Menú

El lapsus de Zoido en el Senado: "Nos ocultaríamos como hacíamos antes..."

La oposición pide la dimisión de Zoido y Catalá por el caso Lezo. 

0
La oposición pide la dimisión de Zoido y Catalá por el caso Lezo. 

Complicada sesión de control para los ministros que acudieron al Senado. Ante la ausencia de Mariano Rajoy -de viaje oficial a Brasil- y Soraya Sáenz de Santamaría -que estaba en Barcelona-, fueron Rafael Catalá o Juan Ignacio Zoido, señalados ya de por sí por la oposición, quienes tuvieron que dar explicaciones por la presunta corrupción del PP. También Cristóbal Montoro tuvo que dar la cara ante los medios en los pasillos de la Cámara Alta. El ministro de Interior vivió momentos complicados con un lapsus incluido.

En concreto, el ministro del Interior ha afirmado que no hubo "injerencia" del Ejecutivo en la investigación del caso Lezo, que se ha saldado con más de una decena de detenidos, lo que, a su juicio, demuestra que en España "la Justicia funciona". Zoido se ha pronunciado así sobre la reunión entre el secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, y Pablo González, el hermano del expresidente de la Comunidad de Madrid, que, como éste, ha sido detenido en el caso.

Ha vuelto a defender el titular de Interior a su número dos, ha insistido en que la reunión fue "meramente protocolaria" y en que Nieto no tenía conocimiento de que Pablo González, directivo de Mercasa, estuviera implicado en alguna investigación y ha arremetido contra los partidos interpelantes por, a su juicio, no creer en la separación de poderes.

"¿Quien la hace la paga?", le ha preguntado el senador socialista Francisco González Cabaña. La respuesta de Zoido ha sido contundente: "Defiendo y defenderé siempre que quien la hace la paga, sea quien sea y caiga quien caiga", pero "prefiero que sea un tribunal quien lo haga".

Durante sus respuestas, el ministro ha precisado que Pablo González, en su calidad de directivo de Mercasa, solicitó la reunión con Nieto para felicitarle en enero después de Reyes, y el secretario de Estado le recibió justo dos meses más tarde (el 8 de marzo) con "luz y taquígrafos" y mes y medio antes de que se produjera "el desenlace" de la operación Lezo.

"Parecía difícil superar el listón de (Jorge) Fernández Díaz", le ha replicado el senador socialista, quien ha comparado los despachos de Interior con el camarote de los hermanos Marx y ha ironizado con las "amistades peligrosas" del Gobierno, que se están convirtiendo en una "constante". González Cabaña se ha remitido a las funciones que tiene atribuidas el secretario de Estado de Seguridad para supervisar las operaciones policiales con el fin de insinuar que Nieto debería saber que su interlocutor estaba siendo investigado, tal y como recoge la agencia EFE.

A Zoido las manifestaciones del senador no le han gustado y le ha devuelto el golpe. "A cuántos habrá recibido usted en su despacho pensando que jamás iban a ser imputados y luego lo fueron", le ha espetado antes de reprocharle que fuera precisamente el PSOE quien utilizara argumentos tan populistas. Y le ha recordado que la Policía judicial depende del juez y las fuerzas de seguridad cometerían un delito de revelación de secretos si le informaran al secretario de Estado de sus pesquisas en procesos dirigidos por los magistrados.

"El tiempo dirá quién tiene razón", ha continuado Zoido, el cual ha reiterado que la reunión estaba en la agenda y se celebró con luz y taquígrafos, porque Nieto "no tiene necesidad de reunirse en gasolineras, ni en un reservado ni dar ningún chivatazo para que un servicio se pudiera desmontar", en alusión a algunos casos en los que los socialistas se han visto implicados.

Dos preguntas más sobre este asunto, del senador de Ciudadanos Tomás Marcos Arias y del de Podemos Joan Comorera, ha tenido que responder el ministro. El primero ha querido saber si iba a dimitir él o el titular de Justicia, Rafael Catalá, o ambos, mientras que el segundo le ha pedido que ponga "orden" en su Ministerio y, "si no sabe o no puede, váyase".

Al senador de Ciudadanos, el ministro le ha reprochado que ponga en duda le funcionamiento de las instituciones y el Estado de derecho cuando aún no han llegado al Gobierno. Y llegó el momento del lapsus del titular de Interior. Tras volver a negar que la reunión tuviera otro motivo que no fuera el protocolario, Zoido ha preguntado al senador si creía que iban a ser "tan tontos" de reunirse abiertamente si hubieran tenido intereses ocultos."Procuraríamos ocultarnos como hacíamos antes", ha afirmado.

Zoido ha rectificado ya a preguntas del senador de Podemos, un partido que, según ha subrayado, "quería el CNI y controlar los medios de comunicación".

En España

    0
    comentarios

    Servicios