Menú

Los diez grandes titulares del acuerdo entre PP y Ciudadanos

En un pacto que contempla hasta 150 medidas que deberá aplicar o poner en marcha el nuevo gobierno, éstas son las más destacadas.

0
En un pacto que contempla hasta 150 medidas que deberá aplicar o poner en marcha el nuevo gobierno, éstas son las más destacadas.
Rajoy y Rivera se dan la mano en el Congreso | PP/David Mudarra

Tras una semana de lo que sus protagonistas han calificado como "intensa negociación", este domingo se ha dado a conocer el contenido del acuerdo de investidura entre el Partido Popular y Ciudadanos que ha hecho posible que los de Rivera voten a favor de Rajoy para que éste alcance el gobierno y se impidan unas nuevas elecciones.

Son 150 medidas muchas de las cuales ya estaban en el acuerdo que Ciudadanos y el PSOE firmaron hace unos meses. Las hay que pueden ponerse en marcha de forma casi inmediata, algunas de implementación a más largo plazo y otras que son poco más que una declaración de intenciones. De todas ellas estas son, probablemente, las que más atención van a concitar.

Reforma de la Justicia y el CGPJ

Sin duda uno de los aspectos estrella, aunque ya se hubiese adelantado parte de su contenido. Tal y como informa Efe, el pacto incluye 16 medidas de reforma de la Justicia, entre ellas la reforma del CGPJ, la creación de juzgados contra la corrupción o el reforzamiento de las exigencias al fiscal del Estado, aunque mantiene los límites de tiempo para la instrucción judicial. Se comprometen también a estudiar limitaciones para las "puertas giratorias" entre la Justicia y la Política.

En cuanto a la reforma del CGPJ, propone que los 12 vocales del CGPJ que son de origen judicial –de un total de 21 incluyendo al presidente del Supremo- sean elegidos por los propios jueces, lo que daría a los profesionales la mayoría del órgano de control.

Reforma del Senado y las alcaldías

El pacto prevé convertir al Senado en "una estricta cámara territorial con funciones vinculadas con la articulación y cohesión de la estructura territorial del Estado".

Entre esas funciones, PP y Ciudadanos prevén que se incluya la determinación del sistema de financiación autonómica, los planes estatales de infraestructuras de transporte o la determinación de niveles comunes en los grandes servicios públicos.

El Senado no sería la única institución elegida en las urnas que podría ver cambios: los firmantes intentarán una reforma electoral que permita, entre otras cosas, la elección directa de los alcaldes. El Partido Popular, además se reserva además la posibilidad de presentar iniciativas que permitan garantizar el Gobierno de la fuerza más votada.

Estudiar la reforma de la Constitución

El acuerdo prevé abrir el melón de la reforma constitucional, si bien lo hace de una forma cautelosa: Según ha explicado Albert Rivera, la idea es crear una comisión de expertos para que analice esa posible reforma.

El punto de partida que se utilizará como referencia es el informe del Consejo de Estado sobre las posibles modificaciones constitucionales realizado en el año 2006. Dependiendo del dictamen de estos expertos se abrirá, o no, una ponencia de reforma constitucional en el Congreso.

Sólo tres modelos de contrato

Si bien Ciudadanos no ha logrado imponer el contrato único que tenía en el programa, sí ha logrado un acuerdo para reducir a tres las modalidades de contratos de trabajo: indefinidos, de formación, y uno nuevo "de protección creciente", que tendrá una duración de dos o tres años.

Este nuevo modelo de trabajado incluye una protección del primer año que será de 12 días, la del segundo, de 16, y la del tercero, si hubiese, 20 días. Tras su finalización, se convertirá en indefinido y, además, estos contratos de protección creciente que pasen a indefinidos no pagarán cuota por los primeros 500 euros de salario, para favorecer el empleo estable.

Salarios y pensiones

Una de las propuestas estrella de Ciudadanos sí forma parte del pacto final: un impuesto negativo sobre la renta de las personas físicas en forma de Complemento Salarial Garantizado para los trabajadores con sueldos más bajos. También se contempla facilitar la reestructuración de deudas de aquellos afectados por los desahucios, otorgándoles el derecho a la dación en pago de la vivienda habitual con posibilidad de seguir habitándola durante dos años de forma gratuita.

En el ámbito de las pensiones la idea es fortalecer el sistema público y mejorar su transparencia, pero probablemente lo más interesante es la propuesta para favorecer el envejecimiento activo y la prolongación voluntaria de la vida laboral más allá de la edad ordinaria de jubilación.

Así, se plantea establecer un régimen por el cual los trabajadores que alcancen la edad legal de jubilación puedan optar entre o compatibilizar la percepción del cien por cien de la pensión con el desarrollo de una actividad laboral o profesional ya sea por cuenta propia o por cuenta ajena o, aplicar una exención, con un límite en la renta sobre la que podrá aplicarse, en el pago del IRPF cuando se continúe la actividad profesional sin cobrar la pensión.

Bajar los impuestos… o no

El pacto prevé la rebaja del IRPF en dos puntos, hasta situarlo entre el 18% y el 43,5%, pero sólo una vez España haya alcanzado el objetivo de reducir el déficit público por debajo del 3%.

En cualquier caso, hasta ese momento no se subirá el IRPF a pesar de que ambas formaciones consideran fundamental mantener un firme compromiso con la estabilidad presupuestaria y el cumplimiento del Pacto de Estabilidad y Crecimiento de la UE.

En este sentido, los dos firmantes se comprometen a remitir a las Cortes para su aprobación el acuerdo que fija los objetivos de estabilidad presupuestaria, los objetivos de deuda pública del conjunto de las administraciones y el límite de gasto no financiero del Estado, como paso necesario para elaborar el proyecto de presupuesto de 2017.

También, remitirán a las Cortes el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2017 antes del 30 de septiembre, y elaborarán y enviarán a Europa antes del día 15 de octubre, el plan presupuestario.

En el ámbito de los impuestos hay dos medidas que hacen temer subidas: la primera la reformar en profundidad el Impuesto de Sociedades con la que se espera "mejorar el control" y eliminar bonificaciones, de forma que se recaude más aunque no se suban los tipos nominales del impuesto. Y la segunda, que estaría dentro del ámbito de la reforma de la financiación autonómica, el compromiso de avanzar en la armonización de los tributos propios y cedidos a las comunidades para evitar discrepancias, un acuerdo que lo más probable es que derive en subidas de impuestos en aquellas que, como Madrid, los tienen más bajos.

El que sí se baja es el IVA… cultural

Para lo que si ha habido acuerdo es para reducción del IVA para los espectáculos en directo, lo que se ha venido denominando con poca exactitud IVA Cultural. También se compromete la aprobación de una nueva Ley de Mecenazgo.

El texto no concreta cuál será el nuevo tipo fiscal aplicable a la cultura, que pasó del 8 al 21 por ciento actual tras la reforma aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy en 2012, convirtiéndose desde entonces en la principal queja del sector que ha demostrado, una vez más, su gran capacidad como lobby.

Sin embargo, esta formulación del acuerdo dejaría fuera de la rebaja a uno de los sectores que más se ha destacado por luchar por los impuestos bajos para ellos y altos para todos los demás: el del cine.

Reformas para los autónomos

En cuanto a los autónomos, en el primer mes de Gobierno se aprobará una Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo para reducir las cargas administrativas de este colectivo y mejorar su protección social.

La nueva cuota reducida para nuevos autónomos pasará de 6 meses a un año, y quienes inicien un negocio pagarán sólo 50 euros al mes.

Se permitirán cuatro cambios de base de cotización, en vez de dos como ahora, para que los autónomos puedan ajustar mejor sus impuestos a sus ingresos y se mejorará la protección social de las mujeres autónomas: se les bonificará la cuota por maternidad o riesgo de embarazo demostrado y las que se reincorporen a su actividad tras la maternidad.

Maternidad y paternidad

En este campo de la maternidad encontramos otra de las medidas estrella: igualar los permisos de paternidad con los de maternidad, una de las principales ideas que se contemplan en el apartado de conciliación y familia del pacto y que también incluyen recuperar el uso horario GMT y a finalizar la jornada laboral con carácter general a las 18 horas.

La ampliación progresiva del permiso de paternidad -con hasta ocho semanas más en dos años- estaría recogida en una ley integral de apoyo a las familias, que también incluiría la creación de una certificación especial para las familias monoparentales.

Educación: sin LOMCE y trilingüe

Las familias también se verán afectadas por otra medida del acuerdo: congelar el calendario de implantación de la Lomce en todos aquellos aspectos que no hayan entrado en vigor.

Así, el documento prevé que en el primer mes de gobierno ambas fuerzas políticas impulsarán la creación de una Subcomisión en el Congreso de los Diputados para alcanzar en el plazo de seis meses un pacto nacional por la educación, que cuente con el consenso de los partidos, de la comunidad educativa y de los colectivos sociales.

El acuerdo también pretende implantar en toda España una educación bilingüe de calidad similar a la que ya existe en la Comunidad de Madrid, que sería trilingüe en las comunidades con lengua propia, lo que también es en la práctica renunciar a la libre elección de lengua vehicular que tanto se ha demandado en los sectores opuestos al nacionalismo. Ciudadanos y el PP pretenden que en diez años para obtener el título de grado, todo universitario deba lograr un nivel B2 de inglés.

Por último, el pacto propone impulsar un programa de gratuidad de los libros de texto para las familias, a través de un sistema público de textos compartidos, con un presupuesto de 350 millones de euros en 2017.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot