Menú

Los cálculos de Rajoy: 150 diputados para parar los pies a Pedro Sánchez

Génova aspira al 34-35% de los votos con una distancia "importante" con respecto al PSOE. Lanza un mensaje a Rivera: "Él no pone o quita presidentes".

(Lloret de Mar, Gerona)
144
Los cálculos de Rajoy: 150 diputados para parar los pies a Pedro Sánchez
Cospedal y Albiol, este jueves, en la inauguración de la escuela de verano popular | Tarek PP

Los estrategas del PP transmiten a Mariano Rajoy que la cosa va por buen camino. "Yo no descarto la mayoría absoluta", deslizaba esta misma semana un miembro de la dirección nacional, tras destripar las últimas encuestas. Si bien, el objetivo más realista del presidente es arañar el mayor número de votos para que la diferencia en escaños con el segundo partido sea tan clara que el PSOE "no" se atreva a ninguna maniobra.

Las cifras salen, según la cúpula popular; reunida hasta el sábado en Lloret de Mar (Gerona), donde se celebra la primera gran cita política del curso. Y la estrategia para conseguirlo, añaden, "está funcionando". Tras las vacaciones de agosto, Rajoy presidió de nuevo el Comité de Dirección, y en él se analizó cómo afronta la situación el partido. En voz de un integrante del órgano, la tendencia electoral es "positiva" hasta el punto de aspirar a una importante distancia entre el PP -previsible primera fuerza- y el PSOE -segunda-. "Tenemos que sacar más de 150 diputados", zanjó un cargo muy próximo al jefe del Ejecutivo. La mayoría absoluta está en los 176.

A día de hoy, según estos estrategas, el PP ganaría las elecciones con el 30-31% de los votos. La idea es mantener la curva ascendente, y -en los meses que restan para las elecciones- llegar al 34-35%. Así, con el hipotético escenario de una gran distancia entre el primero y el segundo, el entorno del presidente opina que Pedro Sánchez no tendrá margen para arrebatarle la Moncloa. "La presión de la opinión pública sería muy fuerte", arguyen, ya que el líder socialista "no sólo tendría que pactar con Podemos, cosa que damos por descontado, sino con varias formaciones más".

En Génova aseguran que Sánchez y Pablo Iglesias ya negocian. Sugieren, incluso, que Jordi Sevilla intenta tranquilizar al mundo empresarial afirmando que él sería el ministro de Economía de la citada "coalición". Pero, con las encuestas en la mano, ven hoy imposible esa suma. Y menos aún con Ciudadanos. Según la reflexión de la dirección, la única salida que le quedaría a Sánchez sería un pacto "tipo Badalona" -donde el PP sacó el doble de votos al PSOE, pero éste se alió con una amalgama de partidos y hoy el alcalde es de la CUP-, y cargos próximos a Rajoy esperan que no llegue tan lejos. Insisten: "La gente no estaría dispuesta".

"En España se han celebrado muchas elecciones generales y siempre ha gobernado la primera fuerza política", enfatizó este mismo jueves Rajoy en una entrevista en Cope. Y se encargó de recordar que, en 1996, el PP ganó los comicios quedándose a 20 escaños de la mayoría suficiente, y pese a esto José María Aznar fue presidente. A ello se agarra su entorno: "Se puede conformar un gobierno de mayoría simple alcanzando pactos puntuales".

En este sentido, los populares admiten estar muy pendientes de Albert Rivera, con quién ven cercanía ideológica y económica. Si bien, molesta hondamente "el rumor" que llega de que una de las condiciones de la negociación sería que Rajoy no fuera presidente. "Rivera no quita ni pone a presidentes del Gobierno. Son los españoles los que votan", le replican al más alto nivel, no sin indignación.

En todo caso, lo importante a ojos de Rajoy es que "el PP está mejorando" en las encuestas tras vivir "una etapa muy difícil". Y en maitines tienen claro que la estrategia marcada está dando sus frutos, tal y como avanzó este diario. "El único enemigo es el PSOE", resumen desde la dirección, atizando el miedo a un pacto con Podemos que devuelva los nubarrones económicos. Por otro lado, tras el bache de agosto, Rajoy promete que la recuperación de empleo se mantendrá en los próximos meses. "Va a ir bien, no habrá una desaceleración", apuntó en Cope.

Las generales, el 13 o 20 de diciembre

En paralelo, Génova revela que han rodado mediáticamente "20 caras nuevas" este verano y que, además del eficaz Pablo Casado, también han hecho de portavoz de forma usual Andrea Levy o Javier Maroto. "Todos hacen unos diez medios semanales", revelan en la sede nacional, donde también sacan pecho de un Rajoy mucho más cercano, que patea la calle, da ruedas de prensa y se acerca a charlar con los periodistas. Jorge Moragas, nuevo hombre fuerte, está muy pendiente de ese giro.

Toda una estrategia a la espera de unos comicios que aún no están convocados formalmente. En Lloret de Mar, la dirección nacional no quiso mojarse formalmente sobre la fecha, aunque en privado algunas fuentes recalcaron que parece más factible llamar a las urnas el día 13 y no el 20, en víspera de las fiestas navideñas. En todo caso, los mensajes estuvieron centrados en encumbrar a Xavier García Albiol, el candidato al 27S y que según su equipo sigue subiendo en las encuestas. "Lo que ocurra en Cataluña también es clave para las generales", corroboraron desde la cúpula.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation