conmemoraba Pablo Iglesias la muerte de Hugo Chávez

Antes de convertirse en líder de Podemos, Pablo Iglesias fue el maestro de ceremonias en un acto conmemorativo de la muerte del tirano de Venezuela.

Libertad Digital
95

Hace sólo dos años un poco conocido Pablo Iglesias -que pronto se convertiría en el líder de Podemos- participaba en un acto público en el auditorio Marcelino Camacho de Madrid. El motivo de aquel homenaje era celebrar la revolución bolivariana de Venezuela, la figura de Hugo Chávez y el comunismo a lo largo y ancho del mundo. El acto tuvo lugar el 6 de abril de 2013 en el auditorio de Comisiones Obreras en Madrid, convocado por la Embajada de la República Bolivariana de Venezuela ante el Reino de España un mes después de la muerte del tirano venezolano.

Como maestro de ceremonias, Pablo Iglesias fue dando la palabra a los diferentes invitados al acto, entre otros -no podía faltar- el actor Willy Toledo, que alabó el régimen chavista y cargó contra las democracias occidentales y europeas. "Parece que aquí lo que mola para ser un demócrata es tener un gobierno y un parlamento plagadito de delincuentes. Lo que mola son presidentes a los que un asesor de imagen les dice cómo tienen que hablar o en qué momento de la frase se tiene que meter el dedo en el culo. Ya me gustaría a mi tener un presidente del Gobierno que se enfrenta durante todas las semanas cinco horas en un programa de televisión en directo y da su opinión sincera sobre lo que opina de los problemas políticos en el mundo entero". Toledo terminó su intervención con el clásico "¡Viva la revolución bolivariana. Viva Cuba. Viva Fidel. Viva Maduro!" ante el fervor complacido de un auditorio repleto de banderas bolivarianas.

Pero Pablo Iglesias no se limitó a dar la palabra a unos y otros. Iglesias también quiso dejar su reflexión en el acto. El líder de Podemos, que ahora se esfuerza en desvincularse de Venezuela, del chavismo y de la revolución bolivariana, decía en ese mismo acto:

No voy a dar rodeos ni voy a ser tibio, no son momentos para la tibieza. Son momentos que para ser demócrata hay que tener agallas y Hugo Chávez tenía agallas. ¡Vaya si las tenía! (Aplausos). Sabéis, en este país estamos acostumbrados a una casta política indecente y corrupta. En este país estamos acostumbrados a que los dirigentes de algunos partidos tengan cuentas en Suiza, estamos acostumbrados a esa infame puerta giratoria que comunica los consejos de ministros con los consejos de administración de las grandes empresas. Estamos acostumbrados también que esa casta política diga ahora que tiene mucho miedo a los escraches. ¿Sabéis qué son los escraches? Los escraches son jarabe democrático de los de abajo. (Aplausos) Eso era Hugo Chávez. Hugo Chávez era la democracia de los de abajo. Era la democracia de las mayorías sociales. Hugo Chávez era la democracia. Y Hugo Chávez era un escrache para los poderosos. Por eso le temían y por eso le siguen temiendo.

En otro momento, Pablo Iglesias volvió a tomar la palabra y dijo que los enemigos de Venezuela han tratado de fabricar argumentos académicos y mediáticos para decir que Venezuela no es democrática", pero, "tenemos que decirles que nadie puede darle lecciones a Venezuela. Pocos mandatarios se han enfrentado a tantos procesos electorales como Hugo Chávez".

En un acto de semejantes características no podían faltar personajes como Cayo Lara, el diputado de ERC, Joan Tardá o el diputado de IU Willy Meyer.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco