Menú

Artur Mas admite que podría declarar la independencia sin tener una mayoría de votos

Tras convocar las elecciones este lunes Mas ha comparecido ante la prensa para hacer balance de legislatura y empezar la campaña victimista.

0
Tras convocar las elecciones este lunes Mas ha comparecido ante la prensa para hacer balance de legislatura y empezar la campaña victimista.
Mas, en un momento de su comparecencia | EFE

Artur Mas se ha presentado ante la prensa para hacer un balance de la última legislatura y, sobre todo, empezar la campaña para las elecciones que él mismo convocó este lunes. Una campaña que parece que, una vez más, se centrará en el victimismo de una Cataluña supuestamente maltratada y menospreciada por España.

Lo más significativo políticamente, sin embargo, ha sido que Mas ha asegurado que el resultado del 27S se medirá "en diputados", ya que esa es la forma de hacerlo con las elecciones mientras que "si fuese un referéndum contaríamos en votos". El de CDC ha asegurado también que la mayoría absoluta "está en 68 diputados" y que "tal y como se ha planteado el plebiscito eso es un sí". Además, este resultado incluiría los diputados que obtuviesen "todas las listas que están inequívocamente por el sí" en referencia a la de las CUP.

De esta forma Mas admite, aunque por supuesto esto no lo ha reconocido directamente el presidente de la Generalidad, que podría seguir adelante con su desafío independentista obteniendo bastante menos del 50% de los votos.

De hecho, con el sistema de representación por provincias y con la Ley D’Hont es posible alcanzar holgadas mayorías absolutas con porcentajes de voto real muy lejos de la mayoría absoluta: Pujol obtuvo tres consecutivas sin llegar en ningún caso al 47% de los votos.

"Ataque sistemático"

El todavía presidente de la Generalidad ha asegurado que su intención es "tener un país mejor en el que la gente individualmente pueda vivir mejor" y que eso es algo que en Cataluña "siempre hemos relacionado vivir mejor con más autogobierno".

Mas ha descrito un panorama supuestamente desolador en el que "el autogobierno" está "en un callejón sin salida" y se le está dando "marcha atrás", por lo que estas elecciones son "en legítima defensa de este ataque sistemático del estado español".

El de CDC ha presumido de haber creado "muchísimos impuestos" y ha lamentado que, aún así, "cuantas más herramientas necesitábamos para dar respuesta a las necesidades del país menos nos han dado".

"Plebiscitarias"

Mas ha insistido en muchas ocasiones en el carácter plebiscitario de la convocatoria: "Todo el mundo sabe que el 27 por la tarde el recuento que se hará tendrá ese carácter de plebiscito", ha asegurado explicando que "las cosas han llegado demasiado lejos para decir ahora que son unas elecciones normales, legalmente lo son, formalmente también, pero de fondo no".

A pesar de reconocer abiertamente esto que podría ser un fraude de ley, ha defendido que el decreto de convocatoria firmado este lunes "es inatacable desde el punto de vista jurídico, se han convocado elecciones al parlamento de Cataluña como siempre".

El presidente catalán ha pedido respeto y una confrontación limpia, sugiriendo de todas formas que puede haber "juego sucio" en su contra: "No me sorprendería" ha dicho mostrando su confianza en que "a nivel de país hayamos aprendido algo".

Molesto al ser preguntado por Pujol

Ya al final de la rueda de prensa un periodista le ha comentado que todos los logros de los que presumía "vienen de Jordi Pujol". Mas, ha respondido visiblemente molesto: "Que yo sepa Jordi Pujol no es presidente desde hace 12 años, no veo por qué sale ahora".

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD