Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

Rajoy niega contrapartidas: las condenas se seguirán cumpliendo y no habrá "impunidad"

Rinde homenaje a todas las víctimas "sin distingos ni categorías". Agradece la labor de todos los presidentes, incluido Zapatero, para acabar con ETA.

0

Declaración institucional de Mariano Rajoy sobre la disolución de ETA. Las víctimas fueron las grandes protagonistas de su intervención. En la sala Tapices de la Moncloa, la reservada para las grandes ocasiones, aseguró que "no habrá impunidad" y ensalzó el trabajo de sus antecesores en el cargo para acabar con la banda terrorista, incluido José Luis Rodríguez Zapatero, contra cuya política se manifestó en las calles.

"Los protagonistas no pueden ser los asesinos, son las víctimas", destacó el jefe del Gobierno. Empezó y concluyó su alocución recordándolas. "No son una estadística más, son personas únicas e irrepetibles", dijo. "Fueron asesinados injustamente, cruelmente, y hoy les debemos recuerdo y homenaje", enfatizó. Sin "distingos ni categorías". "No hay lugar para las justificaciones y las excusas", en palabras de Rajoy.

Según el diagnóstico del presidente, ETA empezó a ser derrotada "cuando la democracia fue capaz de mirar a los ojos a las víctimas" y asumió su relato. "Fue su testimonio el que desnudó la propaganda de los terroristas", dijo. Y se comprometió a velar porque no se desvirtúe la historia. "Hoy ETA ha reconocido por fin que toda su historia ha sido un fracaso, que no hay logrado ninguno de sus objetivos políticos. No consiguieron ningún rédito por matar y tampoco lo conseguirán por dejar de hacerlo", se comprometió.

Ante las víctimas, pero también ante el conjunto de los españoles, Rajoy empeñó su palabra. "No habrá impunidad", afirmó. Esto es, los crímenes de ETA "se seguirán investigando y juzgando" y las condenas "cumpliendo". Existe el temor de parte de las víctimas y de un sector del PP a que se empiecen a acercar presos de la banda terrorista a cárceles del País Vasco. El presidente no se refirió expresamente a ello, pero reiteró que no habrá contrapartidas.

Tras su declaración, Íñigo Méndez de Vigo compareció en rueda de prensa, como es habitual. "Está claro que el Gobierno no va a cambiar su política penitenciaria", afirmó. Pero, repreguntado en concreto por la dispersión de los presos etarras, contestó: "No hay en estos momentos ningún tipo de modificación". "No hay ninguna novedad", insistieron después fuentes del Ejecutivo. A juicio del portavoz, "el tema de hoy" era felicitarse por "el fin de la pesadilla" y ensalzar el trabajo de fuerzas de seguridad, jueces, fiscales y periodistas. Rajoy también mentó a la Corona.

Con el objetivo de mantener la unidad de las fuerzas políticas contra ETA, Juan Ignacio Zoido convocará en los próximos días una reunión extraordinaria del pacto antiterrorista para analizar el nuevo escenario. "No es un día para pasar página ni para bajar los brazos. Siempre velaremos para que nada de eso vuelva a suceder ni para que nadie vaya a reescribir la historia", sentenció el presidente.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios