Menú

"Necesitamos un plan Marshall del siglo XXI para salir de la crisis"

Con escaso poder de convocatoria, Cándido Méndez y Fernández Toxo han criticado las políticas "neoliberales" contra la crisis.

0
Con escaso poder de convocatoria, Cándido Méndez y Fernández Toxo han criticado las políticas "neoliberales" contra la crisis.
EFE

La manifestación del Primero de Mayo no ha conseguido llenar siquiera la Puerta del Sol de Madrid que presentaba un aspecto similiar al que pueda tener cualquier día festivo en la capital madrileña. Tras la manifestación, el secretario general de Comisiones Obreras, Ignacio Fernández Toxo, ha tomado la palabra y ha comenzado pidiendo solidaridad para el pueblo de Nepal, para los trabajadores de Coca Cola, para "el pueblo Palestino", para el Sáhara y, finalmente, para la "clase trabajadora".

Según ha dicho, necesitamos un cambio de actores y un cambio de políticas" y también ha pedido una sociedad "más movilizada" que esté en la calle "reclamando la restauración de los derechos perdidos, de nuestro modelo social, de la educación, de la sanidad, la dependencia" y los "servicios sociales y los servicios públicos".

Las políticas que ha puesto en marcha el gobierno de Rajoy, decía Toxo, así como la "corriente neoliberal" que en Europa "arrasa" los derechos laborales, no van a permitir la salida de la crisis: "así no se sale de la crisis digan lo que digan", seguía el líder de CCOO.

Al mismo tiempo, reprochaba a Rajoy que presuma de que "España va a ser el campeón del mundo del crecimiento este año" y le preguntaba ¿qué van a pasar los siguientes? En este sentido, ha dicho que el objetivo de un 15% de paro en 2018 es insuficiente: "¿Esto es todo lo que puede ofrecer a la sociedad española? ¿Una reducción estadística del desempleo y además tan raquítica?".

En su opinión, "así no salimos de la crisis". Para conseguirlo es necesario "un Plan Marshall versión siglo XXI" que permita retomar "el estado social, los servicios públicos, el empleo de calidad", ya que "en España y en el mundo crecen las desigualdades".

En su discurso, plagado del argumentario sindicalista clásico, ha defendido el convenio sectorial, el sindicato "potentemente instalado en la sociedad" y acabar con "la reforma laboral" y con los "siete años que llevamos de efectos demoledores de las políticas desarrolladas en Europa e impuestas en España". No habremos salido de la crisis, decía Toxo, hasta que "los ciudadanos tengan los estándares que tenían antes de la crisis"

Por otro lado, también ha reclamado los "indultos a los sindicalistas amenazados de ser llevados a prisión" y para lo que el Gobierno "se comprometió hace seis meses". Finalmente ha criticado la "ley mordaza que pretende una sociedad amordazada que no proteste, que no salga a la calle" para poder así "operar con impunidad".

Cándido Méndez se refirió a las "listas negras" de sindicalistas de principios del siglo XX y dijo ahora "se están confeccionando listas negras a través de los fiscales con sentencias judiciales" con la intención de "disuadir y atemorizar" para conculcar el derecho a la huelga.

Sobre la recuperación que anuncia el Gobierno dijo que cuando se produzca padeceremos las mismas políticas de recortes. "¿Cómo se puede hablar de recuperación económica en esta situación? ¿Qué tipo de optimismo injustificado pretende inocular el gobierno? No se lo cree nadie. El único respaldo de su discurso es el hecho de que hay elecciones".

"Ya no vale hablar de empleo ni de cifras. ¿De qué empleos hablan?, ¿qué salarios tiene? ¿generan derechos?", dijo que hay que preguntarse. Y se contrestó. "Prácticamente todas son negativas. Los empleos son volátiles, de mala calidad, no generan cotizaciones y los salarios son insignificantes". Por ello, concluyó, "hay que exigir un cambio en profundidad, este año es el año del cambio en las políticas económicas y sociales".

En España

    0
    comentarios

    Servicios