Menú

Moncloa celebra el diálogo fluido con Fernández tras los plantes de Sánchez

“Es bueno que hayamos recuperado el diálogo. Más allá de esa cuestión, prudencia y respeto a los plazos del PSOE”, destaca Sáenz de Santamaría.

0
Moncloa celebra el diálogo fluido con Fernández tras los plantes de Sánchez
Santamaría, en su comparecencia posterior al Consejo de Ministros. | Moncloa.

Vuelta a "la normalidad", en voz de Soraya Sáenz de Santamaría. El presidente en funciones tiene de nuevo una comunicación fluida con su interlocutor en Ferraz después de la enorme brecha con Pedro Sánchez, quien -según Moncloa- se negaba a cogerle el teléfono. Desde que se hizo con las riendas de las gestora, Javier Fernández se ha puesto en contacto con Mariano Rajoy en al menos dos ocasiones, según confirmaron las partes implicadas.

Al término del Consejo de Ministros, la vicepresidenta celebró el giro en las relaciones y dio a entender que lo vivido con el último secretario general de los socialistas era completamente anómalo. La conversación entre Rajoy y Fernández "se enmarca dentro de la normalidad y el diálogo institucional", destacó Santamaría, que consideró "bueno" para España que haya una colaboración entre ambos. "Y más en este momento", añadió.

Desde Oviedo, el propio Fernández explicó que telefoneó en las últimas horas a Rajoy para "aclarar" las "declaraciones cruzadas" de varios miembros del PP que pedían al PSOE que, además de su abstención, diese estabilidad al futuro gobierno. A su juicio, era "conveniente" esclarecer esa cuestión, toda vez en el Comité Federal solo se debatirá la posibilidad de una abstención técnica. "En ningún caso el PSOE se está planteando darle al PP una gobernabilidad que consta de dos cosas: investidura y estabilidad. La estabilidad, si finalmente el gobierno se constituye, tendría que buscarla cada semana o cada día como corresponde a un gobierno en minoría", avisó el también líder asturiano, tal y como recoge la agencia EFE.

Para zanjar el debate, abierto por el propio PP, Santamaría se acogió a las calculadas declaraciones de Rajoy el jueves y proclamó que la prioridad es que "España tenga un gobierno" y se puedan evitar las terceras elecciones. "No ponemos condiciones", parafraseó al presidente en funciones, aunque evidentemente se buscarán puntos de "colaboración". Por supuesto, esquivó la pregunta relativa al cruce de opiniones en su partido.

A juicio del Ejecutivo, lo relevante y novedoso es que Rajoy y Fernández despachan cada vez que es necesario y el clima es positivo. De hecho, Santamaría en ningún caso descartó la posibilidad de una reunión entre ambos, y precisó que se celebraría donde el presidente de la gestora considere oportuno. Los últimos encuentros con Sánchez fueron en el Congreso. "Como decía, que hablen se enmarca dentro de la normalidad", repitió una vez más. "Nuestro candidato es Rajoy y él es el que pilota con el presidente de la gestora esos contactos", añadió, dejando caer que habrá más en los próximos días.

A partir de ahora, el Gobierno estará a la espera de que el PSOE celebre su Comité Federal para cerrar el calendario para la sesión de investidura, en caso de que se concrete la abstención. "Dejemos al PSOE que desarrolle sus reuniones", dijo la portavoz del gabinete, aunque todo ha de quedar resuelto "antes del 31 de octubre". "Prudencia", apuntó en varias ocasiones. "La impresión de Rajoy es que es bueno que hayamos recuperado el diálogo. Más allá de esa cuestión, prudencia y respeto a los plazos del PSOE", remató Santamaría.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation