Menú

La Fiscalía ve sedición en los ataques a la Guardia Civil en Cataluña pero no identifica a los responsables

Los disturbios y manifestaciones de estos días son tumultuarios y la Fiscalía considera que se da un delito de sedición por parte de ANC y Omnium. 

LD/Agencias
0
La Fiscalía ve sedición en los ataques a la Guardia Civil en Cataluña pero no identifica a los responsables
Un coche de la Guardia Civil, retirado por la grua tras los ataques de los independentistas. | LD

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha presentado una denuncia por sedición por los disturbios ocurridos en Cataluña entre el 20 y 21 de septiembre durante la operación policial para evitar la celebración del referéndum del 1-0, en la que menciona expresamente a los presidentes de ANC y Omniun. La denuncia ante los Juzgados Centrales de este tribunal ha recaído en el juez Ismael Moreno, que ahora tendrá que investigar e identificar a los autores de estos hechos.

La Fiscalía considera que las concentraciones y manifestaciones llevadas a cabo para impedir por la fuerza la actuación de las autoridades y sus agentes en el ejercicio de sus funciones, en defensa del ordenamiento constitucional, pudieron ser constitutivas de un delito de sedición. Dicho delito está castigado con entre ocho y 15 años de prisión, en el caso de quien impida por la fuerza la acción judicial o policial sea autoridad o funcionario público. Las diligencias van a ser investigadas por la unidad de la Guardia Civil que hizo los registros del miércoles en la consejería de Economía de la Generalidad.

En su denuncia, que suscribe el teniente fiscal de la Audiencia Nacional Miguel Ángel Carballo, se detallan todos los altercados ocurridos aquella noche y se pide a la Guardia Civil que elabore un atestado para buscar a los autores de estos altercados.

"Una muchedumbre de personas se concentró ante los edificios registrados con la finalidad de impedir por la fuerza a los agentes de la autoridad el legítimo ejercicio de sus funciones y el cumplimiento de las resoluciones judiciales", señala Carballo.

En el escrito, el teniente fiscal denuncia que la concentración de manifestantes se realizó "a través de redes sociales", donde "se difundió una convocatoria para oponerse a la práctica de las diligencias, reuniéndose inicialmente unas 400 personas en el lugar concertado y provocando el corte de la Gran Vía de las Cortes Catalanas de Barcelona", además de colapsar las calles aledañas. Define a los congregados como "turba" y relata cómo entonaban "cánticos dirigidos a la comisión judicial", con el lema "Aquesta nit la passareu aquí" (Esta noche la pasaremos aquí).

Además, llegó a haber manifestantes sentados en el suelo delante de los coches y furgonetas de la Guardia Civil, "para impedir su movilidad", además de "empujar a los agentes, tanto Mossos como de la Guardia Civil, que resistían sin utilizar material antidisturbios".

En la denuncia se asegura que los altercados se planificaron: "La planificación de estas actuaciones llegó al punto de contar con voluntarios que repartían bebidas y comida a los concentrados".

Al presidente de la ANC y de Omnium

Aunque la denuncia no va dirigida contra ninguna persona en concreto, en ella se señala a la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y a su presidente, Jordi Sánchez, como responsables de organizar un turno de relevo de voluntarios "conscientes de que dificultarían la intervención policial", haciendo un cordón frente a la Consejería de Economía durante el registro de la Guardia Civil. Menciona también que Sánchez pidió ante 40.000 personas que nadie se fuera a casa.

Además, también cita al presidente de Omniun Cultural, Jordi Cuixat, al que ubica subido junto a Sánchez encima de un coche de la Guardia Civil pidiendo mantener la protesta, si bien luego al ver que no podía controlar la concentración pidió a los manifestantes que se disolvieran, destaca la denuncia.

Sin embargo, ambos líderes han asegurado "no tener miedo" y han hecho un nuevo llamamiento a la "movilización permanente y pacífica".

ANC evacúa todo el material del 1-O

Mientras, un grupo de trabajadores y voluntarios de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) han evacuado este mediodía todo el material destinado a la campaña para el referéndum que guardaban en su sede de Barcelona, ante la posibilidad de un registro. Según ha explicado a Efe el presidente de la ANC, Jordi Sánchez, la entidad secesionista ha recibido una alerta sobre posibles registros en la sede de la ANC en Barcelona, tras lo que la entidad independentista ha convocado a voluntarios para que acudieran a sacar todo el material del almacenado dentro del edificio.

Para ello, los voluntarios han ayudado a trasladar todo el material al exterior del edificio, y posteriormente lo han cargado en coches particulares, por lo que el material del 1-O"ya está en otras partes del país", según ha explicado Sánchez. La evacuación de la propaganda para la campaña se ha producido al mediodía y ha terminado sobre las dos de la tarde, cuando todo el material que se encontraba dentro ha sido finalmente trasladado a los vehículos.

La Policía Nacional ya acudió el miércoles pasado a la sede de la CUP en la capital catalana e intervino material de campaña del 1-O que estaba guardado en vehículos.

Más noticias sobre el desafí­o separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios