Menú

Rajoy busca aliados para presionar al PSOE, pero el PP cree que Sánchez solo espera "que se la pegue"

El pesimismo reina en el PP. Rajoy prepara en Moncloa sus citas con Sánchez y Rivera, y busca aliados entre empresarios e históricos del PSOE. 

40
Rajoy busca aliados para presionar al PSOE, pero el PP cree que Sánchez solo espera "que se la pegue"
Mariano Rajoy, haciéndose la foto para la nueva legislatura en el Congreso. | EFE

Mariano Rajoy sigue pensando que no hay más opción que él si de verdad se quieren evitar unas terceras elecciones en España. Se acoge a lo que, en una reciente charla informal con periodistas, denominó la "suma razonable". A sus ojos, los números dan para que Pedro Sánchez intente dar el paso, pero Ciudadanos y Podemos son hoy por hoy como el agua y el aceite y le cuesta creer que el PSOE le deje coquetear con las formaciones secesionistas, más aún después del nuevo órdago del Parlamento catalán. "No hay una alternativa", zanjó en su comparecencia del pasado jueves.

No todos piensan igual en su entorno. O, al menos, así lo están filtrando a los medios de comunicación, tal vez como una herramienta más para intentar presionar al PSOE y Ciudadanos y desbloquear de una vez por todas la situación. Según miembros de la cúpula del PP, hay gestos de Sánchez que les llevan a estar en alerta, por ejemplo que tras verse con el Rey se cuidara de cerrarse puertas. "Es evidente que está deseando que Rajoy se la pegue para que pueda intentarlo él", afirmó este mismo domingo un vicesecretario general, interlocutor directo del presidente en funciones.

En este sentido, en Génova explican que uno de los riesgos de que Rajoy hubiera vuelto a declinar el encargo del monarca es que Sánchez quisiera adelantarle. “Ahora ya nadie puede cuestionarle como candidato”, deslizaron solo horas después del encuentro en Zarzuela, como ya publicó este diario. Por supuesto, también estaba la cuestión de que “no podíamos decirle otra vez que no” a don Felipe, aunque todavía hoy se diga oficialmente que Rajoy “no puede” ir a una investidura sin los apoyos necesarios.

Para conseguir superar esa votación, todavía sin fecha, Rajoy -que pasó el fin de semana en Moncloa- ha optado por ampliar los contactos antes de que despache con Sánchez el martes y con Albert Rivera el miércoles en dependencias de la Cámara Baja. Según deslizan algunas fuentes, el presidente en funciones estaría buscando aliados entre empresarios e históricos del PSOE para intentar que el líder socialista "rectifique". “Aunque Ciudadanos votara que sí, nos seguirían faltando votos”, recuerdan. Y, pese al hermetismo del presidente en funciones, en el PP barruntan que en esos contactos telefónicos paralelos se está hablando de posibles ofertas concretas. 

En su última aparición pública, Rajoy rechazó líneas rojas y se mostró dispuesto a ceder en aras del acuerdo. Su actitud será "abierta, flexible y constructiva". Si bien, no habrá un nuevo documento para negociar y el PP cree que su líder esperará a comprobar la disposición de Sánchez y Rivera antes de tirarse a la piscina. Y cunde el pesimismo ante la nueva ronda de contactos la próxima semana. Según pudo saber este diario, el líder del PP ha trasladado la reunión del Comité de Dirección que habitualmente se celebra los lunes al miércoles, después de la cita con Rivera. Será entonces cuando “haremos un nuevo análisis de situación” y, previsiblemente, Rajoy vuelva a enfrentarse a las preguntas de los periodistas. 

En todo caso, en distintos sectores de la formación se ha instalado la sensación de que no se va a mover nada, y la presión irá a más para que Rajoy aclare sus planes y ponga una fecha para el debate de investidura. Según el diario La Razón, el presidente en funciones se prepara para una doble investidura en agosto y octubre, pero desde su entorno replicaron que aún es pronto para fechas, aunque se están haciendo cálculos y barajando todas las posibilidades. “Las perspectivas –de llegar a un acuerdo- hoy por hoy, no son buenas”, admitieron a las claras.

Lo que, a priori, no es negociable es la cabeza de Rajoy. “Tiene la legitimidad de los votos”, contestó Fernando Martínez Maíllo en esRadio. El propio Rajoy lo dijo a micrófono encendido: “Es evidente que el PP no puede plantear ese tipo de planteamientos. Los vetos son los que deciden los españoles y estos dijeron el 26J su opinión sobre los partidos y los candidatos. Me temo que esa no es la cuestión”. Si bien, desde fuera, algunas "personas importantes" estarían transmitiendo al PP que esa podría ser la única vía, en el último minuto, para acabar con la crisis. “Antes, elecciones”, se contesta, de momento, desde Génova.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation