Menú

Rajoy dice que "evidentemente" presentará su candidatura al Rey: "Fuerzas las tengo todas"

Enorme enfado en el entorno de Rajoy. "Es un hombre serio", y sigue preparando su investidura. Se baraja que no comparezca el viernes.

125

El PP vive al borde de un ataque de nervios. Cada vez más pesimistas, sus cargos especulan desde hace días prácticamente sobre todo. Incluso sobre el inminente futuro político de Mariano Rajoy, pese a que haya dicho públicamente que su intención es resistir. En las últimas horas, sonó con fuerza la tesis de que el presidente en funciones no iría a una investidura que dan por perdida. El silencio de Moncloa alimentó el rumor, con el partido viéndolo todo cada vez más negro.

Finalmente, este jueves, el presidente intentó imponer un poco de orden mientras su entorno deslizaba su enorme enfado por "los análisis" surgidos dentro de sus propias filas. Según enfatizó el Gobierno, Rajoy sigue "preparando" su discurso de investidura, toda vez el PP ha sido la formación política más votada el pasado el 20 de diciembre. Si bien, es "prerrogativa" de Felipe VI decidir qué candidato debe ser el primero en intentar formar gobierno tras la ronda de contactos con las distintas formaciones políticas, "y Rajoy acatará, como no podía ser de otra forma, la decisión" del monarca.

"Lo que le transmita al Rey parece razonable que se lo transmita a él y no se entere por los medios de comunicación", afirmó el propio Rajoy en una declaración que no estaba prevista pasadas las ocho de la tarde. Le repreguntaron si mantiene su intención de presentar su candidatura y si se ve con fuerzas: "Fuerzas las tengo todas y mi candidatura evidentemente la voy a presentar", aclaró. Aún más, precisó que le gustaría que todo quedara resuelto los próximos 15 días, y fue muy crítico con Pedro Sánchez: "Creo que es importante relajarse de cuando en cuando (…) Conviene dar la talla y tengo mis dudas de que algunos la estén dando". Por enésima vez, ofreció una gran coalición a PSOE y Ciudadanos.

En este sentido, en Moncloa creen que al Rey no le saldrán los números el viernes, y que en dicho contexto Rajoy le trasladará su "firme voluntad" de intentar formar gobierno. "Tenemos que hacer de la necesidad virtud y buscar la posibilidad de entendernos entre todos", contestó Rafael Hernando, en otra inesperada rueda de prensa por la mañana para aclarar la posición del PP. Fernando Martínez-Maíllo, que es el número tres de Génova, se pronunció en términos parecidos. "Rajoy defenderá su investidura cuando toque, cuando corresponda" pero "tiene todo el derecho a hacerlo y toda la legitimidad que dan las urnas", afirmó ante los periodistas. "Nos ha trasladado que se someterá a la votación", desveló Andrea Levy en esRadio.

La discusión, en todo caso, es un hecho en un PP completamente desmoralizado. "El debate de investidura nos desgastará muchísimo, puede dejar a Rajoy noqueado. Todos irán contra él", se ha repetido con insistencia en los pasillos del Congreso. Pero el entorno de Rajoy reitera que se está preparando para ese escenario, en el que intentará retratar a un Pedro Sánchez en brazos de radicales y secesionistas. "Todo depende de lo que Sánchez y Pablo Iglesias le digan al Rey. Si le informan de que el pacto es una realidad, entonces la investidura no tendría sentido", resumió un integrante de la dirección nacional.

En este escenario, fuentes de la Moncloa llegaron a poner en cuarentena que Rajoy vaya a comparecer al término del despacho con el monarca, como así se había sugerido. El argumento es que "será el momento del Rey" y no querrían alimentar más las especulaciones, solventando la cuestión con un comunicado. Ya el sábado, el jefe del PP podría hacer declaraciones fuera de Madrid, previsiblemente en Valladolid, antes de participar en una reunión de partido.

La continuidad de Rajoy

Un no parar de rumores que también afectan al liderazgo de Rajoy. Ya lo avanzó este diario el lunes, toda vez barones y altos cargos empezaron a moverse poniendo encima de la mesa nombres como el Cristina Cifuentes, Soraya Sáenz de Santamaría, Alberto Núñez Feijóo o Alfonso Alonso. Según algunas fuentes, sería el propio Rajoy el que tomaría la decisión de apartarse llegado el caso, incluso antes de unas hipotéticas nuevas elecciones. Un extremo que, de momento, se rechaza con contundencia desde su entorno: "No está contemplado, tiene todo el apoyo del PP".

Rajoy se acoge al Comité Ejecutivo celebrado un día después de los comicios para asegurar que nadie le tose internamente. "Un cambio no solucionaría nada. También es el mejor candidato en unas elecciones en dos o tres meses. Está medido", según un cargo muy próximo al presidente en funciones. En el PP se agarran a la posibilidad de nuevos comicios para no darlo todo por perdido, y de ahí que todos los ataques vayan dirigidos hacia Sánchez para que finalmente no logre un acuerdo con Podemos. "Los bolivarianos están intentando penetrar en España de la mano del PSOE y eso no es asumible para el PSOE de siempre", se puede leer en los argumentarios, en un intento de dividir a los socialistas. "Sería un disparate", remató Rajoy en su improvisada comparecencia en el museo del Prado.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation