Menú

Rajoy sostiene al presidente de Murcia y no teme que estalle el acuerdo con Rivera

Maillo y Villegas despachan para abordar la salud de las relaciones. Gobierno y PP apoyan a Sánchez y piden esperar a la apertura de juicio oral.  

0
Rajoy, este lunes, con sus homólogos de Alemania, Francia e Italia, en Versalles. | Diego Crespo.

Mariano Rajoy no teme que, hoy y por hoy, el acuerdo con Ciudadanos a nivel nacional pueda estallar por los aires. "Lo que pasa en Murcia se queda en Murcia", según la dirección nacional. Y, tras la declaración de Pedro Antonio Sánchez ante la Justicia, en Génova reiteraron que siguen confiando en su inocencia. "No nos planteamos ninguna opción alternativa", zanjó Fernando Martínez-Maillo poco antes del trance judicial. Después, una vez Sánchez se negara a dimitir tras estar durante cuatro horas en el Tribunal Superior de Justicia, reiteraron al más alto nivel: "Nos mantenemos en nuestra posición".

Para Génova, "el límite" sigue siendo "la apertura del juicio oral". Si tal extremo se produce, Rajoy dejaría caer a Sánchez y se produciría un relevo tanto en el Ejecutivo autonómico como en el partido, que celebra su congreso antes de Semana Santa con el hoy presidente como candidato único. "Dimitiré si hay imputación formal", afirmó el propio afectado, señalando a esa línea roja. "Lo que se discute en el juzgado es si Pedro Antonio metió la pata o no, no la mano", insistió Maillo en TVE, para quien el caso "no entra dentro" de los supuestos del pacto por los que un cargo ha de dimitir "por mucho que Ciudadanos se empeñe".

Incluso el ministro de Justicia volvió a salir a la palestra para echar un capote a Sánchez. "Hay que esperar a que haya una resolución judicial, en su caso la apertura de juicio oral, para que se puedan exigir responsabilidades", en palabras de Rafael Catalá, que en su día fue acusado de filtrar información sensible al líder murciano sobre el caso Púnica. "Es un tema administrativo y no hay, creo yo, corrupción", se sumó Íñigo Méndez de Vigo, protagonista este lunes del Foro ABC. "Vamos a mantener nuestra posición hasta el final", zanjaron las fuentes consultadas.

Conversación entre Maillo y Villegas

Dicho esto, la dirección nacional también quiso dejar bien claro que lo que ocurra en la región "no tiene nada que ver" con el acuerdo entre PP y Ciudadanos a nivel nacional. Y, en privado, se buscó una aproximación tras días de tensión en aumento. En concreto, fueron Maillo y José Manuel Villegas quienes mantuvieron una conversación "cordial" en la que analizaron la salud de las relaciones. Aunque, sobre las medidas reclamadas por Albert Rivera y suscritas por Rajoy el pasado verano, la respuesta del coordinador general volvió a ser la ya conocida: algunas de ellas son de muy difícil ejecución ya que requieren de una reforma de la Constitución.

En este sentido, Méndez de Vigo recomendó a Rivera que no se "distraiga" ya que "lo que está en juego es la gobernabilidad de España hoy encauzada". Y, por dos veces, aseguró que no cree que el pacto con la formación naranja esté en riesgo. "Todos los acuerdos tienen altos y bajos, y eso es normal. Aquí en España lo que pasa es que esa cultura de pacto no está muy bien desarrollada", razonó el portavoz del Ejecutivo. Moncloa, por cierto, no quiso confirmar si ha habido recientemente una conversación entre Rivera y Rajoy, que este lunes participaba en una cumbre con los grandes de Europa en Versalles y no hizo ninguna referencia sobre el pulso con Ciudadanos.

Arrimadas defiende una posible moción

Mientras, en Ciudadanos mantuvieron la dureza de su discurso. La portavoz de su Ejecutiva, Inés Arrimadas, volvió a reprochar al PP haber incumplido el acuerdo de investidura firmado en 2015, que se ha extendido además a los dos últimos presupuestos de la región murciana: "Quien rompe un pacto es quien lo incumple, y nosotros hemos cumplido. Los que han incumplido son los señores del PP", afirmó, rechazando la versión del PP al respecto.

Además, Arrimadas señaló como una "obligación moral" el explorar las posibilidades de una moción de censura, algo imposible sin el concurso de Podemos, pese a que el partido naranja sigue sin meter en la ecuación a la formación morada, hasta el punto de que no se reunirá con ella, sino únicamente con el PSOE murciano, como ocurrirá el próximo miércoles.

Por último, Arrimadas criticó un día más "la doble vara de medir" de los populares: "Cuando el imputado es socialista, cuando los imputados eran Chaves y Griñán, bien que apretaban para que dimitieran, y no querían esperar ni un segundo, pero cuando el imputado es del PP parece que es otro caso y que las reglas no son las mismas", explicó. Precisamente, en Génova también denunciaron una "doble vara de medir" de Rivera y sacaron a colación lo ocurrido en Granada.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco