Menú

La exnovia de Pujol Jr.: "Mas es el octavo hijo de Jordi Pujol"

Victoria Álvarez acusa a Sánchez Camacho y a José Zaragoza (PSC) de haber organizado la grabación de La Camarga.

(Barcelona)
21
Álvarez, en un momento de su comparecencia en el Parlament | EFE

Victoria Álvarez, la exnovia del primogénito de Jordi Pujol y Marta Ferrusola, ha acusado a José Zaragoza, ex secretario de Organización del PSC y diputado en Madrid, y a Alicia Sánchez Camacho, la presidenta del PP catalán, de haber encargado a la agencia de detectives Método 3 la grabación de la comida celebrada el 7 de julio de 2010 entre Álvarez y la propia Sánchez Camacho en el restaurante La Camarga de Barcelona.

En su comparecencia en la comisión Pujol, llamada de fraude fiscal y corrupción política, Victoria Álvarez, la mujer que testificó ante la Udef y el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz sobre las mochilas con billetes de 500 euros, los viajes a Andorra y las fabulosas sumas de dinero que manejaba Jordi Pujol Ferrusola desde insólitos paraísos fiscales, se ratificó en sus acusaciones contra el clan Pujol, pero negó tener un papel determinante en la caída de la familia. Según ella, fueron Zaragoza y Sánchez Camacho quienes orquestaron la grabación, realizada con un micrófono escasamente oculto, dijo Álvarez, en un centro de mesa y fue la Policía, dos años después, quien le instó a prestar declaración. "Zaragoza y Camacho planearon la grabación en un rato de ocio relajado", remachó la compareciente.

Álvarez dijo sentirse sola e indefensa, decepcionada con el PP, aunque tuvo palabras de elogio para Jorge Moragas -"una excelentísima persona"-, que medió para que Álvarez y Camacho se conocieran. También se dijo dispuesta a mostrar más información en breve sobre los negocios de Jordi Pujol Ferrusola.

Acusación contra la Oficina Antifraude

Además, arremetió contra el director de la Oficina Antifraude de la Generalidad, Daniel de Alfonso, del que dijo que le había "hecho la pelota" cuando les pasó todos sus correos electrónicos, mensajes de móvil y archivos relativos a Jordi Pujol Ferrusola, pero que esa documentación había acabado "en las mesas de CiU". En relación a la intimidad de la familia Pujol y el presidente de la Generalidad, Artur Mas fue rebautizado por Álvarez como "el octavo hijo de Jordi Pujol" y lo situó en la inauguración de uno de los negocios de Pujol Júnior en Argentina, una inversión en el puerto fluvial de Rosario.

En cuanto a las causas que le llevaron a no denunciar a Jordi Pujol Ferrusola hasta ser requerida por la Policía, Victoria Álvarez alegó miedo y relató amenazas y seguimientos que atribuyó al mayor de los Pujol. "Ya se imaginan lo que se puede esperar de un hombre que alza la mano y que es agresivo no sólo verbalmente", afirmó. Esos malos tratos requirieron de atención psiquiátrica, pero advirtió que ya está recuperada y no quería hablar del asunto. En una frase "sentenció" a su ex pareja: "Jordi (Pujol Ferrusola) no tiene amigos con los que no haga negocios. Dice que es perder el tiempo".

Cinta manipulada

Por la mañana había comparecido en el mismo marco la presidenta del PP, Alicia Sánchez Camacho, que dijo que la cinta de La Camarga estaba manipulada -en lo que coincidió Álvarez por la tarde-, pero que no sabía que la conversación estaba siendo grabada y que en todo momento insistió a Álvarez en que denunciara las actividades de Pujol Júnior y los malos tratos.

También dijo que no sólo se grabó esa conversación, sino que Método 3, con quien negó tener ninguna relación, había espiado a más gente, entre ellos el futbolista Piqué, y que el PP había sido víctima de otro episodio de espionaje en un restaurante cercano a la sede del partido en Barcelona llamado Santiaguiño, un local en el que se halló un dispositivo de audio y vídeo camuflado en el detector de humos y conectado a un monitor de la cocina. Se da la circunstancia, puntualizó Sánchez Camacho, de que ese restaurante era el de preferencia de Rajoy para los encuentros con la dirigencia regional del PP.

Al término de su comparecencia, que se prolongó desde las nueve y cuarto hasta casi las dos de la tarde, una ex empleada de la agencia Método 3 acreditada en la sala donde se celebraba la sesión la acusó a voz en grito de mentir. En declaraciones a los periodistas en el interior del recinto, la mujer insistió en esa tesis.

Dada la duración de la declaración de Camacho y las más de dos horas que compareció Victoria Álvarez se ha tenido que aplazar la presencia ante la comisión de Francisco Marco, propietario de Método 3, y de José Zaragoza, que depondrán este lunes.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation