Menú

Los asesores de Rajoy avisan de un ascenso de Iglesias en sus sondeos

Rajoy se declara optimista aunque sus sondeos no le den todavía el 30% de los votos. "La segunda plaza está en un pañuelo", según sus asesores.

34
Los asesores de Rajoy avisan de un ascenso de Iglesias en sus sondeos
Rajoy, en Palma de Mallorca este miércoles, pidiendo el voto | Tarek

"Me lo estoy pasando muy bien, estoy contento". Mariano Rajoy protagonizó un alto en el camino para hacer su primer balance de campaña. "Soy optimista", repitió por tres veces en un mitin en Palma de Mallorca. Después, en conversación informal con periodistas, reiteró que está satisfecho con su estrategia y transmitió esa tranquilidad que a veces sorprende a sus interlocutores. Según los últimos trackings, el PP aún no llega 30% de los votos, aunque va subiendo.

Las encuestas internas de la formación que se elaboran diariamente para analizar la tendencia electoral confirman que el PP está subiendo "un poco", por lo que ya mejoraría el resultado que pronosticó el CIS la pasada semana, que le otorgaba el 28,6% de los votos estando a ocho puntos de distancia con respecto al PSOE, que sería la segunda fuerza política. En paralelo a esa tendencia alcista, Ciudadanos "va para abajo", se encargaron de remachar fuentes de la dirección nacional.

El otro titular que se desprende destripados los trackings es que el PSOE sigue bajando en intención de voto frente a la remontada de Podemos. "La segunda plaza está en un pañuelo", en palabras de un miembro de la cúpula. Pablo Iglesias "va para arriba", incidió, aunque no quiso dar porcentajes. Según la predicción de un asesor de Rajoy, "un PSOE muy débil será al final segundo, seguido de un Ciudadanos que no tendrá tantos votos como dice el CIS y un Podemos más fuerte".

En el citado encuentro con los informadores, Rajoy no quiso hacer hipótesis. "No voy a meterme en líos", contestó sobre la delicada situación que atraviesa Pedro Sánchez. Le preguntaron si volverá a ser tan duro como el martes en Sevilla, cuando dio al líder socialista prácticamente por amortizado, y dejó entrever que no. Sus asesores lo confirmaron. "Sólo me interesa el PP y recuperar la confianza de los ciudadanos", destacó, evitando decir nada noticiable sobre sus rivales políticos. "Cada uno hace lo que puede y hay que respetar lo que hagan los demás", apostilló.

Habrá más anuncios potentes

Rajoy desveló que ya ha empezado a preparar el cara a cara con Sánchez, y que será el único debate televisado que protagonice. Por su parte, será "sensato, equilibrado y pensando en el futuro", destacó, no sin volver a reivindicar que el rifirrafe con el líder de la oposición es "lo que se ha hecho siempre" y de ahí que se lo tome "en serio". Para entonces, o en los próximos días de campaña, el presidente reconoció que se guarda todavía algún anuncio potente, del que no dio detalles aunque previsiblemente será económico.

Según las fuentes consultadas, tras ese debate, se analizarán las posibles variantes por si hubiera que hacer un giro en la estrategia. Aunque, por el momento, tanto Rajoy como su equipo de campaña aseguraron estar contentos con el resultado. En Palma, el candidato volvió a darse un paseo, entró en un mercado y compró ensaimada. El protagonista está muy cómodo, como así se encargó de repetir a los periodistas, a los que prometió que subirá en el autobús electoral.

El 20 de diciembre "puede haber alguna sorpresa", fue lo más que arriesgó Rajoy, que no quiso contestar cuando le preguntaron si había recibido la llamada de José María Aznar para darle ánimos. Ante los suyos, se mostró más optimista que nunca: "Os animo a que trabajéis y expliquéis las cosas porque podemos obtener una gran victoria", proclamó.

Tras su agenda en Palma, Rajoy cogió un avión rumbo a Pamplona, donde se comprometió a defender el régimen foral navarro y el convenio económico. La jornada electoral terminó en Zaragoza, donde reunió a más de 2.300 simpatizantes. Ante ellos, el candidato endureció su discurso contra Ciudadanos: "Quieren liquidar pueblos y Diputaciones provinciales" y "quieren convertir el Senado en no se sabe qué". "¡No se sabe qué harán con la gente!", llegó a advertir convencido de que su mensaje empieza a calar en los españoles.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation