Menú

Matas contrató a dedo a Urdangarín para "estar bien con la Casa Real"

El que fuera presidente de Baleares ha admitido delitos en la contratación de Urdangarin y el pago de comisiones como intermediario.

10
Matas contrató a dedo a Urdangarín para "estar bien con la Casa Real"
Jaume Matas a la entrada de la sala de juicio | EFE

El vínculo entre la Corona y la trama Nóos ha aterrizado en el juicio por boca de Jaume Matas: "Nos interesaba estar bien con Iñaki Urdangarín y especialmente con la Familia Real". El expresidente del Gobierno balear ha explicado este jueves su implicación en el caso: "Asumo mi culpa e intentaré restituir el daño producido" por el descontrol del gasto público. Este testimonio agrava aún más la situación procesal del duque de Palma que, según el también exministro Matas, cobraba comisiones como intermediario en los negocios del ejecutivo de las islas además de recibir contratos fraudulentos.

Matas ha decidido colaborar con la Justicia. Gracias a su testimonio, Anticorrupción se reafirma en que el expresidente permitió un pago de 300.000 euros a Nóos por mediar en el patrocinio del equipo ciclista Banesto. La trama también se habría lucrado por facilitar al Gobierno autonómico dos convenios, ambos por importe ligeramente superior al millón de euros, para organizar los congresos Illes Balears Fórum en 2005 y 2006. Los contratos con Nóos, por los que se pagaron cantidades que no se pudieron justificar posteriormente, se sufragaron a través de la Fundación Illesport y el Instituto Balear de Turismo para evitar los controles y dar apariencia de legalidad.

"Llevábamos muchos años invirtiendo mucho dinero para vincular los intereses de la Familia Real con Baleares y Urdangarín nos interesaba para promocionar las islas. Además era Duque de Palma", ha indicado Jaume Matas. El mallorquín se coloca en el origen de la investigación. Tal y como ha asumido, dio instrucciones para contratar al marido de la Infanta Cristina para poner en marcha proyectos deportivos en Baleares, "decisión inicial que admito que ha desembocado en estas actuaciones judiciales".

Fallo estrepitoso

Uno de los negocios que marcarán el devenir de los principales acusados, la celebración del Illes Balears Forum, ha recurrido de nuevo en la vista. Por este certamen organizado en 2005 en Mallorca, el instituto Nóos percibió 1,2 millones de euros. Matas reconoce que lo autorizó y ha pedido disculpas porque "visto lo visto, falló estrepitosa y escandalosamente la justificación y el control del gasto efectuado". Sin embargo, se desvincula de la tramitación del procedimiento administrativo supuestamente ilícito.

Según su versión, comunicó la orden de contratar a Urdangarín por lo que suponía contar con "una persona que es la clave del proyecto, que está vinculada a la Familia Real, alguien que te dice: 'te voy a traer a quien tú quieras' y, además, está muy bien relacionado con el mundo del deporte". A partir de ese momento, pide responsabilidades más allá de su figura: "nunca nadie me dijo que hubiera el más mínimo problema y que esa fórmula no era la correcta". Sí ha lamentado "no haber garantizado que el dinero de los ciudadanos de Baleares se destinara a lo que realmente se estaba haciendo".

Matas ha recordado que, antes de la firma del convenio para la celebración del primer foro, se reunió en el Consulado del Mar -sede de la presidencia del Gobierno balear- con Iñaki Urdangarín, Diego Torres y Pepote Ballester, entre otros cargos. Entonces ordenó a este último, exdirector general de Deportes, que tramitara el proyecto después de que los dos socios del Instituto Nóos expusieran las bondades del mismo. El exministro ha detallado que en el encuentro "la voz cantante la llevaba Torres: nos dio donde nos duele, sabía lo que queríamos que era la desestacionalización (atraer turismo todo el año). Por eso el foro me pareció un proyecto muy atractivo".

Relación con la Casa Real

Sobre el papel de José Luis Ballester, ha manifestado que era quien firmaba y pagaba: "Nunca me pedía permiso para hacer algo que él podía hacer". Es exactamente lo contrario a lo que declaró el exregatista olímpico en la segunda jornada de juicio. Según el expresidente, el medallista olímpico "estaba loco por quedar bien con la Familia Real, con su amigo -en alusión a Urdangarín- y, naturalmente, conmigo". "La incongruencia radica cuando dice que no es él el que propuso contratarle", ha añadido. Según ha relatado con el susodicho presente, Pepote "era muy celoso" de su relación con el duque de Palma, "era el hombre de la Casa Real en Baleares y sabía perfectamente que ese era uno de sus activos. Tenía una relación coral con la Casa Real, por eso cualquier proyecto con Urdangarín lo encargaba".

Matas ha llegado incluso a calificar a Ballester como "introductor de embajadores" con la Familia Real. Asegura que el campeón olímpico de Vela tenía la "exclusividad" en su relación con el duque", recordando además que el exalto cargo del PP "nunca ha dejado que Urdangarín tuviera contacto directo conmigo". Y ha concluido con una referencia indirecta: "La mentira tiene patas cortas".

"Conseguidor" Urdangarín

Los 300.000 que cobró Nóos por facilitar al Gobierno balear el patrocinio del equipo de ciclismo Illes Balears fueron "un peaje", una comisión. Matas ha sostenido que la trama recibió esa cantidad por la intermediación entre el Ejecutivo autonómico y la escuadra entonces patrocinada por Banesto. El duque de Palma actuó como "el conseguidor, el intermediario, el facilitador" haciendo gala de su amistad con ambas partes. El exministro ha explicado que Ballester le dijo que "Urdangarín quería cobrar el peaje del 1% a través de la prestación de servicios" y que ese porcentaje era normal. Se consagró para el patrocinio una partida de 18 millones de euros.

Ahora quiere reparar los daños y reintegrar el dinero defraudado. El expolítico ha insistido en que podría hacer frente al pago con sus bienes. Concretamente, con la venta del palacete que posee en el casco antiguo de Palma y cuya mitad indivisa ya aportó a la causa el pasado mes de enero. El fiscal reclama para Jaume Matas una pena de prisión de 11 años, aunque no es este el único pleito al que se enfrenta. Con una condena ya cumplida de nueve meses de prisión por un delito de tráfico de influencias, el expresidente balear está encausado en otros sumarios judiciales por sobrecoste de obras públicas. Espera ya fecha para el juicio por el sobrecoste del velódromo de Palma que se encareció más de un 100% sobre el presupuesto inicial.

Cambio en el calendario

El tribunal que juzga el caso Nóos ha modificado este jueves el calendario de declaraciones de los acusados. La Sala se ha visto obligada porque el abogado de Salvador Trinxet tiene otra vista con jurado por asesinato en el que su cliente está preso. La infanta Cristina declarará probablemente el 19 de febrero y no el 26 previsto inicialmente. El nuevo calendario tralada al martes 23 el interrogatorio del esposo de la Infanta, Iñaki Urdangarín, y al miércoles 24 la declaración de su socio, Diego Torres. Cerrará el turno de los acusados el propio Trinxet, asesor fiscal que levantó el entramado que sirvió para que el Instituto Nóos ocultara sus ingresos a Hacienda.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios