Menú

Rajoy, indignado con Sánchez: "El diálogo por España nunca es prescindible"

El presidente en funciones, pesimista, seguirá intentando convencer al PSOE de que "desbloquear no es apoyar".

0

Mariano Rajoy no ve, hoy por hoy, margen de maniobra con Pedro Sánchez. Lo seguirá intentando, pero la frustración invadió a los suyos tras el breve encuentro de este lunes. Cuando el líder socialista calificó el despacho como "prescindible", en el PP se revolvieron como pocas veces antes. "El diálogo por España nunca es prescindible, y en una situación como ésta con mucha más razón. Se trata de formar Gobierno, y una conversación entre el primer y el segundo partido de España nunca es prescindible", le contestó el presidente en funciones.

Para el PP, se trató de "un error más" del líder socialista del que no podrá librarse fácilmente y marcará su biografía política. "No sé si ha sido frivolidad, mala educación o estupidez", recalcaron desde el entorno de Rajoy. En los pasillos de la Cámara Baja, varios altos cargos de la formación no ahorraron críticas contra Sánchez. "Ha sido bestial, infumable", se quejó un miembro de la dirección nacional. "¿Cómo puede decir que es prescindible hablar con el presidente del Gobierno? Un error de vuelto", se reafirmaron las distintas fuentes consultadas por este diario.

En todo caso, el propio Rajoy no albergaba muchas esperanzas. Desde el pasado dos de agosto, no había intercambiado ni una sola palabra con el líder socialista, y daba por descontado que no habría sorpresas. "No nos cogen el teléfono", se quejaron en varias ocasiones desde el gabinete que dirige Jorge Moragas. Al fin, se produjo el despacho, y fue tan mal como se presagiaba: duró menos de media hora "y sobró tiempo", según admitieron fuentes parlamentarias.

"Le he dicho: hombre, si vamos otra vez a unas elecciones generales corremos el serio riesgo de que empiecen a tomarnos a broma, aquí nuestros compatriotas y fuera todo el mundo", transmitió Rajoy a los medios. Pese al portazo del socialista, el presidente en funciones aseguró que tratará de buscar el entendimiento hasta el final, incluso después de fracasar en la sesión de investidura de esta semana. "Ahora, después de la primera votación, después de la segunda", arguyó, enfatizando que su único interlocutor en el PSOE seguirá siendo Sánchez y no Felipe González o los barones territoriales críticos con él. "Desbloquear no supone apoyar, sino permitir algo tan razonable como que haya gobierno", afirmó resignado.

Por lo demás, Rajoy reiteró sus ya consabidos mensajes. Esta "perdida de tiempo" puede hacer "un daño enorme a mucha gente que no tiene la culpa de que otros pierdan el tiempo", avisó, principalmente sobre el futuro económico del país. También admitió que hay una alternativa "numéricamente posible" a él, pero la consideró "muy poco razonable" aunque Sánchez no la descarte por completo.

Este martes, en su discurso de investidura, su equipo asegura que será "previsible" en sus razonamientos económicos, pero también "contundente" a la hora de radiografiar la situación de la vida política española. "Ya hemos hecho nuestra parte del trabajo", en palabras de Rajoy. "La llave -para acabar con la crisis- la tiene el PSOE".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation