Menú

Puigdemont contacta en Bélgica con el abogado de ETA y arenga de Junqueras en TV3

ERC y el PDeCAT anuncian que participarán en las elecciones, pero sus líderes insisten en los delitos de sedición, rebelión y malversación.

(Barcelona)
0
Puigdemont contacta en Bélgica con el abogado de ETA y arenga de Junqueras en TV3
Junqueras atiende a los periodistas en Barcelona | EFE

Primer día laborable de la república catalana. Carles Puigdemont y Oriol Junqueras no se rinden. Están de parranda, pero al pie del cañón. El primero se ha fugado a Bruselas en compañía de dos exconsejeros del PDeCAT y tres de ERC. El segundo ha presidido la ejecutiva en la que su partido ha decidido concurrir a las elecciones "ilegítimas" convocadas por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para el próximo 21 de diciembre. Por la tarde se ha pasado por su antiguo despacho de la consejería de Economía.

Tras una media hora saludando al personal, un relajado Junqueras ha abandonado el edificio sin bolsas ni cajas. Desde hace días que ya no queda nada que pueda resultar incriminatorio en sus antiguas dependencias. Sólo su presencia para arengar a los funcionarios por usurpación de funciones. Antes se había dejado ver para comer en el restaurante del Parlament.

El desplazamiento de Puigdemont a Bruselas no constaba en el guión del Gobierno ni en el del PP, que se dicen satisfechos porque el expresidente catalán no se ha paseado por el palacio de la Generalidad tres días después de la aplicación de un artículo 155 de terciopelo. Los medios separatistas jalean las burlas de los miembros del Govern. Grandes halagos para Josep Rull, el extitular de Territori i Sostenibilitat, que ha ido a su despacho a primera hora y se ha retratado con dos cuadros de Tintin de fondo. Era una pista, un guiño para entendidos. Fuentes de la consejería de Interior difunden que dos mossos le han comunicado que debía abandonar el despacho. Rull salió de "su" consejería aclamado por una veintena de personas que decían ser de un "comité de defensa de la república" y manifestó que seguía con su agenda "oficial". Iba a la ejecutiva en la que el PDeCAT, como ERC, ha mostrado su intención de presentarse a las próximas autonómicas.

El papel de los Mossos

Los Mossos quieren dejar claro que han cumplido escrupulosamente con las órdenes del Ministerio del Interior, que consistían en dejar que los cesantes recogieran sus bártulos y se despidieran de los funcionarios, que han advertido a todos y cada uno de los golpistas que se han presentado de la nueva situación.

Se trataba de no montar un escándalo, pero el escándalo ha estallado nada más trascender que Puigdemont, junto a los exconsejeros convergentes Meritxell Borràs y Joaquim Forn y los republicanos Toni Comín, Dolors Bassa y Meritxell Serret, se había fugado a Bruselas al tiempo que el fiscal general del Estado, José Manuel Maza, anunciaba una querella por rebelión, sedición y malversación.

Abogado de terroristas

La delegación separatista se ha reunido con sus colegas flamencos, prepara un comunicado para este martes y ha contactado con Paul Beckaert, un abogado que lleva más de tres décadas asistiendo a terroristas de ETA para pedir asilo en Bélgica.

El primer ministro de ese país, Charles Michel, ha sido el verso suelto de la Unión Europea respecto al "conflicto" catalán y el secretario de Estado de Inmigración, el separatista flamenco Theo Francken, se ha mostrado más que dispuesto a ofrecer asilo a Puigdemont y sus seguidores. El letrado del expresidente autonómico, Jaume Alonso-Cuevillas Sayrol, alega que no sabe si su patrocinado acudirá a declarar a la Audiencia Nacional.

Entre Bruselas y Barcelona

La mitad de los consejeros cesantes se refugia en Bruselas, Junqueras y Rull se exhiben por Barcelona y nada se sabe del portavoz Jordi Turull, de Raül Romeva, minister de Asuntos Exteriores, o de los extitulares de Cultura, de Enseñanza, Clara Ponsatí, o de Justicia, Carles Mundó. Sigue vacante la consejería de Empresa que abandonó la esperanza blanca del Pdecat Santi Vila dos minutos antes del choque.

Es el hundimiento, pero Puigdemont y Junqueras resisten junto a un puñado de irreductibles. Un exalto cargo de Sanidad cesado dirigía este lunes una reunión extraordinaria con gerentes de hospitales públicos catalanes.

Los voceros separatistas celebran las astucias de sus líderes. Junqueras comparece en medio del último informativo de TV3, que difunde con entusiasmo las consignas golpistas. Se reclama vicepresidente y comienza su mitin. Asegura que se ha reunido con los desaparecidos Turull, Mundó y Romeva. Está dispuesto al sacrificio. Habla sin parar, más rápido que de costumbre. Defiende que todas las elecciones "son una oportunidad". "Si a mí me meten en la cárcel no convecerán a nadie". Nada de autocritica. Ninguna pregunta sobre la fuga de empresas y el desastre económico. Junqueras está desatado. "Ya sabemos que nos ponen trabas, pero, de verdad, al menos yo, obremos en conciencia. Jamás dejaré de defender lo que pienso que es justo. Que el camino no es tan sencillo como en las democracias occidentales no es fácil, pero no dejaremos de actuar en conciencia".

Golpe a Europa

¿La fuga a Bélgica? ¿Hay intención de pedir asilo político?, pregunta el presentador. "El president se explicará". "Yo soy cristiano y republicano y mis valores se deben defender". El líder de ERC estaba absolutamente acelerado. Casi diez minutos ha durado la arenga.

El separatismo lleva su golpe de Estado al corazón de Europa. Intenta forzar una crisis en el seno de la Unión Europea con la colaboración del gobierno belga y se burla del Gobierno de Rajoy tanto en Bruselas como en Barcelona. Ha contrarrestado la aplicación del artículo 155 con una operación de imagen que puede resultar ridícula pero afecta de pleno a la credibilidad del Estado.

ERC y el PDeCAT anuncian que participarán en las elecciones. Sus líderes insisten en los delitos de sedición, rebelión y malversación. Se encastillan en sus supuestas atribuciones, minan la credibilidad internacional de España, destrozan la previsiones económicas y continúan condenando a miles de persaonas al desempleo mientras utilizan los medios subsidiasdos privados y los públicos ajenos al 155 para mantener el golpe. La evacuación pacífica de la Generalidad "tutelada" por los Mossos ha servido para dar un último repaso a los despachos. Puigdemont, a quienes los Mossos mantenían la escolta, se ha largado. Junqueras, también con escolta, muestra quien manda en Cataluña a través de TV3.

Más noticias sobre el desafí­o separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation