Menú

Albert Rivera abre la puerta a negociar el sí al PP si los populares aceptan seis condiciones

El líder de C's plantea como irrenunciable la reforma electoral y una comisión sobre Bárcenas, pero no prioriza la supresión de las diputaciones.  

103

En su comparecencia solemne de este martes en el escritorio el Congreso de los Diputados, el líder de Ciudadanos ha abierto la puerta al sí a Rajoy, aunque no lo ha mencionado de entrada, pero ha puesto condiciones para que se inicie una negociación. 

La primera de ellas que haya fecha para una sesión de investidura, y además otras seis que ha englobado dentro de un programa de "regeneración" democrática y lucha contra la corrupción. Estas son:

  • Separación inmediata de cualquier imputado por corrupción en las listas o los escaños.
  • Eliminación de aforamientos.
  • Nueva ley electoral con listas desbloqueadas y mayor proporcionalidad del voto.
  • Acabar con los indultos por corrupción.
  • Limitación de mandatos.
  • Crear una comisión de investigación en el Congreso por el caso Bárcenas

La tercera y la cuarta son, a priori, los escollos más difíciles para el PP. Entre las condiciones irrenunciables ya no está la eliminación de las diputaciones provinciales, una de las propuestas estrella de Ciudadanos que sí figuró entre las condiciones sine qua non que se le pusieron en febrero sobre la mesa a Pedro Sánchez

Rajoy debe fijar la fecha de la investidura 

En todo momento, Rivera ha dejado claro que Mariano Rajoy debe fijar una fecha para su investidura, que el partido naranja quiere incluso que se celebre antes de que termine agosto: "Si el señor Rajoy tiene intención de presentarse a la investidura y la señora Ana Pastor tiene intención de cumplir el mandato del Rey, en los próximos días, si quisieran firmar esas seis condiciones, tendrían que confirmar la fecha de la investidura". Preguntado por la prensa si estaba abriendo la puerta a un sí en ese debate de investidura, Rivera ha concretado: "Sí, en la negociación cabe todo, no vamos a ir con el freno de mano", ha afirmado cuando se le ha pedido que concretase si su intervención podía significar que Ciudadanos se plantea un voto afirmativo en la investidura. También ha admitido que su exigencia de que Rajoy se apartase queda aparcada, hablando en todo momento de estar "en la oposición" y, en todo caso, de alcanzar con el PP un acuerdo de legislatura pero no de investidura.

Fuentes de Ciudadanos aseguran que las seis propuestas, que Rivera hacía llegar poco antes a Rajoy, con muy similares al pacto entre PP y Ciudadanos que permitió a Cristina Cifuentes alcanzar la presidencia de la Comunidad de Madrid en 2015. 

Desencantado con Sánchez 

Durante su comparecencia, ornamentada con las banderas de España y la UE y con la compañía de varios miembros de su Ejecutiva, Rivera ha criticado muy duramente al PSOE, que a su juicio "ha decidido ausentarse". El líder centrista se ha ofrecido a realizar el "papel de Estado" que los de Pedro Sánchez no han querido hacer. "Si el PSOE ha decidido tirar la toalla, a pesar de su posición decisiva, lo haremos nosotros" aseguraba Rivera, sorprendido de la actitud del secretario general de los socialistas, de quien decía: "Está desaparecido políticamente y dice 'no cuenten conmigo para desbloquear España' cuando él sufrió el bloqueo en sus propias carnes, y yo también". 

El viraje de Rivera

Durante su comparecencia en el Congreso, Rivera ha presumido en varias ocasiones de que Ciudadanos ha sido el único partido que se ha movido para buscar una solución al bloqueo institucional que sufre España. Tanto que ha pasado del rotundo no a Rajoy, reiterado varias veces el 27 de junio, al día siguiente de las elecciones, a la abstención "técnica" y ahora a la posibilidad de un sí que hasta hace unos días negaba. 

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios