Menú

Rajoy no descarta volver a activar el 155 tras el 21-D: "En España la ley se cumple"

Mantiene contactos con Sánchez para reformar el modelo de financiación. Las próximas elecciones generales se celebrarán "en junio de 2020".

0
Mantiene contactos con Sánchez para reformar el modelo de financiación. Las próximas elecciones generales se celebrarán "en junio de 2020".
El presidente, en un desayuno informativo de EP. | Tarek.

"Sea cual sea el resultado del 21-D, existe algo sobre lo que ya no se albergan dudas: en España la ley se cumple y así va a seguir siendo". Por primera vez de forma clarísima, Mariano Rajoy abrió a la puerta aplicar de nuevo el artículo 155 de la Constitución en caso de otro golpe separatista en Cataluña. Y lo hizo en un momento en el que las formaciones independentistas han recuperado "la vía unilateral" para lograr la independencia. "Convendría llamar las cosas por su nombre: significa la liquidación de la ley", denunció el presidente en un desayuno informativo en Madrid.

En plena campaña electoral, Rajoy pidió a los independentistas que "asuman que pueden luchar por sus ideas dentro de la legalidad". Porque, en caso contrario, se estarían saltando "las normas de convivencia" y eso "está muy mal". Le preguntaron en concreto por el 155 en caso de que el nuevo Gobierno catalán opte por romper las normas de juego. "Casi es mejor esperar a que se produzca o no ese acontecimiento. Tampoco hay que pensar demasiado, yo lo que tengo que hacer es tomar decisiones", contestó entre risas del auditorio. Pero avisó a navegantes: "El Estado de derecho ha demostrado que tiene mecanismos democráticos y eficaces para defenderse de quienes pretenden liquidarlo".

En concreto, el jefe del Ejecutivo sacó pecho de que "en cuestión de horas" la legalidad fue restaurada en Cataluña con la activación del artículo 155. "Hemos descubierto la calidad de nuestras leyes y la solidez de nuestras instituciones", insistió. Si bien, quiso dejar también patente que a lo que aspira es a una etapa de sosiego. "Si la situación se normaliza definitivamente" y se marca una agenda "distinta a la ruptura, el enfrentamiento y la ilegalidad", prometió, la economía podría volver a crecer por encima del 3%.

Y, con las encuestas pronosticando un escenario prácticamente imposible de alianzas, Rajoy advirtió de que "sin los votos del PP -a pesar de su augurado batacazo en las urnas- es imposible construir una alternativa constitucionalista". "Seremos el partido más constructivo de todos para que sea así", apostilló, aunque no aclaró si prefiere de presidente a Miquel Iceta o a Inés Arrimadas. "Al señor Albiol", replicó el líder del PP. Su entorno, eso sí, lleva días sugiriendo que tiene más posibilidades el candidato socialista.

Defensa cerrada del cupo vasco

Arropado por la cúpula de su partido y prácticamente todo el Gobierno, el jefe del Ejecutivo únicamente se removió de su asiento cuando le preguntaron por el cupo vasco. "Se ha calculado con transparencia", afirmó. Quiso extenderse. "Sin saber por qué, empezamos a poner en tela de juicio todo", se quejó, para a renglón seguido recordar que dicho modelo "está en la Constitución" y existía "incluso 20 años antes" del nacimiento del PNV. "¿No tenemos suficientes líos? ¿A qué viene todo esto?", se revolvió ante quienes ponen en duda el sistema del País Vasco. No solo Ciudadanos está en contra. También destacados barones del PP como Alberto Núñez Feijóo o Cristina Cifuentes han exigido públicamente más claridad en las cuentas.

"Yo estoy a favor del concierto y del cupo. Ya sé que otros dirán que no están y, a lo mejor, sacarán más votos en otros sitios, pero alguien tiene que actuar con un mínimo de sensatez y de responsabilidad", afirmó Rajoy, disparando exclusivamente contra Albert Rivera.

Dicho esto, el jefe del Ejecutivo defendió una actualización del sistema de financiación autonómica, aunque no se puso una fecha límite para las negociaciones. Desveló en este sentido que ya está manteniendo contactos con el PSOE. "Y van bien", se limitó a añadir, no sin felicitarse de que el actual "nivel de interlocución" con Pedro Sánchez es "democrático y razonable". "Espero que todo el mundo trabaje con espíritu constructivo", afirmó, después de las duras críticas de Susana Díaz, que se quejó de que el Gobierno no haya presentado ya su propuesta.

Más "optimista" se pronunció en relación a los Presupuestos Generales del Estado. "Vamos a iniciar las negociaciones a partir de enero", aseveró, si bien –confirmó– ya se están produciendo contactos con Ciudadanos y el PNV. "Soy optimista y dedicaré todos los esfuerzos a conseguir ese objetivo", subrayó, aunque fuentes de la Moncloa aclararon que "tampoco pasaría nada" si las cuentas públicas no salieran adelante.

Las generales, anunció, se celebrarán el junio de 2020 salvo que "se produzcan situaciones de excepcionalidad". Y, una vez más, dejó la puerta abierta a repetir como candidato: "Eso ya lo veremos en el futuro. Me encuentro en forma y ya veremos qué es lo que dice mi partido y la gente". En la sala, escuchándole, algunos de los señalados internamente como posibles sucesores como Soraya Sáenz de Santamaría, María Dolores de Cospedal o la citada Cifuentes.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot