Menú

Cristina Cifuentes se compromete a que Madrid siga siendo una comunidad con impuestos bajos

La popular, que será investida presidenta este miércoles, ha presentado su programa en un discurso de investidura que ha querido ser muy conciliador.

0
La popular, que será investida presidenta este miércoles, ha presentado su programa en un discurso de investidura que ha querido ser muy conciliador.
Cifuentes atiende a los medios antes de su discurso | C.Jordá

Cristina Cifuentes será presidenta de la Comunidad de Madrid este miércoles tras una sesión de investidura que ha empezado este martes con un discurso en el que la todavía candidata ha trazado las líneas básicas de lo que quiere que sea su gestión.

La popular ha hecho un discurso muy conciliador, ofreciendo "pactos de legislatura" en tres ámbitos de gran importancia: regeneración democrática, educación y sanidad. Pactos que Cifuentes quiere que se implementen al principio de la legislatura y den estabilidad en estas áreas durante los cuatro próximos años.

Sin embargo, pese a ese tono conciliador y la evidente intención de transmitir cierta voluntad renovadora –especialmente en cuanto a transparencia y lucha contra la corrupción-, la futura presidenta se ha comprometido a mantener en muchos aspectos una política continuista sobre la que ha venido desarrollando el PP en los últimos años, primero con Esperanza Aguirre y después con Ignacio González.

Así, se ha comprometido a mantener líneas fundamentales en ámbitos como la educación –seguir expandiendo el bilingüismo y mantener el apoyo a los centros concertados- y, sobre todo, a mantener una política de impuestos bajos en la que incluso profundizará con nuevas bajadas del IRPF y no sólo mantener la bonificación del impuesto de donaciones y sucesiones sino también extenderla a hermanos, tíos y sobrinos.

Invitados ilustres

Un mensaje que sin duda habrá sido del agrado de Ignacio González, presente en el hemiciclo en su calidad de presidente aún en funciones, y también a una Esperanza Aguirre que estaba en la tribuna del público, junto a varios representantes institucionales e invitados como Pablo Casado, el flamante nuevo vicesecretario general del Partido Popular, o dos viejos conocidos de la Asamblea: Antonio Miguel Carmona e Íñigo Henríquez de Luna.

Ante todos ellos Cifuentes ha hablado de un programa de Gobierno basado en cinco grandes "criterios políticos": compromiso "con un proyecto nuevo que nos permita consolidar los logros alcanzados y seguir avanzando"; políticas sociales; responsabilidad -la popular ha asegurado que el programa que exponía es "un contrato de obligado cumplimiento"-; transparencia; y diálogo y "receptividad a las propuestas del resto de los partidos y de los ciudadanos".

La exdelegada del Gobierno ha querido, además, señalar un último criterio en el que quiere basar su gestión: "La legalidad, el respeto a la Constitución y a las leyes que la desarrollan, porque sólo desde el cumplimiento de la ley puede garantizarse la convivencia en libertad y con seguridad".

Medidas económicas

Cifuentes ha colocado como una de sus prioridades la lucha contra el paro, para lo que ha anunciado el enésimo plan de empleo fruto del "consenso y el diálogo" con los agentes sociales.

También ha prometido una "apuesta decidida" por la formación para el empleo, aspecto en el que ha anunciado una medida interesante: un "cheque formación para que los trabajadores desempleados tengan libertad para elegir el centro formativo que precisen".

Además, ha prometido una apuesta decidida por el I+D+i, un Plan de Empleo Verde –también el enésimo- y, esto sí más inmediato y concreto, "prolongar durante un año más la tarifa plana de 50 euros de cotización a la Seguridad Social" con la que el Estado bonifica a los autónomos durante los seis primeros meses de actividad, con lo que la bonificación ya llegaría a los 18 meses.

También se ha comprometido a tomar una serie de medidas para eliminar las trabas a la llegada de inversiones y "un marco favorable a la creación de empresas, que es lo mismo que decir a la creación de empleo".

En el plano de la política fiscal Cifuentes no sólo ha asegurado las referidas bajadas de impuestos, sino que ha prometido también reducir los de transmisiones patrimoniales y el de Actos Jurídicos Documentales.

Finalmente, la que va a ser presidenta de Madrid ha anunciado que seguirá una de las luchas de su predecesor: la exigencia de un nuevo sistema de financiación autonómico "que ponga fin a la injusticia creada en su momento por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero".

Sanidad y educación

En el campo de la Sanidad, Cifuentes ha presumido de la Sanidad madrileña, "la mejor de España sin duda y una de las mejores de Europa" que seguirá siendo "pública, universal y gratuita" y en la que no habrá "nuevas externalizaciones y privatizaciones".

En el ámbito de la educación se ha comprometido en mantener "una educación pública de la máxima calidad" centrada "en la libertad", por lo que seguirá apoyando la educación concertada y toda la comunidad seguirá siendo distrito único para la selección de centro.

Además, seguirá extendiendo la ecuación bilingüe: todos los nuevos colegios que se construyan nacerán como bilingües desde los tres años y también se ampliará a la formación profesional.

En España

    0
    comentarios

    Servicios