Menú

Aznar: "Si alguna vez me tiene que renovar alguien, que sea Pablo Casado"

"El 24M se eligen gobernantes y no tertulianos ni comentaristas", avisa Rajoy desde Santander. Aznar le ayuda y carga contra Ciudadanos y Podemos.

69
"El 24M se eligen gobernantes y no tertulianos ni comentaristas", avisa Rajoy desde Santander. Aznar le ayuda y carga contra Ciudadanos y Podemos.
Aznar en un paseo por Ávila con los candidatos | David Mudarra

José María Aznar volvió a su tierra. Por Ávila fue diputado en 1982 y en el 87 se presentó y ganó las elecciones en Castilla y León. Tal vez por eso, allí le llamen "el presidente de siempre" y sus militantes enseñen con orgullo un porrón de fotos con él a lo largo de los años. "La libertad y España son las dos cosas que nos han parido, nuestro ADN", arengó a los suyos después de que Juan Vicente Herrera le acogiera diciendo que está "en su casa y con su familia".

El expresidente quiso decir varias cosas muy claras. La primera, que España "necesita tener un claro concepto en favor de su continuidad histórica" y que los nacionalistas son una amenaza real, principalmente en Cataluña. Mandó, en este sentido, un mensaje claro a Mariano Rajoy, al que volvió a no mentar en ningún momento: "La ley, las normas y la Constitución no se quiebran y si alguien tiene dudas, tenemos la obligación de despejárselas con todas las consecuencias".

En varias ocasiones, apeló a la "estabilidad" y a la "perseverancia". Y, en este sentido, articuló una dura crítica contra Ciudadanos y Podemos tanto en las formas como en el fondo. "Alguien me tendrá que explicar qué clase de idea es esa en la que el mejor candidato sea el que no conoce nadie o cómo es posible que la inexperiencia sea identificada como una garantía y una virtud", cargó contra los primeros. Sobre los segundos fue aún más duro: "Hoy nos acechan sombras negras del populismo de izquierda. Son los discípulos del chavismo". Y remató: "Han arrasado" Venezuela.

Si bien, fue su mención sobre la "renovación" lo que generó más comentarios en clave interna. "La renovación no es agarrarse a cualquier moda pasajera, abrazar con entusiasmo cualquier novedad o prescindir de dos generaciones de españoles a los que se consideran incapaces", empezó, descartando de esta forma a Albert Rivera. "No es cuestionar el sistema y decir que todo tiene que saltar por los aires y pegar una patada en la mesa", continuó, apartando también a Pablo Iglesias.

"La renovación es una mezcla inteligente de continuidad, perseverancia y estabilidad", afirmó, para defender a líderes a los que no le tiemblen "ni las piernas ni las manos a la hora de tomar decisiones". Y fue entonces cuando soltó un nombre: el de Pablo Casado. "Si alguna vez me tiene que renovar alguien, que me renueve Casado, que es un tipo estupendo", declaró, provocando el aplauso del auditorio.

Cabe recordar que Casado trabajó a las órdenes de Aznar en la Fundación FAES, aunque desde que se convirtió en portavoz de compaña su nombre se ha popularizado, y ha ganado adeptos de puertas para adentro. "Es la imagen del PP que quiere la gente", reconocía recientemente un alto cargo de la formación.

Sus últimas palabras fueron dedicadas al votante descontento. A él se dirige, a diferencia de Rajoy, cada vez que está tomando la palabra en esta campaña. "Los que están fuera, que vengan", pidió, tras reconocer errores y recalcar que será muy exigente con el PP. "Éste ha sido y es el partido de millones de españoles, el de las clases medias", afirmó, llamando a un "nuevo contrato para la política española".

Rajoy, también contra Ciudadanos

Mientras, la sensación en Génova es que van ganando votos día tras día y que Aznar y Rajoy se complementan. Uno más político y vehemente, otro más centrado en vender la recuperación económica. Aunque, en esta recta final, el presidente también elevó el tono poniendo en la diana a Ciudadanos. "El próximo 24 de mayo se eligen gobernantes y no tertulianos, ni comentaristas de televisión. Ni productos de márketing", dijo en un mitin en Santander.

Previamente, en Vitoria, rechazó posibles acuerdos con los de Rivera, pese a que no pocos barones vean imprescindible el acuerdo para seguir gobernando. "El PP pacta con la gente y no con los 54 que acaban de llegar", aseveró. "Somos un partido desde la base y no en tertulias o plató de televisión", marcó distancias una vez. "Hay quien piensa que votar a Ciudadanos es votar al PP con condiciones, pero votar a Ciudadanos puede ser votar a Podemos con condiciones", remató María Dolores de Cospedal desde Murcia.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation