Menú

Aluvión de enmiendas en el congreso del PP: piden integrar en la nueva dirección a las candidaturas perdedoras

“Si lo tuviera todo claro para el congreso, ¿qué haría yo hasta entonces?”, contesta Rajoy con una sonrisa. Se presentan más de 4.000 enmiendas.

0
Aluvión de enmiendas en el congreso del PP: piden integrar en la nueva dirección a las candidaturas perdedoras
Rudi presenta los detalles del congreso nacional del PP. | Tarek.

La presidenta de la comisión organizadora del XVIII congreso del Partido Popular, Luisa Fernanda Rudi, se afanó este miércoles en presentar como "atractiva" la cita que tendrá lugar los próximos 10, 11 y 12 de febrero en La Caja Mágica de Madrid. Queda por resolver la incógnita más importante, toda vez no hubo debate alguno sobre el liderazgo de la formación, y que afecta a la continuidad de María Dolores de Cospedal al frente de la secretaría general. "Si lo tuviera todo claro para el congreso, ¿qué haría yo de aquí hasta entonces?", contestó Mariano Rajoy con una sonrisa en una charla informal con los periodistas el martes, informa P. Montesinos. De los vicesecretarios generales, Javier Arenas es el único que, a priori, podría estar de salida.

En el Comité Ejecutivo del lunes, Rajoy apeló a la "unidad" y pidió evitar las polémicas de cara al congreso nacional. "Si no hubiéramos remado todos en la misma dirección habría sido imposible llegar a donde estamos", declaró a puerta cerrada. Ahora, bajo el lema "España adelante!", el PP quiere presentarse como un partido con un proyecto "nacional, integrador, moderado y dirigido a superar y ganar los retos que la sociedad española tiene ante sí" , en palabras de Rudi.

Sin embargo, el número de enmiendas hace presagiar un intenso debate durante el cónclave, aunque la última palabra siempre la acabará teniendo la dirección nacional gracias al control de la mayor parte de los compromisarios. "Ganarán los buenos", como deslizó un miembro de la dirección nacional. De los 3.128 compromisarios que acuden al cónclave, 1.637 son cargos electos, y de ellos más de la mitad alcaldes y concejales. El resto son "militantes de base", según los cálculos Rudi.

En la rueda de prensa de presentación del XVIII Congreso, Rudi informó de que se han presentado más de 4.000 enmiendas a las cinco ponencias que se debatirán en el Congreso. La más enmendada ha sido la Ponencia Política y de Estatutos, elaborada por el vicesecretario de organización, Fernando Martínez-Maillo, con más de 1.300 propuestas recibidas. Cristina Cifuentes presentó la más relevante, toda vez reclama que sólo los militantes puedan votar al presidente aunque respetando el novedoso sistema de doble vuelta. Si bien, también es destacado, por ejemplo, el texto de Íñigo Henríquez de Luna, el número dos de Esperanza Aguirre, que defiende que los ganadores de los congresos -que insiste, han de ser abiertos- deben "integrar en la nueva dirección a las candidaturas perdedoras".

El popular ya anunció hace semanas su intención de enmendar el sistema de doble vuelta planteado por Fernando Martínez Maillo, en el sentido de que, tanto en la primera como en la segunda vuelta, sean todos los militantes del partido los que elijan a su presidente así como que a la segunda vuelta solo concurran las dos listas más votadas. Ahora, Henríquez de Luna plantea que las listas perdedoras que obtengan al menos un 10% de los votos en la primera vuelta, tengan derecho a estar representadas en los comités ejecutivos nacional y regional.

A su juicio, "la democracia interna no se puede convertir en una excusa para laminar a los compañeros de partido, llevando a guerras fratricidas que provocan tensiones innecesarias y favorecen las actitudes sectarias". "Las primarias deben servir para unir y no dividir al partido", explicó.

Así, además de evitar la caída al ostracismo de los cargos perdedores, Henríquez de Luna busca solucionar la falta de discusión en los órganos internos, como ocurre en las reuniones del Comité Ejecutivo, cuando nadie hace uso del turno de palabra. En concreto, su enmienda propone que, a nivel nacional, la Ejecutiva pase de 35 a 45 miembros, de los cuales, 25 formarían parte de la candidatura ganadora, 10 serían elegidos por los compromisarios que participen en el congreso y otros 10 se repartirían de forma proporcional entre las candidaturas perdedoras que hubieran obtenido al menos un 10% de los votos en la primera vuelta. Fórmula parecida plantea para los órganos regionales.

Separación de poderes y limitación de cargos

Además, el número dos de Aguirre también pide por escrito que se promueva la separación de las funciones del Gobierno y el partido y se limite tanto la acumulación de cargos como la duración de los mandatos. "El PP tiene que analizar todo lo malo que nos ha pasado en estos últimos años y sacar conclusiones de cara al futuro. Y uno de los problemas que han generado casos de corrupción es la confusión del partido y del Gobierno", señaló Henríquez de Luna. "Cuando en una misma persona se concentra el poder político y el poder institucional; cuando tú haces la lista electoral, cuando tú eres el alcalde (...) creo que la corrupción es mucho más fácil que ocurra porque no hay pesos y contrapesos".

El número dos de Aguirre dejó claro que esta enmienda no va dirigida contra María Dolores de Cospedal, "tengo el mayor cariño y de los respetos" ella, ni contra nadie en concreto por lo que decidió plantearla con carácter general. "No me parece bien que en el PP se acumulen muchos cargos: 'el que mucho abarca, poco aprieta'". En Génova, cada vez son más los que creen que Cospedal tiene asegurada su continuidad, tal y como publicó este diario. "El sistema de incompatibilidades no puede ser un corsé que impida en un momento dado la mejor solución posible", razonó Rudi.

No obstante, Henríquez de Luna anima al PP a "liderar reformas políticas que vuelvan a ilusionar" a los ciudadanos y mejoren la calidad de nuestro sistema democrático.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation