Menú

David Fernàndez, el amigo cupero de Mas, propone prestarle dos tránsfugas

El exdiputado arremete contra el Estado y hasta contra el Barça por llevar "Qatar-ISIS delante y Unicef-refugiados en el culo".

0
El exdiputado arremete contra el Estado y hasta contra el Barça por llevar "Qatar-ISIS delante y Unicef-refugiados en el culo".
David Fernández | EFE

En un extenso artículo plagado de reflexiones personales y críticas a izquierda y derecha, el exdiputado de la CUP David Fernàndez (quien protagonizara el abrazo con Mas el día del referéndum el 9-N de 2014) escribe: "es probable que lo único posible, ahora mismo, sean dos votos al proceso al lado de un plan de choque real y concreto". La condición no es baladí, pero por primera vez un dirigente del partido antisistema expone la posibilidad de apoyar a Mas para el que proceso continúe adelante. "In dubio pro procés", añade Fernàndez.

El texto no se ahorra críticas a Convergencia y afirma que "el autoengaño es siempre la peor mentira: ayuda muy poco no querer entender -minimizar, banalizar, justificar- que los peores recortes o la gestión patrimonialista del proceso -la tosca herencia de confundir país y partido- no son coincidentes". "Por eso -añade- la CUP afirma que presente y futuro no pueden reproducir el pasado".

Para evitar malentendidos y reproches entre "Junts pel Sí" y la CUP, Fernàndez propone "luz y taquígrafos sobre el qué, el cuándo, el cómo y el quién, desafortunadamente aún sin concretar; pero falta la requisitoria clave, ¿para qué?".

Elogio de la coherencia

Uno de los párrafos más singulares de la nota de Fernàndez publicada en el diario independentista Ara se atiene a la defensa del papel de la CUP: "El rostro del otro siempre está. Y con él, sus razones. Coctelera catalana con todas las contradicciones juntas y algunas paradojas: después de décadas maldiciendo a los políticos que dicen una cosa y después hacen la contraria, ahora resulta contradictorio. ¿Alquilamos sillas? ¿En qué quedamos? Curioso país el nuestro, donde la Virgen es negra, el gorila es blanco y celebramos cada domingo los goles a los que llevan por delante Qatar-ISIS y Unicef refugiados en el culo".

También reparte estopa al Estado: "Enfrente tenemos un Estado de golpe, variante posmoderna de golpe de Estado y de mercado, rompiéndole todo, sin cuartel. El Leviatán de una máquina de guerra: Un TC hecho búnquer, el FLA como Fondo de Liquidación de las Autonomías, todo un sistema de poder -bancos, Iglesia, ejército- triturando la libertad política catalana y, con ella, las posibilidades de justicia social".

El artículo de Fernàndez resulta contradictorio, está lleno de disgresiones, pero algunos convergentes aprecian un cambio de talante en la CUP, un rumor de fondo que podría desembocar en un sí a Mas después de la asamblea del 27 de diciembre. Planea sobre esa posibilidad el resultado de las elecciones generales con sondeos muy desfavorables para la nueva marca de Convergencia, "Democràcia i Llibertat".

Sea como fuere, la CUP nota la presión. El diputado Julià de Jòdar se mostró partidario de investir a Mas desde el primer momento y Lluc Salellas, parlamentario por Gerona, avaló la fórmula de la presidencia coral con un Mas florero si la Generalidad detenía todas las privatizaciones en curso. Y ahora Fernàndez, que cambia de registro en relación al domingo pasado en Manresa, donde protagonizó un discurso tronante sobre la prescindibilidad de Mas.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot