Menú

Nueva "hoja de ruta" de Mas, Junqueras y la ANC: la ruptura en febrero de 2017

Los partidos y las organizaciones separatistas llegan a un nuevo acuerdo para proclamar la independencia 18 meses después de las próximas autonómicas.

0

El presidente de la Generalidad y de Convergencia, Artur Mas, ha llegado a un nuevo acuerdo con el líder de ERC, Oriol Junqueras, y con las entidades "cívicas" que apoyan el separatismo, la Assemblea Nacional de Catalunya (ANC), Òmnium Cultural y la Associació de Municipis per a la Independència (AMI), a fin de establecer un nuevo calendario para la separación de Cataluña de España. La nueva fecha marcada en rojo en el calendario separatista es febrero de 2017, un año y medio después de las próximas elecciones autonómicas, anunciadas para el próximo 27 de septiembre.

Desde mediados de noviembre pasado y una vez celebrado el referéndum separatista del 9N, los partidos y las asociaciones independentistas habían entrado en una fase de enfrentamientos y declive. Mientras los sondeos reflejan el techo y la parálisis del independentismo, los fontaneros de Convergencia, Esquerra y sus satélites asociativos tratan de remontar el proceso separatista y convertirlo otra vez en el monotema de las próximas elecciones en Cataluña, las municipales del 24 de mayo.

De ahí el nuevo calendario del proceso, que nace del convencimiento de que los partidos separatistas conseguirán una mayoría suficiente y "legítima" para proclamar la separación de Cataluña de España el próximo 27 de septiembre, fecha acordada por Mas y Junqueras para los próximos comicios autonómicos.

La nueva versión del plan secesionista consiste en que una vez ganen los partidos nacionalistas las próximas elecciones autonómicas, el gobierno regional y el parlamento catalán deberán proclamar una declaración unilateral de independencia, redactar una constitución catalana, montar un Estado, negociar con la ONU, la UE y la propia España los términos del estado catalán y convocar otra votación para ratificar lo anterior.

Ese será el encargo del gobierno nacionalista que debería salir de las próximas elecciones autonómicas. Los sondeos otorgan un empate a CiU y ERC a la vez que reflejan el desencanto y el desconcierto de las bases separatistas que esperaban la independencia de Cataluña para el próximo 23 abril, de aquí en tres o cuatro semanas.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD