Menú

Aumenta la preocupación en Génova aunque "el sondeo de 'El País' tiene bastante cocina"

Génova aduce "cocina" para no creerse el sondeo de El País. En esRadio, Isabel Bonig avisa: "Procede de un medio de izquierdas con un claro interés".

100
Aumenta la preocupación en Génova aunque "el sondeo de 'El País' tiene bastante cocina"
Rajoy, esta semana, inaugurando un embalse en Huesca | EFE

La preocupación va a más en el seno del Partido Popular. Hasta ahora, sus portavoces se habían agarrado al mantra de que "según todas las encuestas" eran la primera fuerza en intención de voto, y partiendo de esa base se reclamaba al resto de actores políticos que dejen gobernar al vencedor de los comicios del 20 de diciembre. Pero el sondeo de El País rompe estrepitosamente el discurso, y encima señala una dramática sangría de votos en uno de sus feudos -Valencia- más importantes históricamente junto a Madrid. "De confirmarse, sería una catástrofe. Pero no nos lo creemos", afirman al más alto nivel.

En privado, miembros de la dirección admiten que las elecciones catalanas han servido para catapultar a Albert Rivera, que ahora "está en la cresta de la ola". Si bien, más allá de lamentarse por no hacer coincidir dichos comicios con las generales, Mariano Rajoy ordenó en el último Comité de Dirección pasar a la carga contra Ciudadanos vinculando a la formación con el PSOE. Rivera y Pedro Sánchez "hacen ojitos políticamente" y "su amistad se está convirtiendo en un noviazgo político", denunció Javier Maroto el lunes, augurando un pacto entre ambos tras el 20D. El jueves, sumó un argumento más para criticar al partido naranja: sus "ataques" al concierto económico vasco, dijo, fruto del desconocimiento.

Pese a ello, en el PP tienen la sensación de que, a día de hoy, Rivera parece inmune a sus ataques. Y la demoledora encuesta de El País no hizo sino aumentar la sensación de desasosiego, convirtiendo la palabra "catástrofe" en una de las más repetidas en la sede nacional.

Siendo éste el escenario, los populares trataron de recomponerse. Desde la cúpula del PP valenciano se transmitió que la encuesta está "bastante cocinada" y que Metroscopia -la empresa encargada de la misma- se ha equivocado otras veces "con un sesgo muy claro a favor de Ciudadanos". El estudio procede "de un medio muy concreto, de izquierdas y con un interés evidente", afirmó públicamente Isabel Bonig, la líder regional, en Es la Tarde de Dieter. Su entorno insistió: "Todo entra dentro de la estrategia para desgastar al PP y aupar a Rivera".

Según el PP valenciano, de las encuestas internas de Génova se desprende que el PP "remonta poco a poco, pero remonta", a lo que sumar que el diario Levante apunta este mismo viernes que Bonig ganaría en caso de celebrarse elecciones autonómicas. Aunque, eso sí, perdiendo aún más votos que Alberto Fabra. "Tomamos nota y seguimos trabajando", remató la presidenta regional en esRadio.

Precisamente, en la dirección nacional se acogieron a la tesis de la "cocina" para intentar aguantar el tipo. A lo que sumar, en voz de un integrante de la cúpula, que "en febrero se decía que la primera fuerza política en España era Podemos". Esto es, la volatilidad es enorme y, en momentos de incertidumbre, "el voto útil es al PP" para "mantener la senda de recuperación económica y la unidad de España". Y así se repetirá una y otra vez en esta larga campaña. "No es el momento de gente sin experiencia", proclamó Rajoy hace menos de una semana, precisamente en Valencia para arropar a Bonig. En Génova, prácticamente nadie pone en duda el "enorme esfuerzo" que la líder regional está haciendo para poner en funcionamiento una estructura que estaba "moribunda".

Problemas también en Andalucía

Las alertas suenan en Valencia, pero también en otras zonas clave, como por ejemplo Andalucía. La región del sur fue decisiva para la histórica victoria de Rajoy en 2011, obteniendo allí 33 de los 60 diputados que aporta la comunidad, un récord absoluto. En concreto, el PP sacó 9 puntos de ventaja del PSOE, lo que se tradujo en 1,9 millones de votos y el 45,57% de los sufragios.

Ahora, el panorama es mucho más complejo, y las cifras que se manejan muy distintas. Algunas estructuras locales aseguran que el partido está desmoralizado y dudan del liderazgo de Juan Manuel Moreno, que cuenta con el respaldo de Rajoy, que en fechas recientes ha acudido a la comunidad para varias inauguraciones. "A las generales vamos con el objetivo de resistir, que no de ganar", lamentaba un diputado andaluz, en conversación informal.

En todo caso, los estrategas populares aseguran que, en Andalucía, a Ciudadanos le está costando caro el respaldo a Susana Díaz. "De los nuestros, nos van a votar muchos de los que, en las autonómicas, se decantaron por Ciudadanos", auguran. En ello se centró Esperanza Oña, actor clave del PP andaluz, en el programa de Federico Jiménez Losantos: "Lo que está sucediendo es más propio de Venezuela que de España", se quejó con respecto a la pinza que han hecho PSOE y Ciudadanos en el Parlamento regional. Y añadió que el PP mantiene su mismo ideario político y "no podemos ponerlos en peligro porque nos puede pasar factura".

Nadie en el PP se atreve ya a pronosticar los 150 escaños que se sugerían tras las vacaciones, en la escuela que la dirección organizó en Lloret de Mar. "Sin el empuje de Andalucía y Valencia", reconocen, todo será mucho más difícil. En Madrid también se dan signos de importantes problemas. Y a Génova han llegado noticias de que las próximas encuestas publicadas serán muy negras para los intereses de Rajoy.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation