Menú

Atónitos en el PP: "Nos estamos volviendo locos, jamás había visto esto"

En el PP reina el pasmo: "¿Queremos ganar Madrid o es una mentira?", se pregunta un líder local. "No había visto jamás esto", según un histórico.

100
María Dolores de Cospedal | EFE

En el PP se echan las manos a la cabeza: la dirección nacional y Esperanza Aguirre, enfrentados, apenas dos días después de la designación de candidatos. Lo lógico, argumentan quienes observan los acontecimientos a cierta distancia, es "ponerse a trabajar codo con codo" una vez el presidente posa su dedo divino. Por mucho que hubiera sido el daño previo, más en el caso de Madrid. Y de ahí que los cargos consultados se hayan quedado perplejos ante la nueva "bomba" política.

"Nos estamos volviendo locos, jamás había visto algo parecido", en palabras de un histórico del PP a media mañana. Para entonces, ya había leído las portadas de El Mundo y ABC -que decían que Aguirre se apartaba y una gestora controlaría la estructura madrileña- y escuchado el tajante desmentido de la protagonista. Según el entorno de Aguirre, la filtración había llegado del núcleo duro de Mariano Rajoy y, al no ser cierto, no podía callarse.

La sensación es de enorme preocupación. "Los trapos sucios, contados en los medios de comunicación y a pocas semanas de las elecciones", lamentan en privado. Un presidente autonómico, en conversación informal, decía no tener palabras: "Es la peor operación que he visto jamás. Si es Aguirre, pues ya está. Todos con ella. Que es otra persona, pues también perfecto. Pero esta imagen es lamentable".

Los comentarios recabados por este diario van todos en la misma línea. En especial, en la estructura del PP de Madrid, donde se definen atónitos ante lo sucedido en las últimas horas. "Como sigamos así, Ciudadanos arrasa", según un diputado autonómico. "Me he quedado de piedra. Primero, las portadas y, después, la entrevista bomba de Aguirre", añadía. "Ya no pido que la dirección nacional nos ayude sino que, simplemente, nos dejen trabajar", en voz de un declarado aguirrista.

Lo peor de todo, según el entorno de la líder madrileña, es que la filtración de Génova era falsa porque ella no aceptó el intercambio de cromos. "Una mentira más. Después de la campaña contra Ignacio González, van contra su candidata", denunciaron. Pasadas las tres de la tarde, el comunicado del PP y la nueva versión: dará un paso atrás si es alcaldesa. Los suyos matizan: podría no optar a la reelección en un congreso, como mandan los estatus.

"Entiendo que a alguien se le ha tenido que caer el pelo", sugería un fontanero de Génova ya por la tarde. "Rajoy y Aguirre se tienen que hacer la foto, hacer mítines juntos. Esta bomba no ha tenido ningún sentido. Las guerras, si tienen que ser, después", remataba.

De hecho, si Rajoy quiere el control, apuntan parlamentarios y altos cargos, siempre tendrá la opción de dar un golpe seco en la mesa. Él tiene la potestad de montar una gestora cuando quiera, recalcan. "¡Pero después de las elecciones!". La dirección nacional ya ha sugerido que si Aguirre no gana, habrá una "revolución" y se hará limpia en la estructura madrileña.

Entre tal conmoción, la única en utilizar buenas palabras en tal convulso domingo fue Ana Botella, que en su día dio un paso atrás en la carrera electoral y ya otea desde la barrera. Sobre Aguirre y Cristina Cifuentes, aseguró que "son dos personas con gran experiencia política dentro del PP de Madrid y de la política regional y local y les deseo el mayor de los éxitos a los dos".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco