Menú

El Rey propone a Rajoy como candidato y él acepta pero no aclara si irá o no a la investidura

Acepta el encargo del Rey, pero deja todo en el aire: "Si tengo los apoyos puede pasar una cosa, si no tengo los apoyos pueden pasar dos cosas".

131

Mariano Rajoy aceptó el encargo del Rey de intentar formar Gobierno, pero no aclaró si se someterá al debate de investidura, para el que no dio fecha alguna. Según dijo, a lo que se comprometió ante el monarca -con el que estuvo una hora en Zarzuela- fue a intentar recabar los apoyos para superar la votación. A partir de ahí, "no conviene en ninguna faceta de la vida adelantar acontecimientos. Vamos a seguir trabajando", declaró el presidente en funciones, provocando una enorme confusión y la crispación de aquellos interlocutores políticos con los que pretende llegar a un acuerdo.

Según el relato de Rajoy, don Felipe le solicitó que "intente" la investidura. "Yo le he explicado que no cuento con los apoyos pero que acepto el encargo y buscaré esos apoyos", transmitió a la opinión pública desde la Moncloa. En conversación informal, el presidente precisó poco después que esto no significa que vaya a ir al Congreso de los Diputados: "Si tengo los apoyos puede pasar una cosa, si no tengo los apoyos pueden pasar dos cosas", dijo con una media sonrisa. Junto a él, como ya ocurrió tras el 20 de diciembre, Soraya Sáenz de Santamaría y María Dolores de Cospedal, para dar a entender que el Ejecutivo y el PP están detrás de él sin rechistar.

Hecho el anuncio, Rajoy emplazó a PSOE y a Ciudadanos a desatascar cuanto antes la situación política. No quiso aclarar cuándo querría que se celebrase el debate de investidura, aunque remachó que todo debería quedar resuelto mucho antes del 15 de octubre, toda vez para entonces hay que tener aprobada la senda de déficit público, el techo de gasto y los Presupuestos Generales del Estado. "No voy a dar ninguna fecha concreta", contestó a los periodistas.

Nueva ronda de contactos

"Redoblaré los esfuerzos de negociación", anunció Rajoy, para a renglón seguido desvelar que en los próximos días abrirá una nueva ronda de contactos, que será pública o privada dependiendo de lo que le soliciten el resto de líderes políticos. Según concretó, su prioridad es acercar posturas con Pedro Sánchez y Albert Rivera, e insistió en que no hay muchas diferencias entre ellos en las cuestiones esenciales. Le preguntaron en concreto qué les ofrecerá para conseguir avances, pero no citó ninguna medida. "Es tiempo de hablar y de colaborar, eso también es hacer política", afirmó.

En varias ocasiones, Rajoy se dedicó a redoblar la presión sobre Sánchez y Rivera, y reiteró que cuanto más tarde, peor para los intereses del país. "No es necesario mucho tiempo (…) Yo no me voy a ir de vacaciones y espero que mis interlocutores estén a la altura de las circunstancias", llegó a decir antes de dar por terminada la conferencia de prensa. "No nos podemos permitir una nueva legislatura fracasada, debemos evitar unas terceras elecciones y debemos ser respetuosos con lo que han votado los españoles", destacó en otro momento de su intervención, y reclamó dejar atrás las arengas electoralistas.

En este contexto, un periodista le interrogó por la negativa de Rivera de entrar en un Ejecutivo del PP si él sigue al frente, pero Rajoy no se dio por enterado. "Eso no me lo ha dicho en las conversaciones que hemos mantenido, pido que se respete la voluntad de los españoles", replicó. Esto es, no se hará a un lado. Además, descartó que haya otra opción a la que él encabeza, en relación a la posibilidad de que Sánchez lo intente con Podemos detrás. "Yo quiero gobernar" y "no le he escuchado lo mismo al resto de fuerzas políticas", se reafirmó.

La confusión en el propio PP

Muchos en el PP se quedaron boquiabiertos. "No creo que el Rey esté muy contento", deslizó malicioso un histórico diputado en conversación informal. En su intervención, Rajoy no aclaró si le hubiera gustado que el monarca le hubiera dado más tiempo para negociar antes de proponerle como candidato, tal y como se sugirió en más de una ocasión desde su entorno. "No podíamos decirle que no al Rey pero tampoco podemos ir a una investidura sin apoyos. Ahora ya nadie puede cuestionarle como candidato", se transmitió desde la dirección nacional, cerrando filas alrededor de su líder.

Tras la rueda de prensa de Moncloa, Ana Pastor aclaró en el Congreso que Rajoy ha aceptado la propuesta del Rey, como así queda constatado por escrito en la carta del propio monarca a los españoles. Moncloa, mientras tanto, proclamó que no sería inconstitucional que el presidente en funciones optara por no ir a la Cámara Baja. 
 

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Una nueva encuesta señala la caída del PSOE y le da un 5% de voto y grupo parlamentario a VOX
    2. Toñi Moreno, devastada tras la jugarreta de Vasile: "Ha estado llorando por todo Telecinco"
    3. El nuevo despertar sexual de Jorge Javier Vázquez
    4. Rosa Díez, Félix de Azúa: crece la alarma ante el Frente Popular
    5. La artimaña de Rosa María Mateo para echar a Inés Ballester de TVE
    0
    comentarios

    Servicios