Menú

Rajoy, a los indecisos: "Si votas a Podemos, UPyD y Ciudadanos apuntalarás al PSOE"

De forma casi desesperada, el PP, con Rajoy a la cabeza, busca atraer al indeciso en la recta final de campaña: "Podemos y C's se parecen demasiado".

169
De forma casi desesperada, el PP, con Rajoy a la cabeza, busca atraer al indeciso en la recta final de campaña: "Podemos y C's se parecen demasiado".
Rajoy y Moreno Bonilla durante el mitin en Málaga | Tarek

El Partido Popular proclamó la victoria de Juan Manuel Moreno frente a Susana Díaz en el segundo y último debate electoral, pero sigue sin ser suficiente. Los tracking, sondeos de poca muestra que se elaboran diariamente en campaña, apuntan a que el PP recorta distancias con el PSOE. Pero el problema se llama Ciudadanos, principalmente en las grandes urbes. Y de ahí que, en la recta final, se busque de forma casi desesperada que los indecisos acaben decantándose por la papeleta azul: "Hay muchos indecisos, si los convencemos, podemos dar la sorpresa", afirman desde la cúpula.

Para lograrlo, Mariano Rajoy se volvió a subir a la caravana electoral de Moreno para arroparle en Málaga, su tierra, el día después de su rifirrafe televisivo. El PP logró reunir a 2.800 personas en el polideportivo de la ciudad, lloviendo, pero no estaba a rebosar como en otras ocasiones. "Si votas a Izquierda Unidad, a Podemos, a UPyD y a Ciudadanos seguirá el PSOE porque todos están para apuntalar lo que hay", alertó el presidente los suyos, que en la víspera abogó por acuerdos PP-PSOE.

Por primera vez, Rajoy citó a los que hasta ahora eran, como mucho, partidos emergentes. "Si quieres un cambio, vota al PP, eso es un cambio político en Andalucía", afirmó. Y aún volvió a dirigirse a quienes todavía no tienen claro a qué partido votar: "actúa con determinación y coraje", les instó, reiterando que no optar por Moreno es permitir que el socialismo se perpetúe.

La cita con las urnas se acerca, y los temores aumentan. "¡Nosotros no estamos para apuntar al PSOE ni somos bisagristas de nada!", volvió a cargar, principalmente contra Ciudadanos. En frente situó a Moreno, que "tiene cuajo, determinación e ideas claras", según sus propias palabras. Puso como ejemplo el debate del día anterior, en el que vio como ganador a su candidato frente a Díaz: "ganaste el debate (…) no entraste al trapo de nadie, dejaste hablar, no interrumpiste ni perdiste los papales, demostraste que te sabías los temas y el moderador no tuvo que llamarte la atención", fue su resumen.

"Quedan cinco días decisivos", gritó Rajoy como despedida, preocupado con lo que pueda ocurrir el domingo, y sus connotaciones a nivel nacional. Moreno cree que si votan al PP los mismos que a Javier Arenas en 2012, la victoria está asegurada. Pero, en línea con el presidente, reconoció que "todavía" existen indecisos, y de ahí que reclamara al partido que redoble sus esfuerzos para convencerles. "Os pido que me ayudéis como siempre, tenemos una oportunidad de oro", avisó, para colar el que ya es su mensaje de campaña: "Todo lo que no sea votar al PP es consolidar al poder a Díaz".

Para el PP, Ciudadanos es "la marca blanca de los socialistas cabreados" y Podemos "radicalistas de izquierda que triunfan en Venezuela". "Se parecen demasiado, el único argumento que les interesa es el enfado", advirtió Elías Bendodo, presidente de la Diputación de Málaga, que también tomó la palabra. "Que nadie nos venga a contarnos historias ni milongas", remató. Desde Almería, Soraya Saénz de Santamaría se unía al coro de voces contra estas dos formaciones. Hasta el viernes, no habrá otro objetivo: que los indecisos acaben apostado por ellos.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation