Menú

Rajoy y Sánchez se enzarzan en una fuerte bronca sobre corrupción en el debate soñado por C's y Podemos

La imagen de Rajoy y Sánchez descalificándose personalmente por la corrupción deja al bipartidismo muy tocado.

0

Los dos candidatos llegaban en coche a la Academia de TV. Tras los saludos y presentaciones, Mariano Rajoy y Pedro Sánchez han comenzado a hablar de empleo. Rajoy sacaba pecho por la reforma laboral y los más de un millón de empleos que se han creado en "los últimos 18 meses", a lo que Sánchez contestaba diciendo que derogaría la reforma laboral por haber atacado "los derechos" de los trabajadores. Ambos candidatos han discutido ligeramente sobre empleo, pensiones, educación e, incluso, "violencia de género". Pero el debate saltaba por los aires después del descanso, cuando se introducía por segunda vez la corrupción en el mismo.

Pedro Sánchez tomaba la palabra y, como hizo en el primer minuto del debate cuando Campo Vidal arrancaba el programa preguntando por educación, sacaba a relucir el famoso SMS a Bárcenas: "Luis, sé fuerte". A partir de ahí, Sánchez hizo una larga disertación sobre todos las acusaciones de corrupción que pesan sobre el PP.

"Cuando envió este SMS tuvo que dimitir. Debería haber dimitido. Haber abandonado", enfatizaba Sánchez. Acusó a Rajoy de "irse de vacaciones pagadas por la empresa de Correa" y de "permitir que en la sede de Génova se haya destruido el ordenador de Bárcenas a martillazos ante el requerimiento de los jueces". Además, señaló que "usted dijo que todo era falso. Y en ese momento debió haber dimitido porque lo que dicen esos papeles era cierto". "Usted no es una persona decente", concluía Sánchez.

Una descalificación que encendía a Rajoy. El presidente tomaba aire y contraatacaba: "Hasta aquí hemos llegado, señor Sánchez", respondía antes de decir que lo que tendría que haber hecho el PSOE es "presentar una moción de censura". Visiblemente enfadado y ofendido aclaraba que "no me dedico a la política por dinero" y "cuando más dinero he ganado en mi vida ha sido cuando me he dedicado a mi profesión".

Rajoy, indignado, dijo a Sánchez que "usted es joven, usted va a perder estas elecciones", y calificaba la actitud de Sánchez de "ruin, mezquina y miserable". "Y eso no se lo permito", puntualizaba.

Esta tensa bronca ha ocupado el grueso de la segunda parte del debate. Un debate en el que Sánchez ha ocupado sus tiempos ampliamente mientras que torpedeaba cada intento del presidente del Gobierno por explicarse.

Por su parte, el presidente ha negado la mayor en la inmensa mayoría de afirmaciones de Sánchez sobre las ayudas a los parados, la reforma laboral, las pensiones o la lucha contra la violencia de género.

En fin, una bronca con la corrupción como protagonista y donde los rifirrafes y golpes bajos han sido la tónica general en casi todas las materias que se han tratado. Un debate que, probablemente, habrá sido seguido con aplausos en las sedes de Ciudadanos y Podemos.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia