Menú

Rajoy reclama al PSOE que esté "a la altura" en la defensa de la unidad de España

Solicita "seriedad" al PSOE y no dedicarse a exigir su dimisión. “¿Alguna vez ha sido chantajeado?”, le pregunta una periodista en Pekín.

Solicita "seriedad" al PSOE y no dedicarse a exigir su dimisión. “¿Alguna vez ha sido chantajeado?”, le pregunta una periodista en Pekín.
Xi Jinping y su mujer, Peng Liyuan, reciben a Mariano Rajoy y a su esposa, Elvira Fernández. | Moncloa.

Alejado del ruido, Mariano Rajoy prosiguió con su agenda internacional. En esta ocasión, en Pekín, en el foro de la nueva ruta de la seda, donde se dedicó a buscar inversiones para las empresas del país. "España es una destacada potencia turística. Es, de hecho, el destino turístico más competitivo del mundo", sacó pecho el presidente, quien informó de que, en 2016, superó los 75 millones de visitantes. Solo en la rueda de prensa con la que clausuró su viaje se tuvo que enfrentar a los asuntos nacionales que en ocasiones tanto le incomodan.

Fue su único contacto con los periodistas desde que el sábado llegó a China. Le preguntaron por el PSOE y la promesa de Pedro Sánchez de que pedirá su dimisión en caso de que se haga de nuevo con las riendas del partido. En ese momento, en Madrid, se producía el tenso debate de los tres candidatos socialistas. "Yo tengo que respetar las decisiones que tome el PSOE y no voy a hacer ningún comentario ni sobre esa declaración ni sobre cualquier otro asunto. Respetamos cualquier decisión que adopte", contestó Rajoy.

Si bien, a renglón seguido, lanzó dos ideas importantes. Para empezar, mostró su deseo de que, pase lo que pase en Ferraz, los socialistas sigan estando al lado del Gobierno en la defensa de la Constitución y la unidad nacional. "Espero que el PSOE esté a la altura de las circunstancias", subrayó el jefe del Ejecutivo, emplazando también a un diálogo en política exterior. Y luego, aunque sin citar expresamente a Sánchez, pidió a su futuro interlocutor que no se enrede en dimisiones y mociones de censura que "tendrán los efectos que todo el mundo sabe".

"No nos equivoquemos ahora y no prestemos atención a las cosas que no tienen ningún interés", remató Rajoy, no sin ensalzar una y otra vez su política económica y "los maravillosos" datos de empleo del pasado mes de abril. "Tenemos 52 escaños más que el PSOE y ahora intentaremos gobernar, creo que las cosas se están haciendo correctamente", dijo en otro momento de su intervención, sin entrar nunca en la posibilidad de un adelanto electoral.

Sobre la negociación de los Presupuestos, Rajoy no aportó novedades, más allá de alertar una vez más de los riesgos de no conseguir los apoyos necesarios para que salgan adelante. "No tiene ningún sentido paralizarlos" ya que "provocaría problemas muy importantes", según sus palabras. "Nuestra voluntad es seguir hablando", apostilló, en relación al PNV y a la posibilidad de un acuerdo de legislatura. En cuanto al decreto de la estiba, se mostró optimista y elogió a su ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, toda vez parece tener atado el respaldo de la antigua Convergencia. La nueva votación se llevará a cabo el próximo jueves 18 en el Congreso de los Diputados.

La operación Lezo también se coló en su comparecencia de prensa en Pekín. En concreto, una periodista le preguntó directamente sí en algún momento ha sido chantajeado, tal y como se deduce de una conversación filtrada a los medios entre Ignacio González y Eduardo Zaplana. Rajoy apenas dedicó un par de segundos a contestar: "Me sumo a las palabras del portavoz del Gobierno", que el viernes aseguró el término del Consejo de Ministros que era mentira. "La respuesta es muy sencilla: No, no, no y no", zanjó Íñigo Méndez de Vigo.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso