Menú

La “grieta” andaluza de Podemos: subgrupo parlamentario y bancada propia

Los dirigentes de Podemos Andalucía vuelven a lanzar un órgado a Pablo Iglesias para la "defensa de los intereses de Andalucía".

0

Se ha conocido siempre que Podemos Andalucía está dirigido por un sector izquierdista, de índole trotskista vinculado a Izquierda Anticapitalista, un movimiento surgido al calor de Izquierda Unida del que se desgajaron hace ocho años. Uno de sus más claros referentes es la pareja compuesta por Teresa Rodríguez, hoy líder de Podemos en Andalucía y su compañero sentimental, José María González, Kichi, actualmente alcalde de Cádiz.

Ahora, los dirigentes de Podemos Andalucía han vuelto a lanzar un órdago a Pablo Iglesias, con el que ya mantuvieron un sonado enfrentamiento, que perdieron, por querer mantener la doble militancia en Podemos y en Izquierda Anticapitalista. Se trata de que Podemos de Andalucía sea un subgrupo propio dentro de las filas de Podemos en el Congreso de los Diputados. Además, exigen una portavocía diferenciada y una bancada visualmente reconocible. Es el acuerdo de su Consejo de Coordinación Andaluz (CCA) tras su última reunión después de las elecciones generales del 26 de junio.

Nadie duda que en esta decisión han pesado mucho sus socios procedentes del Sindicato de Obreros del Campo, como Diego Cañamero, que son, además de izquierdistas, aventajados nacionalistas andaluces que pretenden seguir la ruta del andalucista Alejandro Rojas Marcos, el único que fue capaz de conseguir un grupo plenamente andalucista en el Congreso de los Diputados en las elecciones generales de 1979. De paso, podría lograr fagocitar los restos del andalucismo destruido por sus propias contradicciones y errores.

El argumento utilizado por Podemos Andalucía resalta cómo un espacio parlamentario propio sería representativo de la "conquista" del 4 de diciembre de 1977 en las calles reclamando la autonomía andaluza y el 28 de febrero de 1980, día del referéndum que reclamaba el mismo rango para la autonomía andaluza respecto de las autonomías llamadas "históricas" como la catalana y la vasca.

Ante la imposibilidad de disponer de un grupo parlamentario propio, pretenden conseguir un subgrupo "que permita la visibilización de los problemas y la defensa de los intereses de Andalucía"; que cuente con una portavocía propia para el mismo, que será elegida por consenso de la dirección regional . Se había hecho circular el nombre de la diputada por Granada Ana Terrón. Y además, está lo de la bancada que permita que los ciudadanos visualicen la presencia de los 11 escaños que Podemos obtuvo en Andalucía.

Por si fuera poco, Podemos Andalucía exige participar en la dirección del grupo parlamentario de Podemos que sería un cónclave de los diferentes subgrupos autonómicos que podrían crearse. Estas exigencias chocan directamente con el habitual centralismo llamado democrático característico de los partidos de carácter marxista leninista.

Si ya cuando Teresa Rodríguez y el grupo Izquierda Anticapitalista perdieron el pulso con Pablo Iglesias en el caso de la doble militancia, ahora se espera que ocurra lo mismo porque un grupo parlamentario organizado de forma "autonómica" podría llegar a ser ingobernable.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia