Menú

Cargos del PP creen que Rajoy se equivocó: debió hacer coincidir catalanas y generales

Sarkozy cerrará la campaña con Rajoy y Albiol en Barcelona. Antes, el presidente estará en Tarragona y Gerona para alertar sobre la ruptura.

110

En el Gobierno y el partido que le sustenta no disimulan su preocupación en privado. Las encuestas internas que manejan -más allá de que sitúen al PP más cerca del escaño 15 que del 12 o el 13, como se ha publicado- confirman que Junts pel Sí roza la mayoría absoluta. El bloque separatista "está muy fuerte", lamentan, pese a la potente ofensiva política articulada en las últimas semanas. Y de ahí que vean en la alta participación su última esperanza: "Superior al 70%", según el augurio de Xavier García Albiol.

El escenario es complejo, pero Mariano Rajoy no cambiará de estrategia en lo que resta de campaña. Más al contrario, condensará mensajes. Por un lado, alertará de las consecuencias que acarrearía una hipotética secesión. Y, por otro, reclamará a la Cataluña "silenciosa y silenciada" que diga "basta" y plante cara al órdago de Artur Mas. "Los que quieren que se garanticen sus pensiones, sus ahorros y su pasaporte europeo es muy importante que salgan a votar al PP, que plantará cara a los independentistas", resumió Andrea Levy, número dos de la lista de Albiol, en un desayuno informativo.

El entorno del presidente pone en valor cada nuevo aviso de un líder internacional o de un empresario importante en contra de la ruptura. Nicolas Sarkozy arropará a Rajoy y a Albiol el próximo viernes en Barcelona, en el último llamamiento al voto. Y, según deslizan en el PP y para que no quepan dudas, dejará claro que una Cataluña fuera de España quedará marginada internacionalmente. Por su parte, este mismo lunes, el gobernador del Banco de España se sumó al coro de voces que apuntan a un posible "corralito" en la región mientras que Pronovias auguró su marcha en caso de ruptura.

Según el PP, estos avisos están poco a poco calando en la ciudadanía. "Todo el sistema bancario está diciendo a Mas que es imposible la secesión", resumió Pablo Casado al término del Comité de Dirección, que volvió a presidir Rajoy en la sede nacional. "Es muy importante explicar que el medio millón de parados catalanes no van a comer con la independencia", llegó a afirmar el portavoz popular. "Ya no se puede decir más alto y más claro", se exasperó en rueda de prensa.

Si bien, pese a que la hoja de ruta esté trazada y mandatarios y empresarios se hayan alineado con Rajoy, en el PP existe frustración, y también cierto temor a lo que pueda ocurrir el 27S, y sus consecuencias posteriores. Y de ahí que diputados y altos cargos consultados por este diario crean ahora, incluso antes del resultado electoral, que Rajoy se confundió al no hacer coincidir las catalanas con las generales.

El debate estuvo abierto durante semanas en el seno del Ejecutivo y el PP, pero el presidente se decantó por agotar la legislatura. El motivo esgrimido es que quería aprobar los Presupuestos Generales del Estado -lo cual generará certidumbre, con independencia del futuro inquilino de la Moncloa-, mientras que desde la Moncloa se confesó que en diciembre hay "más alegría económica", con los funcionarios habiendo recibido la paga extra. Así, los comicios se celebrarán el 13 o "probablemente" el día 20.

El calendario está claro, pero en el PP lamentan que no se hubiera estudiado con más profundidad la posibilidad de que el próximo domingo también fueran las generales. "Durante toda la campaña, el centro de atención habría estado en Rajoy y las catalanas no pasarían de un segundo plano", según un veterano parlamentario. "No todo sería la independencia, el debate estaría mucho más abierto". A lo que sumar, según su argumento, que el PP "despertaría aún más el interés de sus votantes en Cataluña, porque allí votan más en las generales".

"Hoy, francamente, creo que nos hemos confundido. Si el 27S también se celebraran generales, Mas apenas aparecería en los medios y la agenda sería nacional, la marcaríamos nosotros", corrobora un alto cargo a nivel nacional. "¿Cuántos votos de más sacaremos en diciembre? Quienes hoy creen que le hemos dado la vuelta a la situación económica, lo seguirá creyendo el día 20", remata. En el PPC también está muy extendida esta teoría, aunque "ahora ya no vale la pena arrepentirse", según un dirigente próximo a Albiol. Incluso en la dirección nacional, si se pregunta por esta cuestión, se reconocen dudas.

Sea como fuere, oficialmente Casado no dio la batalla por perdida, y dijo no creerse las encuestas. Rajoy estará el martes en Tarragona, el miércoles en Gerona y el viernes con Sarkozy en Barcelona. "Queremos seguir viviendo juntos, es lo que le conviene ambas partes. La historia de España no se puede escribir sin Cataluña", reiteró Casado en su comparecencia, mentando incluso a sus familiares y amigos. Eso sí, pase lo que pase el 27S, también quiso zanjar: "La ruptura no se va a consumar, sólo faltaba". Y, en Moncloa, insisten en que todos los escenarios están contemplados, y que hará respetar la legalidad.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation