Menú

Clima hostil entre Santamaría y Cospedal: "Buscan hacer daño usando a su marido"

Un portavoz del CNI niega a LD que se haya investigado al marido de Cospedal, pero en el PP hablan de una clara "batalla" de cara a la sucesión.

94
Un portavoz del CNI niega a LD que se haya investigado al marido de Cospedal, pero en el PP hablan de una clara "batalla" de cara a la sucesión.
Soraya agarra el escaño de Rajoy. | Efe/archivo

Se acabaron las medias tintas y las críticas veladas. El clima entre Soraya Sáenz de Santamaría y María Dolores de Cospedal es tan hostil que ya prácticamente nadie disimula. "Todo vale", según la interpretación que se hace de puertas para adentro. Unos movimientos que han ido a más tras el destrozo electoral en Andalucía y que, según la lectura que hacen cargos del propio PP, tienen por objeto el desgaste de la rival de cara a una hipotética sucesión en la presidencia.

Todo es susceptible de ser utilizado para la contienda interna. Cargos próximos a Cospedal dieron "cierta" veracidad a la posibilidad de que el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) haya investigado al marido de ésta, Ignacio López del Hierro, para "buscarle cualquier cosa que pudiera hacer daño" bajo la connivencia de la vicepresidenta, que es la máxima representante del órgano. López de Hierro "es el hombre más investigado de España y no han encontrado nunca nada", recalcan con enfado.

Cierto es que, antes de que este miércoles El Confidencial publicara que el CNI investigó los negocios del marido de Cospedal y revisó sus salidas al extranjero, en círculos del PP -incluso en aquellos lejanos a la secretaria general- se solía escuchar que a Del Hierro se le había intentado "pillar" en varias ocasiones. "Qué bien le vendría a Soraya un escándalo ahora sobre él…", en palabras de un diputado castellano-manchego.

"Es una canallada con la que sólo se busca hacer daño a María Dolores utilizando a su marido", según el entorno de la número dos del PP, que habla de una "campaña de desprestigio" que va a más en plena precampaña. "Ensucia que algo queda", lamentan, para asegurar que todo se trata de "un reguero de mentiras calumniosas". "Nosotros nunca hemos dicho nada del marido de Soraya, que era Abogado del Estado y se fue a la empresa privada", rematan, en relación a Iván Rosa Vallejo.

En todo caso, un portavoz del CNI negó "rotundamente" a este diario que se haya investigado al cónyuge de Cospedal. "Es completamente falso", se insistió, queriendo dejar claro que los servicios de inteligencia trabajan al margen del color político.

La tesis que se repite en Toledo es que Santamaría no quiere una Cospedal fuerte. Esto es, revalidando la mayoría absoluta y ostentando la secretaría general. "De inmediato, se convertiría en el gran referente del PP. Pese a los ajustes y dificultades, ganaría cuando otros no lo van a conseguir, como se ha visto en Andalucía, y eso le dejaría en una muy buena situación", arguyen.

En caso contrario, si no logra la mayoría absoluta, diputados y cargos de Génova reconocen que el futuro político de Cospedal acabaría. "Se tendría que ir a casa", augura un destacado dirigente popular, que apunta a que "previsiblemente" dejará la secretaría general en el próximo congreso nacional "pase lo que pase". Y de ahí que, coinciden no pocas fuentes, "Soraya no le esté ayudando a ganar".

Según este relato, rebatido por los sorayistas, primero fueron las filtraciones interesadas a El País –diario con el que la vicepresidenta tiene fluida interlocución, según se dice internamente- en plena Semana Santa y ahora son las sospechas sobre Del Hierro. "Esto es una batalla en la que los dos están jugando sus cartas mientras el PP se desangra electoralmente", opinaba un líder regional hace unos días.

Entre tanto, Cospedal no dudó en corregir este miércoles a Santamaría, que en el pleno del Congreso hablaba por dos veces de "amnistía fiscal" saltándose así la consigna del PP. "No se puede hablar en ningún caso de amnistía fiscal", replicó la número dos en una entrevista para Servimedia. "Se trata de una regulación" porque "está sujeta a obligaciones", se reafirmó, matizando que no sabía "qué habrá inducido" a Santamaría "a decir esa palabra". En el partido siguen apuntando a Moncloa por la "nefasta gestión" del caso Rato, tal y como viene publicando este diario desde el pasado viernes.

Mientras Cospedal reiteraba la postura oficial del partido, en las redes sociales se convertía en tendencia un "lapsus" que había tenido días antes utilizando, por error, el término "saquear" para referirse a la política económica del Gobierno. "Qué curioso todo", tiraba de ironía un cargo próximo a la número dos del PP, dejando caer que también en esto podría haber fuego amigo. "Los errores de Soraya apenas salen -como que el martes se equivocó al votar en la Cámara Baja- pero los de Cospedal sí, están en todos los digitales".

En sectores cada vez más amplios del PP se opina que una y otra están ya pensando en la etapa posterior a Mariano Rajoy, si es que finalmente no logra ganar las elecciones generales o la hecatombe electoral es tal en las autonómicas y locales que le obliga a dar un paso atrás -cosa que barones y altos cargos descartan-. "Deberían mirar más por el partido que por ellas mismas. Y más que ellas, me refiero a los entornos", en palabras de un actor clave del partido. Una enemistad que, por supuesto, también repercute a la coordinación entre la Moncloa y Génova, que es deficiente prácticamente desde el principio.

Ante esta situación, desde vicepresidencia siempre se ha dicho que Santamaría está dedicada "en exclusiva" a la gestión del Gobierno y que no tiene tiempo para ese tipo de líos. Cospedal también rechaza que exista un enfrentamiento con Santamaría. Pero en el PP lo ven de otra forma: "O paran y se ponen a trabajar para ganar las elecciones o un día las vamos a verlas tirándose de los pelos".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation