Menú

Rajoy se aferra al efecto Albiol y Sarkozy clama por "una España unida y en pie"

El PP augura una participación histórica, de hasta el 75%. Sarkozy, junto a Rajoy, grita en español que "Francia necesita una España fuerte".

78
Rajoy se aferra al efecto Albiol y Sarkozy clama por "una España unida y en pie"
Nicolás Sarkozy, en el mitin de cierre de campaña del PP | Tarek/PP

Mariano Rajoy se aferra a una participación histórica, de hasta el 75%, para convertir en papel mojado las encuestas que dan al bloque separatista la mayoría absoluta y al PP no más de 13 representantes en el Parlamento catalán. Durante toda la campaña, Xavier García Albiol se ha apoyado en esa posible movilización para forzar una sonrisa y asegurar que "la cosa va bien", que lo nota "en la calle" y que el votante constitucionalista ha despertado.

El reto es que la sociedad "silenciosa y silenciada" acuda masivamente a las urnas para poner en apuros a Artur Mas. Pero, también, Albiol aspira a cosechar un resultado con el que aguantar el tipo. Descartados los 19 escaños alcanzados en los anteriores comicios, el PP se puso como objetivo los 15 representantes, partiendo de la base de que antes de verano -con Alicia Sánchez Camacho aún en el cartel- "ninguna encuesta nos daba más de 7". En la recta final de la campaña, sin embargo, ya veían como un éxito llegar a los 14: "Los trackings nos dicen que el escaño número 13 lo tenemos seguro", según las fuentes consultadas.

Durante estos 15 días, el PP ha simplificado mensajes. Con la ayuda de grandes y pequeños empresarios, ha advertido de que una hipotética secesión provocaría desempleo y pobreza. Incluso "un corralito", como se apuntó desde el Banco de España. Y, apoyándose en declaraciones públicas de mandatarios internacionales -desde David Cameron a Barack Obama pasando por Juan Manuel Santos-, sentenciaron que una Cataluña fuera de España no formaría parte de la Unión Europea. "A la cola", como dijo el primer ministro británico.

Rajoy, una vez más, se implicó en la campaña. No tanto como lo publicitado, pero sí estuvo en todas las provincias catalanas. Sus estrategas reconocen que le salió mal la entrevista de Onda Cero y que pasaron un mal trago en Reus -donde la comitiva popular fue hostigada por decenas de secesionistas-, pero que las ideas clave han calado. En concreto, las consecuencias de una hipotética ruptura que, pase lo que pase el 27S, no se llevará a cabo porque "la ley es la ley".

Sarkozy reclama unidad

Para atar bien esta idea, la estrella invitada en el cierre fue Nicolas Sarkozy, aclamado por los 2.500 simpatizantes que llenaron el palacio de congresos de Barcelona. "¡Europa y Francia necesitan una España fuerte y unida!", gritó en la lengua del país anfitrión. "Es muy emocionante hablar en España, esta España que amo y que siempre he amado", afirmó ante la ovación del auditorio.

A Sarkozy se le vio entregado, muy vehemente. Antes de subirse al mitin, se reunió con Rajoy y le prometió que, ante la amenaza de Mas, siempre tendrá su apoyo. Lo dijo también públicamente: "Europa necesita una España fuerte, unida y que esté en pie", reiteró, para a renglón seguido cargar contra los separatistas. Llamó "cobardes" a quienes buscan la ruptura y avisó de que el país dividido "será más débil" y de ahí que los comicios "son también un problema" para la UE.

"Sólo hay un camino para sobrellevar la crisis, que es el de la unidad", sentenció el líder de la formación hermana del PP, que elogió a Rajoy: "Es un patriota intransigente respaldado por toda la Unión Europea". El presidente le contestó pocos minutos después: "Tu presencia nos estimula y nos ayuda, y la agradecemos de todo corazón. Eres un amigo".

Rajoy, mientras los suyos ondeaban banderas españolas y catalanas, hizo un último llamamiento al voto "para salir del túnel, ver la luz e iniciar una etapa de sensatez y de razón". "Pido el voto porque ellos (los independentistas) te quieren en casa, en silencio como si esto no fuera contigo cuando va contigo, ya lo creo que va contigo", exclamó el jefe del Ejecutivo. A sus ojos, el domingo "hay que hablar alto y claro" para acabar con "voceríos, grandilocuencias y castillos de palabras" y abrir, por fin, una nueva etapa en Cataluña.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation