Menú

Muriel Casals, "santa súbita" del separatismo

Los medios catalanes subrayan sus buenas relaciones con los religiosos nacionalistas y piden que la futura constitución lleve su nombre.

(Barcelona)
21
Muriel Casals, "santa súbita" del separatismo
Artur Mas y Muriel Casals en una fotografía de archivo

El trágico fallecimiento de Muriel Casals, arrollada por un ciclista en el centro de Barcelona, ha dado pie a un proceso de canonización laica de la expresidenta de Òmnium Cultural y diputada de Junts pel Sí. En el plano político, los fastos fúnebres y mediáticos se han caracterizado por los elogios del presidente de la Generalidad, Carles Puigdemont, que no se cansa de repetir que "haremos posible el sueño de Muriel" y por una oleada emocional que llega al punto de proponer que la constitución del Estado independiente catalán lleve su nombre.

A pesar de que no hay constancia de que Muriel Casals fuera creyente, los sectores nacionalistas de la Iglesia en Cataluña hacen sonar las campanas en señal de duelo y de reconocimiento. El responsable de la información religiosa dominical de La Vanguardia y director de "catalunyareligió.cat", Jordi Llisterri, afirma: "Por lo que sabemos no era una persona con convicciones públicas confesionales. Y no podemos decir más que eso porque nunca se sabe ni nos interesa que se esconde en el sagrario del alma. Lo que es seguro es que no era una persona anticlerical (...) Sí que sé que era una persona que valoraba lo que representa la Iglesia en Cataluña. En los últimos años, tanto desde la presidencia de Òmnium como durante los pocos meses que fue diputada, Muriel Casals mantuvo una relación fluida con diversos sectores eclesiales. No era una relación confesional. Era una relación que se fue construyendo porque entendía que nada se podría construir en este país sin tener presente la amplia corriente social y cultural que representa la Iglesia en el camino central del país".

Oriol Domingo, exredactor de religión de La Vanguardia, también se suma a los panegíricos y cita los de Pilar Rahola, a la que califica de agnóstica, y sor Lucia Caram, para loar a Casals y titular absolutamente en serio "Santa Muriel" un artículo publicado en un medio digital. "Muriel -escribe Domingo- es un ejemplo para los cristianos de cómo vivir los valores del cristianismo". "Este deseo -continúa- de justicia, liberación, humildad, consuelo, bondad, compasión, misericordia, corazón limpio, felicidad de Muriel Casals, contrasta con la reacción catalanofóbica de los ámbitos políticos y mediáticos españolistas".

Más noticias sobre el desafí­o separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation