Menú

Rajoy defiende el cupo vasco y critica "la demagogia tan fácil como dañina"

División en el PP sobre el cupo vasco. Rajoy deja clara su postura y arropa a Alonso, que carga contra Rivera. Feijóo y Herrera piden explicaciones.

0
Rajoy defiende el cupo vasco y critica "la demagogia tan fácil como dañina"
Imagen del desayuno informativo de Alonso en Madrid. | Tarek.

Ofensiva contra Ciudadanos a cuenta de su oposición al cupo vasco. Arropado por Mariano Rajoy y la cúpula nacional del PP, Alfonso Alonso fue durísimo en su puesta de largo en Madrid. "Hemos visto una reacción virulenta, agresiva, que no tiene precedentes", se quejó, para alertar sobre un "nacionalismo inverso" auspiciado por el partido naranja. Antes, el presidente reivindicó el modelo vasco frente a "políticas demagógicas tan fáciles como dañinas".

Rajoy mandó un clarísimo mensaje en clave interna. Ante las críticas de los veteranos e influyentes Alberto Núñez Feijóo y Juan Vicente Herrera, avisó de que el PP nacional está con Alonso y con el cupo vasco. Prácticamente todo el partido se dio cita en el desayuno informativo del líder de los populares vascos. Estuvieron Soraya Sáenz de Santamaría –el protagonista se definió en su día como "sorayo"–, Cristina Cifuentes o Fernando Martínez-Maillo junto a varios vicesecretarios generales.

En su presentación de Alonso, Rajoy reivindicó la "política en serio" y recordó que "la Constitución reconoce el concierto y el convenio vasco dentro del modelo de financiación de nuestros territorios". Se revolvió en varias ocasiones contra la "demagogia", en una crítica velada a Albert Rivera, su socio de investidura. "Hay que hacer honor a la firma, a lo que está en la leyes", insistió, a pesar de que un sector de su propio partido habla de "privilegios" del País Vasco.

Del "España nos roba" al "Euskadi nos roba"

El líder del PP vasco sí se refirió expresamente a Rivera. Aseguró que Ciudadanos está en contra del cupo porque tiene un "2% de apoyo" en la región y ha optado por "agitar un sentimiento de agravio" en busca de votos en el resto del país. "Que alguien levante un movimiento de esta manera en contra del País Vasco no ha ocurrido nunca", se quejó. "No me parece muy buena idea (…) Es muy fácil sembrar vientos", alertó, para reclamar políticas "serias y razonables".

En opinión de Alonso, Ciudadanos está "agitando emociones" y se está pasando del "España nos roba" al "País Vasco nos roba", lo que es peligroso. "Es actuar de la misma manera que los nacionalistas", dijo."Yo soy profundamente patriota" pero "amar a España es amar las diferencias", razonó, e intentó hacer pedagogía sobre el cupo. "No es una reivindicación de los nacionalistas, es más antiguo que los nacionalistas. Esto no es una invención del PNV. Es un elemento de unión entre los vascos y con el resto de España", afirmó.

Los periodistas le preguntaron por las fricciones en el seno de su propio partido. Herrera, por ejemplo, reclamó una explicación "detallada" de la revisión del cupo y mostró su malestar. También Feijóo: "El resto de presidentes autonómicos tienen derecho a saber cómo se reparte el dinero de todos", proclamó el más relevante de los líderes regionales del PP. "No hay que azuzar las diferencias", replicó Alonso. "He escuchado declaraciones subidas de tono como que si Extremadura no tiene tren es por culpa del concierto y eso no es verdad", aseveró, de nuevo mirando a Ciudadanos.

Rajoy responde a Puigdemont

Durante su intervención, el presidente del Gobierno defendió tanto el cupo como el concierto vasco porque "está en las leyes y en la Constitución", una afirmación que le sirvió para enlazar con el conflicto político de Cataluña. A este respecto, calificó de "ridículo" que se quiera contraponer ley y democracia y pidió "volver a la normalidad" porque solo así "las dificultades se superan y se puede generar bienestar y progreso". De hecho, volvió a poner encima de la mesa que se podrá crecer al 3% el año que viene si en la comunidad reina tras el 21 de diciembre "la estabilidad, la tranquilidad y la normalidad".

Unos datos que repitió en declaraciones a los periodistas tras finalizar el acto cuando le preguntaron por el hecho de que el expresidente catalán, Carles Puigdemont, haya pedido un referéndum para saber si los catalanes quieren seguir perteneciendo a la Unión Europea. Rajoy lo consideró "absurdo" ya que, a su juicio, la UE es el lugar en el que se goza de más derechos y restó importancia a las declaraciones de Puigdemont asegurando que "poco sentido tienen ya" porque lo importante es que "las elecciones den paso a la normalidad". "Que diga lo que crea oportuno y conveniente porque ahora tiene que hablar la gente y no él", aseveró.

Además, contestó al líder del Partido Socialista, Pedro Sánchez, que este lunes le pedía que aclarase si piensa reformar la Constitución. "Siempre cumplo mis compromisos", respondió el presidente que, sin embargo, quiso dejar claro que lo primero es escuchar los planteamientos que puedan derivarse de la Comisión para la evaluación y modernización del Estado Autonómico que está en marcha en el Congreso. "Todavía no sabemos qué quiere el PSOE", añadieron desde su entorno, no sin advertir de la falta de consenso.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco