Menú

El PP se encomienda a Rajoy y su promesa de menos impuestos

Sin novedades en el programa, en el que destaca una bajada de impuestos, como en 2011. "Ya podemos hacer lo que nos gusta", dice Rajoy.

117
Rajoy, aclamado por los suyos en Barcelona | David Mudarra

El Partido Popular catapultó a Mariano Rajoy en la presentación de su programa electoral. A falta de nuevas medidas -más allá de un bono joven con tarifas especiales para el AVE-, los portavoces que subieron al atril no dudaron en ensalzar al líder, puesto en duda una vez más por José María Aznar. "Es nuestro candidato y, todos lo sabemos, también el futuro presidente de España", zanjó María Dolores de Cospedal. "Encarna los principios del PP", se sumó Andrea Levy, encargada de remozar el programa del pasado 20 de diciembre.

Con el partido entregado al marianismo, Rajoy utilizó el último sábado de precampaña para revolverse contra "los vetos sectarios", y aseguró por dos veces que se encuentra a mitad de la tarea, y que es necesario perseverar en su hoja de ruta. "Tenemos una historia" y "tenemos un proyecto que ofrecer a los españoles", arengó a los suyos en Barcelona, donde el PP intentó sacar músculo político convocando a centenares de simpatizantes. Mientras, su entorno insistió en que se encuentra con ganas y con fuerza, y que no piensa hacerse a un lado tras las elecciones del día 26.

El PP da por descontado que el debate sobre el futuro de Rajoy se abrirá tras los comicios, pero hasta entonces quisieron transmitir la máxima solidez alrededor de su candidato. "Si Rajoy gana y mejora los resultados de diciembre, ¿con qué legitimidad va a pedir Albert Rivera que se marche?", arguyó un alto cargo, en conversación informal con este diario. "El PP estuvo ahí, dio la cara, tuvo personalidad y hoy podemos decir con orgullo que estamos aquí y vamos a ganar las elecciones", proclamó Rajoy, sacando pecho de su posición en los últimos meses.

Rajoy no ofreció nada nuevo de cara al 26J, pero se envolvió en la bandera de la bajada de impuestos. "Ahora hay una curiosa polémica y voy a entrar en ella. ¡Vamos a bajar los impuestos! Es lo que nos diferencia de los demás", destacó, tras justificar la subida de principios de la pasada legislatura. "Aunque a algunos no les guste, vamos a bajar el IRPF una vez más", insistió, aunque sin dar una fecha concreta. En este sentido, el PP se compromete por escrito a reducir el mínimo del 19% al 17% y el máximo del 45% al 43%. Además, "mejoraremos los mínimos personales y familiares exentos", según se puede leer en el programa.

Ninguna medida –fueron presentadas un total de 26, haciendo un guiño al día de las elecciones- es nueva, aunque la dirección de campaña estudia algún anuncio de cara a los próximos días. De lo dicho este sábado, cabe destacar la promesa, ya conocida, de que durante cuatro años "estarán exentos los primeros 500 euros de cotización de los nuevos contratos indefinidos y de los temporales que se conviertan en fijo". O, también, que "todo aquél que encuentre su primer empleo no pagará IRPF en el primer año".

"Nosotros no vamos a inventar señuelos ni conejos para chisteras deslucidas. No vamos a prometer nada que no sea serio", se reivindicó Rajoy, que no mostró ninguna preocupación por los recelos de Bruselas. "Hemos puesto bajo control las cuentas públicas y hemos mantenido los servicios públicos. Ya me gustaría ver a mí lo que hubieran hecho otros en una situación como la que nosotros nos encontramos", apostilló, para reiterar que lo que toca ahora es seguir con su senda de reformas. Y añadió: "Los españoles no se merecen volver atrás, a las políticas que han fracasado ni a las políticas de otras épocas de la historia".

Si Aznar recomendó no polarizar la campaña, su sucesor siguió fiel a su libro. "Los españoles tendrán que elegir entre responsabilidad o improvisación, entre prudencia o experimentos de altísimo riesgo", dijo, dando a entender que es él o la llegada de Podemos a la Moncloa. "El PP garantizará un gobierno moderado, responsable, prudente, dialogante, firme y con experiencia", afirmó a renglón seguido, en relación a su oferta de gran coalición. Ignoró por completo a Ciudadanos, y al PSOE le atacó cuando habló del pasado. Según su entorno más próximo, ya está preparado -"siempre piensa a largo plazo"- para lo que vendrá una vez cerradas las urnas.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco