Menú

Rajoy anuncia más de 1.000 millones de euros al año en infraestructuras para Cataluña hasta 2020

"Por favor, venid más a Cataluña", trasladan los empresarios a Rajoy. Cuando el presidente se marchó, llegó al acto el consejero Rull. 

0

Mariano Rajoy quiso ofrecer la imagen más amable del Estado en su puesta de largo ante los empresarios en Barcelona. Solamente buenas noticias, nada de avisos ante la "liquidación del estado de derecho", como él mismo reconoció que está ocurriendo en la comunidad. "Somos conscientes de la necesidad de hacer un esfuerzo especial, se hará y se cumplirá", prometió, antes de dar cuenta de la lluvia de millones. Más de 4.200 hasta 2020, 1.000 millones anuales, como quedará ya recogido en los Presupuestos Generales del Estado que se aprobarán en el Consejo de Ministros de este viernes.

Nadie del Gobierno catalán recibió al presidente. Se cursaron las invitaciones pertinentes, pero Carles Puigdemont está de viaje en Estados Unidos y Oriol Junqueras adujo que tenía reunión del Gobierno autonómico. El consejero del ramo, Josep Rull, participó en el acto pero no estuvo para saludar a Rajoy. Así, se dio la circunstancia de que Soraya Sáenz de Santamaría e Íñigo de la Serna se adelantaron para esperar al jefe del Ejecutivo a las puertas del palacio de congresos de la ciudad condal. Dentro, fue recibido y despedido con aplausos por los centenares de empresarios invitados. Entre los presentes, los principales responsables de ACS, el Grupo Godó, Abertis, Dragados, Vueling, Endesa, Acciona o Ferrovial.

De principio a fin, Rajoy quiso lanzar un mensaje optimista y de esperanza. No mencionó el asalto a la sede del PP catalán solo un día antes. Lo más que hizo fue reclamar al mundo empresarial "ayuda" para "ganar la batalla de la moderación, recuperar la concordia y reconstruir puentes". Esto es, se reafirmó en la operación diálogo que tiene a la vicepresidente como pilar importante. Y, en paralelo, empezó con los potentes anuncios en infraestructuras bajo el argumento de que la recuperación económica permite ahora un impulso en este sentido.

Así, lo primero que hizo fue confirmar que el Ejecutivo invertirá más de 4.000 millones de euros hasta 2025 en los trenes de cercanías de Cataluña, casi 1.900 antes de 2020. "El plan será realista, viable y verificable", aseguró, no sin precisar que se trata de una "prioridad" para su gabinete. Habrá más. Como ya publicó Libre Mercado, el Corredor del Mediterráneo también centrará la actuación del Gobierno. El presidente aseguró que los tramos catalanes pueden estar terminados en la primavera del año 2020. La circulación del tramo entre Vandellós-Tarragona, con una inversión de 667 millones, se pondrá en marcha en el primer trimestre de 2018.

También habrá más dinero para las carreteras catalanas. Según informó, se destinarán 850 millones de euros, siendo capital el cuarto cinturón de Barcelona. Cerca de 600 millones recibirán los puertos de la comunidad y el aeropuerto de El Prat se beneficiará de 240 millones sin contar con los otros 285 para el tren lanzadera que unirá esta infraestructura con la estación de Sants.

"España es un gran país y Cataluña ha estado siempre en la proa de nuestros avances. Queremos que siga estándolo y estamos dispuestos a poner lo mejor de nosotros mismos para que así sea", resumió el jefe del Ejecutivo. A sus ojos, únicamente la inestabilidad política podría estropear las buenas expectativas económicas. "Es tiempo de sellar grietas y mirar hacia delante, insistió, frente a quienes "pretenden desconectarse no sólo del futuro, sino también de la realidad española y europea, y de la ley y del diálogo".

"Por favor, venid más a Cataluña", trasladaron algunos empresarios a Rajoy y a Santamaría en un breve café que mantuvieron con ellos poco después del acto. A las puertas, unos 200 estibadores protestaron con bengalas y tirando petardos. "Ni un paso atrás", corearon ante la llegada del séquito gubernamental.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation