Menú

Rajoy sobrevive, mantiene el apoyo cerrado del PP e intentará pasar página cuanto antes

Alivio en el PP y respaldo cerrado al líder. "Pedro Sánchez va por mal camino, perdió las elecciones y hoy ha perdido el juicio", según Hernando.

0
Rajoy sobrevive, mantiene el apoyo cerrado del PP e intentará pasar página cuanto antes
Rajoy, en su comparecencia en la sede del PP tras declarar en la Audiencia Nacional | EFE

Mariano Rajoy superó sin abrasarse el trance judicial y el Partido Popular respiró aliviado. Fue salir de la Audiencia Nacional, tras las cerca de dos horas declarando en calidad de testigo, y empezar a recibir llamadas y mensajes de apoyo. "Estoy contento de haber colaborado con la justicia", subrayó el presidente ya en Génova13, donde utilizó un acto ya programado sobre la violencia de género, en el que teóricamente no se le esperaba, para hacer una breve declaración sobre su paso por San Fernando de Henares. Fue recibido con aplausos y sonrisas. "Ahora, a otra cosa", según la dirección, en un intento de cerrar esta página lo antes posible.

La percepción en Génova es que Rajoy no perdió en ningún momento el control, se mantuvo fiel al esquema establecido y salió indemne del interrogatorio. Los momentos de mayor tensión llegaron cuando le sacaron a colación los mensajes de Luis Bárcenas, que se ausentó de la sala alimentando las teorías de un pacto de no agresión con el PP. También cuando le preguntaron en concreto por el pago de un viaje a Canarias con la familia. Si bien, a pesar de la dureza de la fotografía y la incomodidad de las preguntas, el balance del entorno del presidente fue positivo tras una mañana de infarto.

A primera hora, los nervios en el PP eran enormes. Muchos cargos de Moncloa y el PP durmieron bastante poco la noche anterior. Finalmente, el presidente utilizó el garaje de la Audiencia y acudió sin séquito. No escuchó los abucheos de la calle. Su primera imagen, retransmitida por prácticamente todas las televisiones del país, fue ya en la sala, sentado en el estrado. Y, ya con la primeras respuestas al letrado de ADADE, en Génova se dieron cuenta de que Rajoy estaba "en forma". "En algún momento se mostró altivo, pero lo controló rápidamente", según los suyos. Ni rastro del pánico que sí sentían buena parte de sus asesores. Otra vez, su famosa piel de rinoceronte.

El PSOE y ADADE

El coordinador general y los vicesecretarios siguieron el transcurso de la comparecencia desde la sede nacional, y no tardaron en poner en la diana a Benítez de Lugo, el abogado de ADADE, al que vincularon con el PSOE. "Ha desempeñado un papel político. Se ha comportado más como un representante de la oposición que como un abogado popular", se denunció públicamente. "Está perdiendo los papeles, impertinente hasta el extremo", llegó a afirmar Fernando Martínez-Maillo en las redes sociales. "Se ha querido hacer un uso político de los tribunales de justicia", se puede leer en el argumentario interno distribuido a los portavoces oficiales.

El propio Rajoy se quejó ante la cúpula del PP, ya en Génova13, de que la mayoría de las preguntas que se le hicieron eran "políticas", según desveló Maillo. Y tanto el número 3 de la formación como Pablo Casado señalaron a Ferraz como instigador de lo ocurrido en la Audiencia Nacional, toda vez, además del abogado de ADADE, los otros dos que interrogaron al presidente eran del PSOE. Sea como fuere, en el PP proclamaron contundentes: "Pedro Sánchez ha perdido elecciones" y este miércoles "ha perdido el juicio".

Públicamente, el jefe del Ejecutivo no entró en rencillas políticas y se limitó al mensaje institucional de que siempre colaborará con la Justicia. No aceptó preguntas de los periodistas, aunque este viernes comparecerá en rueda de prensa al término del Consejo de Ministros. En privado, fuentes de su equipo aseguraron que no esperaban otra cosa del líder socialista, que no dudó en pedir su dimisión. "Cuando uno hace esta labor de oposición, demuestra que tiene muy poco que ofrecer a la sociedad española", destacó Soraya Sáenz de Santamaría. La vicepresidenta metió en el mismo saco a Pablo Iglesias: "Si uno quiere constituirse en tribunal, al menos que haga la oposición y llegue a ser juez".

Y, como siempre que Rajoy vive una circunstancia especial y difícil, el partido mostró una imagen de unidad prácticamente inquebrantable alrededor de él. Ningún comentario público al margen del discurso oficial dictado por Génova. "Hoy se ha confirmado que la declaración de Rajoy era innecesaria. Hasta la acusación de ADADE lo ha reconocido (…) el presidente ha dejado claro cuáles eran sus funciones y cuáles no", repitieron uno tras u otro los cargos que atendieron a los medios. Aunque, eso sí, la percepción en el PP es que lo vivido no pone fin a la pesadilla de la corrupción. "Seguirán viviendo curvas, pero hoy hemos superado un capítulo muy difícil".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation