Menú

Moncloa descarga toda la culpa en Catalá y niega que estudie sanciones a los medios

El ministro rectifica pocas horas después y el Gobierno da por apagado el incendio político. Sólo Esperanza Aguirre defendió que se abriera el debate.

54
El ministro rectifica pocas horas después y el Gobierno da por apagado el incendio político. Sólo Esperanza Aguirre defendió que se abriera el debate.
Cifuentes, con Feijóo, en un reciente desayuno informativo.

El Gobierno se afanó en apagar el incendio político cuanto antes, toda vez este jueves el Consejo de Ministros remitía a Bruselas las cifras que -se complacieron públicamente- confirman la recuperación económica en España. "No hice ninguna propuesta de sanción ni nada que se le parezca", se apresuró a decir Rafael Catalá a primera hora, después de mostrarse a favor de abrir "un debate" sobre si es necesario sancionar a los medios que publiquen informaciones sobre investigaciones judiciales en curso.

Hecha la rectificación, tanto la Moncloa –a través de José Luis Ayllón- como Génova –en voz de Carlos Floriano- descargaron en el titular de Justicia toda la responsabilidad y coincidieron en decir que todo había sido "una reflexión personal" y no un proyecto presente o futuro del Ejecutivo. "La libertad de prensa es sagrada y está recogida en la Constitución. Catalá ha matizado sus declaraciones", insistió el número tres del PP.

Si bien, ya por entonces, los candidatos del PP mostraban su enfado y frustración al tiempo que los periódicos censuraban a Catalá en sus páginas editoriales y el PSOE preparaba la artillería política. "Rajoy tiene que controlar a sus ministros", en palabras de un barón autonómico popular. Y añadía: "Nos están haciendo la campaña".

A Cristina Cifuentes, la candidata a la Comunidad de Madrid, le preguntaban en Telecinco: "No estoy de acuerdo en absoluto. Los medios tienen que informar. Es su obligación y un derecho constitucional, el debate es equivocado. Me parece que se deben abrir debates que la sociedad española que verdaderamente preocupan a los ciudadanos", se revolvió. "Ha dicho que era una declaración personal y ya ha rectificado. Crisis resuelta", se afanaron en decir oficialmente en Génova.

Catalá sólo recibió el respaldo de Esperanza Aguirre para "acabar con la indefensión" que puede producir en los encausados. "Si un sumario es secreto no se debe publicar", y de ahí que instara a que se abra el debate “sin miedo” porque, dijo, nada tiene que ver con la libertad de expresión. Si bien, ya por entonces, el propio Gobierno había metido la supuesta propuesta en un cajón que, avanzan, no se volverá a abrir en lo que resta de legislatura.

"Ha sido una cosa personal, una metedura de pata de novato", resumieron en el PP al objeto de que la crisis no durara ni 24 horas, a pesar de dejar en entredicho a Catalá. "Este asunto ni está en la agenda ni lo vamos a poner en marcha", zanjó Soraya Sáenz de Santamaría en la rueda de prensa posterior al Consejo.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation