Menú

Dudas en el PP sobre la fiabilidad de Sánchez ante el pulso separatista en Cataluña

Moncloa pide al PSOE que “clarifique sus posiciones” ante el plan de Sánchez de asumir la “plurinacionalidad del Estado". Rajoy aún no le ha llamado.

0
Dudas en el PP sobre la fiabilidad de Sánchez ante el pulso separatista en Cataluña
El portavoz del Ejecutivo, este viernes, al término del Consejo de Ministros. | Moncloa.

Públicamente, Mariano Rajoy traslada que no le cabe en la cabeza otra opción que el apoyo del PSOE al Gobierno ante el pulso separatista en Cataluña. Pero, en privado, barones regionales y altos cargos del PP muestran sus dudas sobre el sentido de Estado de Pedro Sánchez. "Ya intentó pactar con los independentistas", es uno de los comentarios más recurrentes. Y, todo ello, en un marco de nefasta relación e interlocución prácticamente nula. "Espero tener la posibilidad de hablar con Sánchez", contestó el presidente el jueves por la tarde, cuatro días después de ganar las primarias. Este viernes, todavía no había confirmación de esa llamada.

Pese al clima de tirantez, oficialmente la consigna es dar por descontado que, en los grandes temas de Estado, Ferraz no se moverá. Y, especialmente, en lo relativo a la amenaza independentista. "El PSOE es un partido que está claramente detrás de la unidad de España y que cree que la soberanía reside en el pueblo español. Nunca he leído una opinión en el sentido contrario", destacó Íñigo Méndez de Vigo, al término del Consejo de Ministros. Si bien, ante el plan de Sánchez de que su partido asuma "la plurinacionalidad del Estado", el portavoz del Gobierno mentó los artículos 1 y 2 de la Carta Magna y pidió que "clarifiquen sus posiciones" para saber a qué atenerse.

En la rueda de prensa, Méndez de Vigo aseguró que Rajoy y Sánchez hablarán, pero no quiso o no supo aclarar cuándo. "Lo ignoro, pero estoy completamente seguro de que lo harán, y espero que mucho y bien", contestó. Los periodistas insistieron. "Están más en el protocolo que en la sustancia", lamentó, y enumeró aquellas cuestiones en las que, a su juicio, habría que negociar. Por ejemplo, el techo de gasto para 2018, después de que el PSOE apoyara al Gobierno en el referido al año en curso.

"Yo procuro llevarme bien con todo el mundo porque tengo espíritu constructivo y porque creo que es mejor trabajar juntos por los españoles que andar a la gresca y no aportar nada", subrayó el propio Rajoy en una entrevista en la revista Tiempo. "Para la imagen exterior del país, para su estabilidad, creo que es importante llevarnos bien. Pero para eso las dos partes tienen que quererlo", añadió, dando a entender que no ve a Sánchez muy por la labor. "Hay cosas que no dependen sólo de mí", no ha parado de repetir desde el pasado lunes.

El temor de los barones del PP

Conocida la victoria de Sánchez, el PP ya empezó a prepararse para la vuelta del "no es no". Miembros de la dirección del partido lo tienen completamente asumido. "Sánchez insultó a Rajoy y dijo que reunirse con él era prescindible y no creo que haya cambiado de opinión. Desde luego, la interlocución con alguien así se hace difícil", en palabras de un miembro de la cúpula. El propio Rajoy, en una charla informal con periodistas, deslizó que cenar con él era como hacerlo "con un marciano".

Así las cosas, hay en el partido quienes ni tan siquiera se fían del sentido de Estado de Sánchez, con Cataluña en el epicentro de los comentarios. "Estamos en un momento crucial, en el que no caben fisuras en el discurso", según el diagnóstico de un líder regional, para el cual "el problema de Sánchez es que ha dicho una cosa y la contraria" y así "es difícil saber a qué a tenerse". Xavier García Albiol mostró sus dudas públicamente: "Su visión relativa de lo que es España es una mala noticia para aquellos catalanes que creemos que Cataluña es nuestra nación", afirmó esta semana. "Si sigue siendo el de octubre del año pasado, que solo piensa en él por encima del PSOE y de España, es un riesgo", añadió el líder de los populares catalanes.

Con el choque de trenes cada vez más próximo y el Ejecutivo advirtiendo de que usará todos los instrumentos que le otorga la Constitución para impedir la independencia, en un sector del PP preocupa que, llegado el momento, desde Ferraz se incluyan matices al apoyo al Ejecutivo. Por ejemplo, considerando que "se podría hacer otra cosa o una u otra medida es desproporcionada", en palabras de otro líder autonómico. "Esperemos que no quiera hacer campaña con esto, pero si en paralelo pretende negociar con Podemos y no se sabe quién de cara a otras elecciones, no lo tengo tan claro", remató este dirigente.

Por todo ello, a pesar de sus reticencias, hay dirigentes del PP que consideran que Rajoy tendría que entablar contacto con Sánchez cuanto antes, reunirse con él y explicarle claramente cómo está la situación en Cataluña. Este sábado, el presidente acudirá a esta comunidad para clausurar las tradicionales jornadas del Círculo de Economía en Sitges, donde los empresarios reclamaron el jueves a Carles Puigdemont que vaya al Congreso a explicarse. Este viernes, una vez más, Méndez de Vigo reiteró la invitación al tiempo que Moncloa consideró "importante" el discurso que realizará ante el mundo empresarial catalán.

Más noticias sobre el desafí­o separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation