Menú

¿Se ha abierto de verdad el debate sucesorio en Podemos?

Para mí, Pablo Iglesias es el mejor candidato posible, pero en Podemos siempre está abierto el debate”, afirmaba este viernes Irene Montero.

0
Montero e Iglesias | EFE

"Para mí, Pablo Iglesias es el mejor candidato posible, pero en Podemos siempre está abierto", así respondía este viernes la portavoz de Podemos Irene Montero en una entrevista en Telecinco a la pregunta de si estaba abierto el "debate sucesorio" en su partido.

La portavoz de la formación morada en el Congreso aseguraba que se trata de un debate "abierto" en Podemos y que sus bases tienen "siempre" la última palabra, pero desde el partido explican que no es algo que esté sobre la mesa en estos momentos ya que no lo consideran "urgente". El propio Pablo Iglesias ya ha anunciado que "se dejará la salud" para "ganar" las elecciones en 2020 y, en la última reunión de la dirección del partido -el Consejo Consejo Ciudadano del pasado 13 de enero-, se presentó como único líder útil.

Una reivindicación que llegaba incluso antes de que su figura fuera severamente cuestionada por el último CIS. En el Barómetro de enero, Iglesias era líder peor valorado de los cuatro principales partidos. Obtenía tan solo una media de 2,67 puntos sobre 10. En este mismo CIS, los votantes de Podemos tampoco le daban una buena nota a su líder: un 5,49.

Respaldado por los suyos

En las últimas semanas, la imagen del líder de Podemos se ha visto dañada especialmente por su gestión de la crisis separatista en Cataluña. Pero, a pesar de que desde fuera llegan malas noticias, a nivel interno, Pablo Iglesias está respaldado por sus fieles. Y estos adeptos son mayoría en la dirección del partido.

Tras Vistalegre II, Iglesias se encargo de colocar en la dirección a sus acólitos y mermó a los críticos. Por ejemplo, de los quince miembros de la Ejecutiva de la formación, tan solo tres son errejonistas y uno anticapitalista. En el Consejo Ciudadano del partido -la dirección al completo formada por unas 80 personas- más de un 60% de sus miembros son pablistas, y los críticos, en minoría, prefieren mantenerse callados.

Este silencio se demostró en la reunión del 13 de enero. En ese encuentro que duró más de siete horas, ni Iñigo Errejón ni Miguel Urbán -líder de los anticapitalistas- pidieron el turno de palabra.

Así las cosas, si no es el propio Pablo Iglesias el que decide abandonar, su dirección no va a ser la que se lo pida, ni sus bases podrán votarlo, a pesar de su pérdida de popularidad. Una dirección desde la que ahora aseguran que "está animado para seguir", a pesar de que, en alguna ocasión, Iglesias ha reconocido que añora su puesto de profesor universitario y, sobre todo, su libertad para participar y presentar programas de debate en los que se pueda expresar sin miedo a generar una nueva polémica.

¿Sucesor?

En todo caso, desde Podemos afirman que esta decisión de dejar o no su cargo no la tomará antes de las generales de 2020. Lo que no parece generar dudas en Podemos es quién sería la sucesora de Iglesias. Irene Montero es la mujer con más poder en el partido en estos momentos tras la derrota de Errejón en Vistalegre II.

Su ascenso meteórico en el partido y su papel como portavoz le dan, en estos momentos, todas las papeletas para ser la siguiente líder de Podemos. Aunque los más desconfiados piden no perder de vista a Íñigo Errejón.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco