Menú

Ciudadanos presenta como "encarrilado" lo que el PP sólo ve posible reformando la Constitución

Encuentro cordial pero sin avances claros. El PP dice que las medidas de Ciudadanos requieren del PSOE ya que habría que tocar la Constitución. 

0
Ciudadanos presenta como "encarrilado" lo que el PP sólo ve posible reformando la Constitución
Rajoy y Rivera, en uno de sus contactos el pasado verano. | David Mudarra

Ciudadanos ve amor donde el PP sólo contempla una relación pasajera. Después de la reunión de ambos partidos celebrada este martes, de algo más de una hora de duración, el portavoz parlamentario de la formación centrista, Juan Carlos Girauta, aseguraba que las seis medidas que Albert Rivera fijó como irrenunciables para iniciar la negociación de un pacto de investidura están "encarriladas y avanzando". Sin embargo, los negociadores del PP salieron como entraron de la entrevista, con la convicción de que esas medidas necesitan de una reforma de la Constitución que, hoy por hoy, no ven viable.

El encuentro se había fijado, en principio, para tratar dos de esas condiciones: la supresión del aforamiento de diputados, senadores y miembros del Gobierno y la limitación de los mandatos del jefe del Ejecutivo. Sobre esta última cuestión, que los populares también creen que sólo puede llevarse a cabo dentro de la reforma constitucional, Girauta decía: "Espero que no sea una maniobra dilatoria". Y, en cuanto a la supresión de los aforados y a la anunciada intención de Podemos de forzar un referéndum (puede hacerlo al tener el 10% de los diputados de la cámara baja) sobre cualquier modificación de la Carta Magna, Girauta trataba de presionar a los de Pablo Iglesias: "Es una de las cuestiones de las que se hablaba en el 15-M. ¿Va Podemos a impedir que se eliminen los aforamientos en España?".

Además, Girauta salía de la cita con la "convicción" de que el PP aceptará, además, una tercera condición particularmente sensible para ellos, y que no es otra que la creación de una comisión de investigación parlamentaria sobre las tramas de financiación irregulares que les afectan: "La comisión se va a hacer con total seguridad y mi convicción es que el señor Hernando y yo mismo vamos a presentar conjuntamente la solicitud de la comisión de investigación".

El PP no quiere reforma constitucional

Por su parte, el Partido Popular intentó no enfadar en demasía a su "socio preferente". No cerró del todo ninguna puerta, pero sus negociadores se mostraron cautos en público y bastante escépticos en privado. Su argumento principal: tanto la limitación de mandatos, que Mariano Rajoy rechaza apoyándose en que España no es un régimen presidencialista, como la supresión de los aforamientos requiere de una modificación de la Carta Magna que hoy por hoy consideran una quimera.

"No es que no queramos cumplir, es que ponemos sobre la mesa las dificultades", reiteró Fernando Martínez-Maillo, el flamante coordinador general, que ya el lunes rebajó las expectativas de Ciudadanos ante la reunión de este martes. Una consignas que repitieron una vez concluido el despacho, a pesar de ensalzar la "cordialidad" entre los equipos. "Reforma de la Constitución", repitió una y otra vez José Antonio Bermúdez de Castro, el secretario general del Grupo Popular, dando a entender que la cosa va para largo y el fin es más que difuso.

De hecho, Rajoy se resiste a abrir de momento ese melón, al considerar que traería más problemas que soluciones. En este sentido, Rafael Hernando recordó que tan solo 35 de los 350 pueden solicitar que la reforma constitucional se someta a referéndum, lo cual podría acarrear un agravamiento de la crisis territorial, con el pulso separatista en su punto más álgido. Y de ahí que, para empezar, Hernando solicitó a Ciudadanos que logre la firma de 316 parlamentarios comprometiéndose a rechazar la celebración de ese referéndum.

Así pues, balones fuera una y otra vez, también en lo relativo a la creación de una comisión sobre la presunta financiación ilegal del PP. Hernando no dijo que no, cogió el informe que le entregó Girauta en este sentido, pero en el Grupo Popular reconocieron que no está entre sus prioridades. "Lo que queremos es poner todas las dificultades para que no se repitan determinados casos que hemos vivido", dijo Bermúdez de Castro, que se declaró satisfecho con las subcomisiones ya en marcha. En concreto, la relativa a la financiación de los partidos y la que, la próxima semana, estudiará una posible reforma electoral.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation