Menú

Rajoy, ante las voces que le piden que actúe ya: "La decisión me corresponde a mí"

Terremoto en el PP tras el aldabonazo de Aznar. Rajoy defiende sus tiempos y promete que la unidad de España no será objeto de “ninguna mediación".

0
Rajoy, ante las voces que le piden que actúe ya: "La decisión me corresponde a mí"
Rajoy, durante la entrevista concedida a la agencia EFE. | EFE

"Haré lo que crea que deba hacer, lo que crea que sea mejor para España y en el momento que me parezca más oportuno". Mariano Rajoy defendió su manejo de los tiempos y se revolvió ante las presiones. "Escucharé a todos, pero la decisión me corresponde a mí", avisó. Por fin, el presidente rompió su silencio. Lo hizo a través de una entrevista en la agencia EFE y no convocando a todos los medios a una comparecencia en Moncloa. Su mutismo se hacía ya espeso, incluso para el PP. Aseguró que la unidad de España no puede "ser objeto de ninguna mediación ni de ninguna negociación".

La irrupción de José María Aznar, pidiendo elecciones en caso de que el Ejecutivo se vea "incapaz" de actuar sin demora contra el golpe, provocó un terremoto en el PP. El expresidente elogió la respuesta del Rey que, en su discurso ante la nación el martes por la noche, advirtió de que es "responsabilidad de los legítimos poderes del Estado asegurar el orden constitucional". El miércoles, Albert Rivera apretó al presidente con aplicar ya el artículo 155 de la Constitución. Y, en paralelo, voces del partido del Gobierno reconocieron que, en caso de una declaración de independencia, "nadie" entendería que no se hiciera nada.

Desde Moncloa, a través de la agencia EFE, el presidente utilizó el caso de cómo evitó el rescate, en plena crisis económica, para solicitar un voto de confianza. "Todo el mundo decía que Europa iba a rescatar a España, que nos iban a colocar como a Grecia, vivíamos una situación de cinco años seguidos de crecimiento negativo; pero el pueblo español fue capaz de resolver esa situación", recordó. Y se reivindicó: "En aquel momento hice lo que creía que debía hacer, y ahora, porque es mi obligación y porque para eso soy el presidente, haré lo que crea que deba de hacer".

Mientras, desde la dirección nacional del PP se solicitó "unidad sin fisuras" y se aseguró que el presidente está cumpliendo "con sus obligaciones institucionales". Así lo dijo públicamente Fernando Martínez-Maillo, el coordinador general, en una improvisada declaración ante los medios en el Congreso. Sin micrófonos encendidos, en Génova y en Moncloa fueron muy duros con Aznar, al que acusaron de desleal. "Si quiere, puede pedir directamente el voto por Rivera", se llegó a escuchar sobre el que fue presidente de honor de los populares.

Con Aznar en todas las portadas de los medios digitales y el PP preguntándose por el silencio del presidente, la agencia EFE informó de su entrevista. No estaba prevista en su agenda pública. Rajoy no aclaró si aplicará el artículo 155 de la Constitución y reconoció que hay distintas opiniones al respecto. Hubo rumores en el Congreso sobre la Ley de Seguridad Nacional pero tampoco hizo anuncio alguno en ese sentido. A Carles Puigdemont, tras cargar contra el Rey y asegurar que seguirá adelante con sus planes, le exigió que pare y vuelva a la legalidad. "¿Tiene una solución? Sí, y la mejor es la pronta vuelta a la legalidad y la afirmación a la mayor brevedad posible de que no va a haber una declaración unilateral de independencia, porque con eso, además, se evitarán males mayores", contestó.

El presidente afirmó que, dentro de la ley, habrá diálogo. Así lo llevan declarando durante semanas sus portavoces más autorizados. Si bien, avisó, la unidad de España no será "objeto de ninguna mediación ni de ninguna negociación". "Esto no es un problema de mediación", se reafirmó, confirmando que, además de Pablo Iglesias, otras personas se han ofrecido para esa labor "con buena voluntad". El martes se reunió discretamente con los arzobispos de Madrid y Barcelona. "Lo que se trata es de cumplir la ley" y a partir de ahí, apostilló, "pues ya viviríamos en una situación de normalidad y podríamos hablar en el Parlamento o fuera del Parlamento".

Por todo ello, Rajoy insistió en que lo primero que debería hacer Puigdemont es no declarar la independencia. Si esquiva ese paso, algunas voces en el Ejecutivo se muestran proclives al diálogo. "Aquí de lo que se trata fundamentalmente es de volver a la normalidad" y "eso solo lo puede hacer quien ha violado la ley y ha establecido una situación de estas características", reiteró el jefe del Ejecutivo en su entrevista en EFE.

"El Gobierno sabe perfectamente lo que va a hacer en cualquiera de los escenarios, cómo lo va a hacer y cuándo lo va a hacer, porque es nuestra obligación. El Gobierno sabe cómo manejar esta situación", resumió el presidente. "Tarde no vamos a llegar a ninguna parte porque no se va a producir la independencia". "Espero que acertemos", dijo, no sin instar una vez más a la unidad de los constitucionalistas. Rajoy se mostró seguro de que España saldrá de esta crisis.

Más noticias sobre el desafí­o separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios