Menú

Las claves de la estrategia de Rajoy ante la moción: "Preparado para el cuerpo a cuerpo"

No quiere que se repita "el lío" de la Asamblea de Madrid, pero responderá "con determinación" a los insultos. Los ministros, listos para intervenir.

0
No quiere que se repita "el lío" de la Asamblea de Madrid, pero responderá "con determinación" a los insultos. Los ministros, listos para intervenir.
Rajoy, interviniendo desde su escaño, en una imagen de archivo. | Moncloa.

Mariano Rajoy está preparado para el "cuerpo a cuerpo" con Pablo Iglesias en la moción de censura, aunque el Gobierno se resista oficialmente a confirmar su participación. No quiere contribuir a que se reedite el circo vivido la pasada semana en la Asamblea de Madrid, pero afrontará "con determinación el torrente de insultos" que le esperan, según su equipo más directo. Además, ha puesto en alerta a todo su gabinete, para que los ministros respondan con "datos y argumentos" al programa de gobierno, "si es que lo tiene", del líder morado. Soraya Sáenz de Santamaría podría tener un papel destacado.

En Moncloa afirman que "no saben exactamente" si la moción de censura es contra el Gobierno o contra el PSOE. Y malmeten aduciendo que a los socialistas les costará defender la abstención. "En el fondo, estamos asistiendo a una lucha, que irá a más, por el control de la izquierda", en palabras de un asesor gubernamental. "Esta moción de censura es, ante todo, un espectáculo mediático. Lo que busca Podemos es recuperar foco", afirmó Soraya Sáenz de Santamaría, la gran protagonista de la previa al debate. "Iglesias quiere triturar al PSOE, que ya está bastante herido, por desgracia". añadió Javier Maroto.

Sin perder de vista este hecho, e incluso utilizándolo a su favor, el presidente pretende aprovechar el pleno para impulsar su imagen y la del Ejecutivo, tan mermadas en las últimas semanas. "Tenemos que de mostrar que, frente a los líos del resto, nosotros representamos estabilidad y la creación de empleo", según las fuentes consultadas. La evolución de Rajoy ha sido evidente en el caso de la moción. De desdeñarla y dar a entender que no tenía ninguna intención en participar en la misma, a poner a todos sus ministros en alerta, exigirles que hagan acopio de datos y estar a la espera de las posibles propuestas de Iglesias para rebatirlas con contundencia. Por supuesto, Rafael Hernando también tomará la palabra.

De hecho, la de este martes se está tratando como una cita parlamentaria "de primer nivel". "Estamos todos los ministros preparados para intervenir. Esa es la instrucción que tenemos del presidente", confirmó la vicepresidenta enTVE, no sin recordar que ya ha mantenido rifirrafes parlamentarios con Irene Montero. En el PP se especuló hasta el final con la posibilidad de que vaya a tener un papel importante en la moción. Santamaría, junto a Jorge Moragas o Carmen Martínez Castro, entre otros pocos, colaboraron con Rajoy el lunes por la tarde para rematar su posible intervención.

Mientras, en el PP mostraron sus esperanzas de que el impulso que busca Rajoy se haga realidad. Cansados de los continuos golpes por la corrupción y de que más de un ministro "se esconda" para salvarse, tal y como publicó en su día este diario, en Génova ya tienen a punto toda una campaña, en las redes sociales y en los medios de comunicación, para proclamar al presidente como gran vencedor del trance parlamentario con Iglesias. "Llevamos unas semanas muy complicadas, tenemos que utilizar la moción como empujón", resumió un miembro de la dirección nacional, que no obstante lamentó que el Ejecutivo siga "paralizado" y no esté presentando iniciativas más allá de sacar pecho por la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado.

Para los populares, toda vez no hay nervios ante la posibilidad de que la moción prospere, "la clave" pasa porque el presidente se muestre "sólido" en sus argumentos y el grupo popular escenifique una unidad total alrededor de su líder. "Nuestro punto débil es la corrupción, pero Podemos no se puede centrar solo en eso, tiene que presentar un programa de gobierno", insistieron desde la dirección nacional. Y es en el debate de los números y las políticas cuando Rajoy intentará arrollar a Iglesias.

En España

    0
    comentarios

    Servicios